Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Mundo

Mujeres enfrentan "pisos pegajosos"

Especial

POR Estefania Camacho Fecha: Hace 3 weeks
Facebook Twitter Whatsapp

Durante estos últimos años, las empresas y la sociedad se familiarizó con el término “techo de cristal” un término que se refiere a cuando hay uno o varios obstáculos invisibles en la carrera laboral de las mujeres, difícil de traspasar y que les impide llegar a cargos de mayor responsabilidad y liderazgo de acuerdo con el Centro de Estudios de Género de la Universidad de El Salvador.

Sin embargo, ahora encontramos que existe otro término para definir un extremo en el que están las mujeres en el escenario de pisos pegajosos, es decir,  aquellas que enfrentan los mayores obstáculos de cara al empoderamiento económico.

“Se trata de mujeres que poseen a lo sumo educación primaria e ingresos familiares bajos. Su participación laboral es escasa y presenta una enorme brecha con la de los hombres”, según la definición de la Organización de Naciones Unidas (ONU) Mujeres.

Características: 

  • Cuando las mujeres de este grupo están insertas en el mercado laboral, a menudo se encuentran atrapadas en ocupaciones precarias, como el servicio doméstico remunerado, y suelen carecer de cualquier tipo de seguridad laboral.
  • Los bajos niveles de instrucción y la falta de disponibilidad de trabajo formal y protección social restringen el empoderamiento económico de las mujeres de este grupo: más del 40% de ellas carece de acceso a ingresos propios.
  • Las mujeres luchan con una pesada carga de trabajo doméstico y de cuidados no remunerado, agudizada por tasas persistentemente altas de maternidad temprana y, con frecuencia, sin presencia de la pareja y en ocasiones sin siquiera el apoyo de sus respectivas familias.
  • Su vulnerabilidad durante los ciclos recesivos es alta.
  • Están expuestas a la pobreza y la exclusión social, pero además limita sus opciones con respecto a las dinámicas de poder entre mujeres y hombres en el hogar

Por otro lado, también existe el escenario de escaleras rotas. En él se encuentran las mujeres con educación secundaria y de hogares de ingresos intermedios.

  • Las mujeres de este grupo pueden estar insertas en el mercado laboral, pero carecen de redes de protección que les permitan dar saltos de empoderamiento o les ayuden a prevenir deslizamientos hacia pisos pegajosos.
  • Estas mujeres comparten algunos de los logros de las mujeres en el escenario de techos de cristal y a la vez enfrentan algunos de los obstáculos asociados a los pisos pegajosos.
  • Al igual que las primeras, han mejorado su participación en el mercado laboral incluso cuando tienen hijas e hijos pequeños.
  • Registran una participación laboral avanzada y una brecha intermedia con los hombres del mismo grupo.
  • Presentan tasas relativamente altas de monoparentalidad y una carga de trabajo no remunerado que es solo levemente menor a la de las mujeres en el escenario de pisos pegajosos.
  • Cerca de un tercio carece de ingresos propios.

Ante esto, el informe “El progreso de las mujeres en América Latina y el Caribe 2017” de la ONU Mujeres propone seis estrategias clave para evitar retrocesos y avanzar en el empoderamiento económico de las mujeres en la región:

  1. Reconocer, reducir y redistribuir el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado
  2. Avanzar en la construcción de sistemas de protección social universal con enfoque de género
  3.  Crear más y mejores empleos y transformar el trabajo en favor de los derechos de las mujeres
  4. Fomentar relaciones de familia igualitarias que reconozcan la diversidad de los hogares en la región y los derechos y deberes de las partes
  5. Crear las condiciones para el goce efectivo de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres
  6. Contener los efectos adversos de la desaceleración económica en la igualdad de género.
Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Mundo

Puntos para entender la cumbre glob ...

Hace 5 hours
Nación

Consumo 3.0 Electrónico e informado ...

Latinoamérica es una de las regiones de mayor crecimiento del e-commerce en el m ... Hace 2 days
OTRAS NOTAS
1

Que la belleza no dañe al planeta

Hace 2 days
2

Despensa sin basura

Hace 2 days
3

EDITORIAL

Hace 2 days
4

Vivir con un Fairphone

Hace 2 days
5

Adicción a las compras

Hace 2 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital