Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

Economía malnutrida

Especial

POR Revista Cambio Fecha: Hace 2 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Por: Laura Cordero

 

El impacto combinado de la desnutrición y el sobrepeso, también conocido como la doble carga de la malnutrición, genera una pérdida multimillonaria en las economías latinoamericanas, revela un estudio realizado por el Programa Mundial de Alimentados (PMA) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El documento muestra la enorme influencia de estos padecimientos en las tasas de enfermedad y mortalidad, así como en el rendimiento educativo y productivo, lo que acarrea consecuencias negativas para las economías.

Una de las secuelas es la reducción anual del producto interno bruto de los países latinoamericanos. Por ejemplo, en México las pérdidas alcanzan los 28 800 millones de dólares, en Ecuador 4 300 y en Chile 500 millones.

Según el reporte, se espera que la desnutrición disminuya en los próximos 50 años, pero advierte que la sobrealimentación se convertiría en la mayor carga social y económica de Latinoamérica.

La desnutrición socava el crecimiento físico y perjudica el desarrollo del cerebro, mientras que el sobrepeso aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, hipertensión y cáncer. Ambos flagelos impiden el desarrollo de los individuos, el bienestar de las comunidades y posibilidad de alcanzar la meta de Hambre Cero para el año 2030, advierte el reporte.

Además, recomienda a los gobiernos promover la educación del consumidor mediante políticas como el etiquetado confiable en los alimentos, los programas de actividad física y el apoyo a proyectos de educación nutricional en las comunidades.

#Revista Cambio
Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

No soy un bicho raro

No encajo en lo que se etiqueta como ‘un papá tradicional’ pero ¿soy yo el raro? ... Hace 6 días
Mundo

Papás a la carta

Ellos no venden su cuerpo, sino su esperma, pero eso los convierte en padres bio ... Hace 6 días
OTRAS NOTAS
1

Papás luchones (y no es meme)

Hace 6 días
2

Sci Fi humanista

Hace 6 días
3

8 razones millennials para decir no… a ...

Hace 6 días
4

Latam desigual

Hace 6 días
5

Apps PADRÍSIMAS

Hace 6 días
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram CAPITALMEDIA