Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Cultura

Ilusionista profesional

El cine, la literatura y la televisión han provocado que cada vez más gente quiera aprender trucos de magia y actos de ilusionismo como los profesionales. En la Ciudad de México hay una escuela donde se gradúan diez magos por año

POR Revista Cambio Fecha: Hace 2 weeks
Facebook Twitter Whatsapp

POR DAVID GUTIÉRREZ

“Expecto patronum”, “Wingardium leviosa” y “Avada kedavra” son algunos de los poderosos hechizos que se pueden aprender en Hogwarts, el Colegio de Magia y Hechicería del universo literario y cinematográfico de la saga de Harry Potter; sin embargo, para los “muggles” (personas no mágicas) capitalinos existe una opción más inmediata para conocer algunos trucos: la Escuela de Magia e Ilusionismo Izz, única en la Ciudad de México, que desde hace siete años ha trasmitido a más de 300 alumnos el arte de cautivar a las audiencias.

Dirigida por el destacado mago Alí, la escuela –ubicada en la colonia Mexicaltzingo, en la alcaldía Iztapalapa– conjunta conocimientos técnicos, prácticos y teóricos para el desarrollo, capacitación e instrucción de magos-ilusionistas profesionales.

“La escuela surgió hace 7 años, bajo la necesidad de encontrar un lugar donde los jóvenes pudieran intercambiar ideas del ilusionismo. Al principio se pensó como un taller en el que los chicos se acercaban con el objetivo de compartir sus inquietudes sobre la magia”, abunda el director, Alí Yafté, quien cuenta con más de dos décadas de trayectoria en el arte de aparecer y desaparecer conejos dentro de la chistera.

El mago reconoce que anualmente se inscriben a su escuela unas 70 personas que buscan conocer los legendarios secretos del ilusionismo, aunque su número de egresados todavía no es lo que ellos desearían, pues apenas superan los 10 alumnos por año, una situación que tampoco les parece tan preocupante pues es un reflejo de lo que sucede en cualquier otra institución educativa en nuestro país.

“Sabemos que se trata de algo novedoso y que todavía la demanda de este tipo de instituciones es bastante limitada, porque es muy poca la gente que cree que pueda existir un lugar así para aprender actos de magia, ilusionismo y escapismo para poder dedicarse a esto de manera profesional”, reconoce el mago Alí, quien agrega que con la información que actualmente existe en las redes sociales, así como por las propias recomendaciones de boca a boca de maestros, alumnos y personas interesadas, la tendencia podría incrementarse sustancialmente en los próximos años.

La Escuela de Magia e Ilusionismo Izz cuenta con un plan de estudios extenso, y un temario basado en materias que abarcan todo un año de carrera, “dependiendo también del avance de los alumnos”.

Las materias que ahí se imparten van desde la Cartomagia (ilusionismo con cartas de póker), Numismagia (ilusionismo con monedas), Mentalismo, Hipnosis, Autohipnosis, Teoría de distracción, Historia de la magia y Magia de salón: aros chinos, el pulgar falso, creación y manipulación de “jimix” (“son los objetos trucados que regularmente venden en las tiendas de magia, y que un ilusionista debe conocer desde su funcionamiento hasta su fabricación”).

En torno a los precios para estudiar ahí, el director revela que la mensualidad en la escuela es de 800 pesos, y dan prioridad a profesionistas y mayores de 11 años, debido a la madurez con la que debe tomarse este programa, pensado para formar magos-ilusionistas profesionales con la capacidad de ofrecer un show a las pequeñas y medianas audiencias.

“Muchos de nuestros alumnos son gente preparada y madura. El estudiante más pequeño que hemos tenido, hasta ahora, ha sido un niño de 9 años, una excepción, porque ha tenido un desarrollo de habilidades increíble; por otra parte, la persona más longeva con nosotros ha sido un señor de 89 años, es un médico retirado al que le encantaba hacer trucos de magia y que, seguramente, ahora tiene cautivados a sus nietos”.

Respecto al cuerpo de profesores con el que cuenta la escuela de magia, en un inicio comenzaron sólo con tres maestros, cada uno con una especialidad; sin embargo, conforme ha pasado el tiempo la plantilla se ha incrementado, y hasta algunos de sus mejores alumnos egresados se han sumado como profesores por sus extraordinarias habilidades.

“Además de contar con profesores expertos en cada una de las materias que impartimos, también realizamos talleres y diplomados de profundización en temas de ilusionismo que los alumnos deseen estudiar más a detalle, porque el apoyo a nuestros alumnos en esta bella profesión es lo principal; ese es nuestro objetivo como escuela de magia”, afirma Alí.

Aunque por el momento no cuentan con una certificación oficial que avale los estudios de los alumnos, ya trabajan para obtener un registro por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), con el fin de poder expedir un documento legal con valor curricular.

De acuerdo con el mago, la institución tiene más demanda durante las épocas de estreno de películas cuyas historias están relacionadas con la magia y el ilusionismo, como fue el caso de las exitosas cintas Los ilusionistas (Now you see me, de 2013) y Los ilusionistas 2 (Now you see me 2, de 2016), protagonizadas por las estrellas de Hollywood Morgan Freeman, Mark Ruffalo, Jesse Eisenberg, Woody Harrelson y Daniel Radcliffe.

“Tuvimos un gran despegue con las inscripciones después de que se estrenaron esas películas. Mientras que, contrario a lo que pudiera pensarse, con las películas de Harry Potter realmente no fue tanto el entusiasmo, porque me parece que la gente lo que busca al acercarse a nosotros es aprender a hacer actos de ilusionismo, y no simplemente trucos de magia o hechicería como la aparición de bestias voladoras y esas cosas que sólo se ven en el cine”.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Mundo

Un sueño de verano

Durante la universidad, era común ver a mis amigos pasar sus vacaciones en Estad ... Hace 4 hours
Nación

Dulce tradición

En Tlaquepaque, una familia que se dedica únicamente a vender dulces típicos del ... Hace 4 hours
OTRAS NOTAS
1

Nuevas sociedades

Hace 4 hours
2

Sopa de migrantes

Hace 4 hours
3

¿Cambio de rumbo?

Hace 4 hours
4

Leyendas 
del gabacho

Hace 4 hours
5

Ser o no ser… del pueblo

Hace 4 hours
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad