Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Cultura

La escuela de la no violencia de Joan Baez

Especial.

Durante cuatro días a la semana discutían lecturas entre las que estaban las posturas de Gandhi sobre la no violencia, estudiaban Desobediencia civil, de Thoreau; a Huxley y a Marshall McLuhan

POR Estefania Camacho Fecha: Hace 2 weeks
Facebook Twitter Whatsapp

“Mientras esté en este cuerpo y con esta sangre, no podré ser perfectamente no violento”: Ira Sandperl, educador y activista antiguerras.

Joan Baez cantando, Joan Baez marchando. Pocos saben que la cantante norteamericana de música folk se aventuró a abrir un instituto para los estudios de la no violencia en 1965. Entonces el contexto no era tan diferente al de ahora: en lugar de guerras entre naciones, las naciones parecían tener guerras civiles. Y aunque Estados Unidos atacaba a Vietnam, las hostilidades en su país tenían una bomba de tiempo con la lucha por los derechos civiles liderada por Martin Luther King y Malcolm X. A esto le sumamos que la contracultura se aproximaba a pasos escalonados.

Antes de que los hippies se convirtieran en un sinónimo de drogadictos y buscaproblemas, el concepto de amor y paz no estaba todavía en venta para campañas de marketing, y aquí es cuando nuestra cantante llegó con su escuela.

Los seminarios del instituto en realidad consistían en lo que se nos viene a la mente cuando pensamos en una escuela para la no violencia: hippies que bailaban tomados de las manos. Sin embargo, algunos oponentes pensaban que los asistentes a la escuela eran drogadictos conflictivos.

Para tomar una sesión había que pagar 120 dólares porque, al parecer, la paz no es gratuita.

Joan Baez estaba inmiscuida en el activismo desde antes de que se le relacionara sentimentalmente con el cantante de folk Bob Dylan, otro responsable de varios estandartes musicales de la época.

Ella apoyaba a Luther King en las protestas (junto con otros cantantes de la época) e incluso entonó la canción “We shall overcome” junto con los asistentes a la marcha de 1965 que tuvo lugar en Selma, Alabama.

“Oh, en lo profundo de mi corazón sí creo que vamos a vencer”, es la letra de la canción que ella interpretó en la histórica protesta de cinco días para exigir el voto de la población afrodescendiente en el sur de ese país.

¿En qué consistía la escuela?

Para empezar su instituto, ella se alió con Ira Sandperl, un mentor político y espiritual a quien conoció desde la preparatoria. Ira era ya un experto en Mahatma Gandhi, y estaba influenciado por Thoreau, Emerson y el movimiento trascendentalista de 1860.

Además, la escuela era todo un problema para el condado en el que decidieron situarse por primera vez: el Consejo de Monterey discutía, previo a la Navidad, si el lote que había ocupado Joan tenía permiso o no. Así lo retrató la periodista y escritora Joan Didion en su ensayo Where the kissing never stops.

Durante cuatro días a la semana, ella y sus entonces 15 estudiantes tomaban el almuerzo y posteriormente hacían ballet con canciones de los Beatles. Luego discutían lecturas entre las que estaban las posturas de Gandhi sobre la no violencia, estudiaban Desobediencia civil, de Thoreau; a Huxley y a Marshall McLuhan.

En el quinto día hacían un voto de silencio que, según dijo un alumno a Didion, era un momento “invaluable” para reflexionar.

Actualmente el concepto y la escuela han cambiado. Para empezar, ya no tiene el mismo nombre, pues ahora es el Centro de Recursos para la No violencia. Sus principios ya están más sedimentados y los basaron en las tres estructuras centrales de la violencia que planteó el doctor Martin Luther King.

Finalmente, nombra a aquellas acciones organizadas modernas que cumplen los requisitos de la no violencia para la construcción de una mejor sociedad, como el movimiento Black Lives Matter, las ciudades santuario, la marcha de las mujeres, Occupy Wall Street, la primavera árabe y más.

Entre sus programas todavía existe la oposición a la militarización, considerando que Joan Baez se resistió a pagar sus impuestos durante la guerra de Vietnam para que no terminaran en los fondos de ejércitos, según ella.

“Misión del Centro de Recursos para la No Violencia:

Promover la práctica consciente de la no violencia como un medio dinámico para efectuar cambios personales y sociales, y crear un mundo más justo, pacífico y sostenible”.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

Ni justicia reparación

Las víctimas de violaciones a derechos humanos en México, en su mayoría, siguen ... Hace 18 mins
Cultura

Playlist: 9 canciones para buscar l ...

Queen, Pulp, Ana Tijoux y más en este recuento musical que sirve para bailar, ca ... Hace 33 mins
OTRAS NOTAS
1

Arte, publicidad y comunicación

Hace 33 mins
2

Tentaciones malditas

Hace 34 mins
3

Iniciativas comunitarias

Hace 34 mins
4

Directores de esperanza

Hace 34 mins
5

Pintorieta: haz patria

Hace 34 mins
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad