Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Cine-TV

Jim & Andy

46-47

La película Man on the Moon
–un biopic del comediante Andy
Kaufman– le valió un Globo de Oro a
Jim Carrey, y 18 años después escuchamos de la propia voz del protagonista de La Máscara y The Truman Show las angustias y dificultades que vivió como consecuencia de la fama que le llegó cual aparatoso accidente

POR Alejandro Alemán Fecha: Hace 1 week
Facebook Twitter Whatsapp

En el año 1994, el actor y comediante Jim Carrey se convirtió en una superestrella de Hollywood. Tres cintas estrenadas ese mismo año –Ace Ventura, The Mask y Dumb and Dumber– hicieron de este desconocido, emanado de la escena del stand up, uno de los comediantes más famosos de todo el orbe.

El éxito repentino dio paso al encasillamiento. Una serie de cintas posteriores, sosas y elaboradas a modo para el lucimiento de Carrey, confirmaron los dichos de la crítica, la cual equiparaba al actor con un bufón de moda sin mayor rango.

Frustrado, Carrey intenta salir de la zona de confort. Es entonces que llega The Truman Show (Weir,1988), el primer papel de su carrera donde el actor se obligaba a explorar una veta dramática que nunca antes se le había visto. La cinta fue nominada a tres premios Oscar, aunque ninguna de estas fue por el trabajo, absolutamente memorable, de Carrey.

El actor no se dió por vencido y luchó a make-essay fin de conseguir un nuevo papel que le exigiera aún más. Ese papel fue en Man on the Moon, la biopic dirigida por Milos Forman donde Carrey interpreta a otro comediante legendario y uno de sus héroes personales: Andy Kaufman. Mediante una actuación que rayaba en lo obsesivo y con un registro absolutamente exacto de los movimientos, gestos y actitudes del verdadero Kaufmann, Carrey ganó su primer y único Globo de Oro.

En Jim & Andy, el más reciente documental del cineasta norteamericano Chris Smith (disponible en exclusiva en el servicio de Netflix), Carrey revela de viva voz los detalles de la filmación de aquella cinta al tiempo que confiesa sus angustias y dificultades en una carrera donde la fama le vino encima cual aparatoso accidente.

Confirmando los rumores sobre cómo consiguió aquella legendaria actuación, Carrey pasó toda la filmación en personaje, sin permitir que lo llamaran por su nombre sino como Andy; además  –en la mejor tradición de Kaufman–, provocaba peleas, ignoraba el guion o llegaba al set como Tony Clifton, el alter ego de Kauffman. Todo lo anterior con la única finalidad de desquiciar a sus compañeros.

Para quien no lo conozca, Andy Kaufman fue uno de los comediantes más extravagantes y polémicos de Estados Unidos. Preocupado no tanto por hacer reír sino por perturbar a su audiencia, Kaufman propiamente no contaba chistes, sino que provocaba situaciones que parecían haberse salido de control para luego revelar que todo se trataba de un montaje. Desde peleas por televisión en vivo (cuando fingió que había olvidado los diálogos de un sketch), hasta organizar combates de lucha libre donde peleaba contra mujeres, Kaufman era un cómico dadaista que jugaba con las percepciones de realidad y humor, así cuestionaba el sentido mismo del show business.

Con lujo de material inédito en una historia por demás impresionante, Jim & Andy no es sólo el detrás de cámaras de una filmación donde Carrey se posesionó del espíritu chocarrero de Andy Kaufman (resulta hermoso ver cómo Milos Forman perdía la paciencia o atestiguar cómo se embroma al mismísimo Hugh Hefner), aunque también se convierte en una exposición de motivos de un Carrey que, de capa caída y no sin algo de ego desmedido, se compara en más de una ocasión con el mítico Kaufman.

Cabe señalar que su tercer intento por escapar de sí mismo fue Eternal Sunshine of a Spotless Mind (Gondry, 2004), brillante cinta de culto que todavía define a una generación obsesionada por el fracaso de sus relaciones amorosas. ¿Qué otro cómico en activo puede presumir de un estatus similar? La conclusión inevitable luego de ver este documental es que Jim Carrey merece mucho más reconocimiento del que le hemos otorgado.

Dirección: Chris Smith.

Producción: Spike Jonze, Brendan Fitzgerald, Chris Smith. EU, 2017.

Fotografía: Brantley Gutierrez.

Edición: Barry Holtermann.

Con: Jim Carrey, entre otros.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Mundo

Puntos para entender la cumbre glob ...

Hace 5 hours
Nación

Consumo 3.0 Electrónico e informado ...

Latinoamérica es una de las regiones de mayor crecimiento del e-commerce en el m ... Hace 2 days
OTRAS NOTAS
1

Que la belleza no dañe al planeta

Hace 2 days
2

Despensa sin basura

Hace 2 days
3

EDITORIAL

Hace 2 days
4

Vivir con un Fairphone

Hace 2 days
5

Adicción a las compras

Hace 2 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital