Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Cine-TV

Isla de perros

44-45

Bajo la dirección de Wes Anderson, el cine de animación nos muestra una historia donde los personajes caninos definen su marcada personalidad mediante las grandes actuaciones vocales de Scarlett Johansson, Edward Norton, Jeff Goldblum, Bryan Cranston y un largo etcétera

POR Alejandro Alemán Fecha: Hace 5 months
Facebook Twitter Whatsapp

Wes Anderson (Texas, 1969) es uno de esos pocos directores cuya obra es reconocible con tan sólo ver un fotograma de alguna de sus películas. A ese reducido grupo pertenecen autores como Stanley Kubrick, Gabriel Figueroa, Alfred Hitchcock y Wong Kar-Wai. Todos ellos son unos obsesos de la imagen cuidadosamente detallada, el encuadre estricto, la paleta de colores distintiva y el control total de sus filmes.

Anderson tiene una característica adicional que lo aparta de este grupo: la habilidad que posee para crear universos en miniatura que se convierten en el escenario ideal de sus tramas. Si un cineasta es por definición un creador de mundos, los de Anderson se limitan al pequeño espacio que habita en el cuadro de la pantalla.

Rushmore, Royal Tenenbaums, Life Aquatic, Fantastic Mr. Fox, todas esas cintas no son sino maquetas habitadas por miniaturas cuya simplicidad destaca los problemas que viven, así como la personalidad magnética con la que los enfrentan.

Pero existe una rama del cine donde su característica rigidez visual así como su obsesivo control se encuentran más cómodos y libres, y esa es el cine de animación cuadro por cuadro. Es aquí donde Anderson cumple lo que posiblemente sea su sueño como creador: un espacio en el que absolutamente todo está bajo su control.

Es el caso de su segunda incursión al cine animado: Isla de perros. Ambientada en Japón, en la ciudad imaginaria de Megasaki. El alcalde Kobayashi (voz de Konichi Nomura) ha decretado que todos los perros del lugar serán enviados a una isla basurero debido a una extraña gripe incurable que los afecta. Desobedeciendo el decreto, un niño llamado Atari (voz de Koyu Rankin) roba una avioneta y aterriza en la isla con un sólo propósito: recuperar a su perro.

La animación no podía ser más cuidada, los escenarios están hechos con absoluto detalle y la manufactura es tal que hasta se puede ver el fino pelaje de los perros moverse con el viento. Las voces de los perritos definen su marcada personalidad mediante grandes actuaciones vocales: Scarlett Johansson, Edward Norton, Jeff Goldblum y un largo etcétera. Pero quién se roba la película es Bryan Cranston en el personaje de Chief, un perro callejero que no confía en autoridad alguna.

Con temas que van desde el abandono, la amistad, la lealtad, así como mensajes ambientalistas e incluso políticos, la trama es demasiado binaria para su propio bien: un relato de buenos y malos, perros y gatos, ciudadanos contra políticos. La clásica simetría de Anderson pareciera escaparse del plano de la imagen e invadir el guion mediante una enternecedora fábula con demasiada tersura para el nivel de sus intenciones. A diferencia de su pasada incursión en el cine animado (Fantastic Mr. Fox, 2009), aquí no hay medias tintas, ni tampoco sacrificio. Nada que perturbe a un público que, supongo, Anderson busca que sea primordialmente infantil.

Pero más allá de la falta de riesgo y el ánimo por no transgredir, Isla de perros es un buen resumen de la vasta experiencia estética que representa el cine de Anderson. Es por ello que, y con pretexto del estreno de esta, su más reciente cinta, la Cineteca Nacional exhibe un ciclo con todas sus películas de Wes Anderson del 18 al 31 de mayo.

La experiencia estética del cine de este director, desde Rushmore, pasando por Life Aquatic, Fantastic Mr. Fox y por supuesto, Hotel Budapest (¿la mejor de su filmografía?) se podrá revisitar en esta retrospectiva que celebra a uno de los autores modernos más vitales de la cinematografía actual. El cineasta de las maquetas, el control absoluto, la simetría y el color pastel.    

 

Isle of Dogs

Dirección: Wes Anderson.

Guion: Wes Anderson, Roman Coppola, Jason Schwartzman y Kunichi Nomura.

Producción: Wes Anderson. EU, 2018.

Fotografía: Tristan Oliver.

Edición: Edward Bursch, Ralph Foster, Andrew Weisblum.

Con: Bryan Cranston, Scarlett Johansson, Bill Murray, entre otros.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

El irresistible mundo de la comida ...

La comida de la calle no discrimina. Profesionistas, gente de distintos oficios ... Hace 2 days
Nación

El sabor de la sustentabilidad

Mi misión era comprar unas truchas, pero luego de hablar con los vendedores que ... Hace 2 days
OTRAS NOTAS
1

El gen mexicano de las garnachas

Hace 2 days
2

¿Lo barato cuesta caro?

Hace 2 days
3

Plataforma 
sin desperdicio

Hace 2 days
4

Disyuntiva alimentaria

Hace 2 days
5

Sobrepeso y obesidad 
en mexicanos

Hace 2 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad