Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

5 libros para encontrar el #WomenPower

24-25

La violencia contra las mujeres es una construcción 
social, algo que como sociedad hemos aprendido y normalizado, por tanto, la mejor manera de erradicarla es deconstruirla. Para ello, el primer paso es buscar herramientas, información y conocimiento con el propósito de entender y compartir, así que aquí va nuestra selección básica de primeras lecturas a fin de empezar a erradicar la violencia, de todo tipo, de la vida cotidiana de las mujeres

POR Revista Cambio Fecha: Hace 3 weeks
Facebook Twitter Whatsapp

POR ALEJANDRA DEL CASTILLO Y ELIZABETH PALACIOS

  1. 1. Para entender el feminismo

Decir que somos feministas es un acto de honestidad. La primera vez que llamaron feminista a Chimamanda fue a los 14 años y no era un cumplido, porque una mujer africana no puede ser feminista y porque eso le implicaba también ser una mujer infeliz.

Al parecer, ella no podía ser feminista. Sin embargo, ha definido el feminismo desde lo auténtico de su experiencia y con la ruptura de los propios estereotipos: es una feminista africana, feliz, que no odia a los hombres y a quien le gusta llevar pintalabios y tacones altos para sí misma y no para los hombres.

Chimamanda defiende la rabia como una señal de esperanza, porque aunque la rabia es un vestido que a la mirada hace ver muy mal a las mujeres, no negamos un problema, lo señalamos y trabajamos en el tema de género al socializar las experiencias y sumarnos a los esfuerzos colectivos.

El feminismo resulta una invitación no sólo para las mujeres, porque en la transformación de una cultura todos somos partícipes y porque si tenemos un problema con la situación de género, tenemos que mejorarlo entre todos: hombres y mujeres.

Todos deberíamos ser feministas

Chimamanda Ngozi Adiche,

Literatura Random House. 2015

  1. Para educar en feminismo

Educar en el feminismo no es una tarea sencilla, pero hay que intentarlo, es así como Chimamanda le escribe una carta a su amiga de la infancia cuando esta le pregunta cómo criar a su hija con el propósito de que sea feminista.

La urgencia moral de educar de otra manera a los hijos llama al diálogo, a sostener conversaciones sinceras sobre la construcción de un entorno más justo para hombres y mujeres.

El primer consejo, quizá el más difícil en un mundo de grandes diferencias, es educar con la premisa: yo importo, importo igual, importo equitativamente.

El recorrido por los consejos no excluye educar con el ejemplo y eso significa vivir como una mujer plena. Luego, vendrán sugerencias: educar sin estereotipos, fomentar la independencia, no mitigar o esconder el poder de una mujer y cultivarla para que pueda entender el mundo de muchas formas.

La lista de sugerencias de Chimamanda es sólo una propuesta inicial a fin de que hombres y mujeres, educando en el feminismo, la continúen pensando en el mundo futuro que desean.

Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo

Chimamanda Ngozi Adiche

Literatura Random House. 2017

  1. Para ser mujer (desde el desenfado)

Caitlin Moran toma su turno y escribe sobre el feminismo por la simple razón de defenderlo desde el desenfado. Ella está lista para contribuir, dar su opinión y contar su experiencia sobre ser mujer en espera de que la ola del feminismo en la que participa comience a subir la marea.

Leer a Caitlin es estar dispuesta a tomarla como amiga para escuchar atentamente sobre su relación con los calzones, el periodo, la masturbación, el porno, el amor, los zapatos, los sueños de juventud, los bares, la violencia, la ropa, los espacios laborales y la maternidad, entre otras cosas, con una soltura fugaz, con humor infinito y con una actitud que revela que siempre está versando sobre temas importantes.

La invitación de Caitlin es muy directa, todas las mujeres deberían probar su menstruación, pero si no lo hacen tienen la alternativa de subirse a una silla y gritar: ¡Soy feminista! (de no gritarlo con convicción, estaríamos pidiendo a gritos que venga el patriarcado a encargarse de nosotras a patadas).

¿Todavía no saben si son feministas? Respondan dos preguntas: ¿tienen vagina?, ¿quieren responsabilizarse de ella? Entonces, bienvenidas.

Cómo ser mujer

Caitlin Moran. Anagrama. 2011

  1. Para entender de economía feminista

Una innovadora forma de acercarse a la economía, algo poco usual, es lo que hace Katrine Marçal en este análisis del pensamiento económico desde un enfoque femenino. Se trata de un ensayo que deconstruye el gran mito económico que ha configurado el mundo contemporáneo, y nos anima a acabar con el homo economicus de una vez por todas. ¿El motivo? Pues porque todos los supuestos grandes hombres de la economía cenaban cada noche gracias a que su madre –u otra mujer– les preparaba la cena. Y ese no es el punto central. Lo que pone en aprietos todas las teorías económicas del supuesto padre de la economía es que esta actividad no tenía un interés monetario de por medio, es decir, no se hacía por el mero egoísmo del interés propio, sino por amor. La autora pone entonces el trabajo no remunerado en el centro de la discusión, con ello nos lleva de la mano para entender formas extendidas e invisibles de violencia y desigualdad como la brecha salarial o la violencia patrimonial.

¿Quién le hacía la cena a Adam Smith?

Una historia de las mujeres y la economía

Katrine Marçal. Debate.  2012

  1. Para sobrevivir al amor

Es muy probable que todas hayamos tenido que pasar por el duelo tras el rompimiento de una relación, pero ¿por qué asumimos que el sufrimiento está implícito, es eterno, irremediable y casi natural? En una cultura que enaltece el amor romántico como única forma de amar, poco se aborda el cómo pasar por las tapas de rompimiento sin rompernos. Es decir, terminar una relación no es el fin del mundo, es sólo un ciclo. Amalia Andrade aborda de manera novedosa y divertida, en un formato completamente disruptivo y muy gráfico, los pasos a seguir para simplemente dar vuelta a esa página que nos negamos a aceptar que ya está llena. El título en sí mismo es un ejemplo de humor e innovación, igual que de certeza: uno siempre cambia al amor de su vida, por otro amor, o por otra vida. Y así es, nada es eterno. Si nada se destruye, y todo se transforma, ¿podemos seguir permitiendo que el amor o, mejor dicho, la forma en la que aprendimos a amar y depender de otra persona nos destruya por dentro? La autora te lleva de la mano y te explica, literalmente, con dibujitos, sus teorías sobre el amor y el duelo.

Uno siempre cambia al amor de su vida

(por otro amor o por otra vida)

Amalia Andrade. Planeta. 2015

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Mundo

Puntos para entender la cumbre glob ...

Hace 5 hours
Nación

Consumo 3.0 Electrónico e informado ...

Latinoamérica es una de las regiones de mayor crecimiento del e-commerce en el m ... Hace 2 days
OTRAS NOTAS
1

Que la belleza no dañe al planeta

Hace 2 days
2

Despensa sin basura

Hace 2 days
3

EDITORIAL

Hace 2 days
4

Vivir con un Fairphone

Hace 2 days
5

Adicción a las compras

Hace 2 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital