Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

El bosque de los outsiders

wiki

Para tener un bosque se comienza con un árbol, y estos jóvenes ya están sembrando más de uno. Con la firme convicción de demostrar que las cosas se pueden hacer diferentes fundaron Wikipolítica, un movimiento que comienza a dar sus primeros frutos

POR Laura Cordero Fecha: Hace 2 months
Facebook Twitter Whatsapp

Son las 10 de la mañana en el cruce de Doctor Vertiz con Ángel Urraza. Dos jóvenes con sudadera azul aprovechan un breve descanso para desayunar una torta de tamal con atole. Cinco jóvenes más con playera blanca y gorra vino reparten volantes a los peatones que pasan a su lado. Minutos más tarde arriban dos jóvenes que portan una credencial muy visible cuya imagen distintiva es un árbol. Como si se tratara de una especie de trueque, los de gorra le ofrecen un folleto a los de la credencial y éstos pagan con un par de calcas. Los de azul siguen desayunando su torta.

No, aquí no habrá ningún enfrentamiento. Mientras que los azules y los de gorra trabajan para dos fuerzas políticas rivales, los otros, que también son contrincantes, lo hacen de manera voluntaria. “A ellos les pagan por estar ahí, y nosotros no somos peleoneros. Hasta ahora no hemos tenido ningún encuentro desafortunado”, me dice Roberto Castillo.

Con tan solo 27 años, este joven se convirtió en el primer candidato independiente de la organización Wikipolítica que competirá en la Ciudad de México por una curul para la Asamblea Legislativa y la fórmula para conseguirlo le es familiar.

En 2015, con un presupuesto de 250 000 pesos, decenas de jóvenes salieron a la calle a volantear por todo el distrito 10 de Jalisco con el fin de conseguir 5 500 firmas y tener así la primera candidatura independiente para el Congreso de ese estado encabezada por Pedro Kumamoto. Tocaron puerta por puerta. Salieron a parques, cruceros, mercados y todo lugar donde sabrían que encontrarían al menos a un ciudadano que viva en ese Distrito ubicado en Zapopan. Estampas, cartulinas, folletos y un discurso convincente de querer hacer la política de manera diferente fueron suficientes para obtener 7 200 firmas y una candidatura. En las elecciones, Kumamoto fue el diputado con mayor número de votos.

La noticia hizo eco por todo el país y tres años después, “Kuma” como le dicen, pidió licencia para competir desde la misma trinchera de independiente, pero ahora para ganar un lugar en el Senado de la República.

EL ORIGEN

Pero viajemos un poco más atrás en el tiempo, a 2011, en donde tres jóvenes amigos, Mercurio Cadena, Roberto Castillo y Armando Primo, tenían en mente hacer algo diferente respecto a la política. Fue el movimiento #YoSoy132 que despertó su hambre de política y comenzaron a idear un proyecto.

Más tarde, Roberto recibió una invitación de Alfonso Tamés, otro joven que militaba en el Partido Acción Nacional pero tras un diagnóstico propio donde analizó cómo es que esta fuerza política “se había ido al diablo” dimitió. Su teoría es que dentro del partido blanquiazul un grupo de personas había logrado apañarse de la fuerza política, se enquistó en el poder, y comenzaron a tomar decisiones que no necesariamente eran representativas del partido pero se asumían como tal.

El diagnóstico también incluía una solución: la construcción de una nueva organización política.

“Un partido inspirado en los sistemas wiki de colaboración (tipo wikipedia) para facilitar la participación política utilizando el Internet en todos sus procesos y canales de comunicación, exceptuando los actos que la ley electoral demanda se celebren físicamente”, describe el propio Tamés en una columna de opinión de 2012.

Por cuestiones de tiempo, Alfonso dejó el proyecto en manos de estos tres jóvenes. Incluso les cedió la plataforma para su funcionamiento, una aplicación web donde todos los integrantes podrían votar los temas más relevantes, también por los dirigentes, destituirlos y convocar a nuevas elecciones. El proyecto tenía un nombre: Wikipartido y ofrecía una nueva organización política que estuviera vacunada frente los riesgos de cúpulas que se enquistaran en el poder.

Se comenzó a correr la voz e inmediatamente se unió Alejandra Parra, una joven que invitó a Pedro Kumamoto. Para ese entonces, el Wikipartido tenía la firme convicción de convertirse en un partido político, pero el tablero del juego estaba por cambiar.

El 9 de agosto de 2012 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la modificación de 14 artículos de la Constitución, entre ellos el 35, el cual reconoce el derecho de los ciudadanos a postularse a cargos de elección popular de manera independiente.

La oportunidad estaba en la mesa y los Wikipartido la tomaron. Dejaron atrás sus pretensiones de convertirse en un partido político y ante esta decisión también optaron por cambiar el nombre a Wikipolítica.

Durante tres años trataron de impulsar el movimiento a nivel nacional pero sólo los nodos de Jalisco y la Ciudad de México permanecieron sólidos y ya para 2015 se sumó Baja California Sur. Pero fue Jalisco donde tuvieron su primer éxito con Pedro Kumamoto.

Una vez que llegó a la Cámara de Jalisco, este joven de tan solo 25 años cumplió una de sus promesas: renunciar al 70 % de su sueldo y las críticas comenzaron: Sus compañeros legisladores le llegaron a decir que el sueldo alto que tenía -poco más de 66 000 pesos- eran porque “un diputado necesita vivir bien”.

Pero “Kuma” estaba ahí para hacer la diferencia: lanzó la iniciativa #FueroNoJuicioSí que fue aprobada en julio de 2017 y elimina el fuero para 1 598 servidores públicos de Jalisco e incluso se abrió la posibilidad de que sean juzgados en caso de comprobarles algún delito. También impulsó #SinVotoNoHayDinero, una iniciativa que reduce el monto de recursos públicos que se entrega a los partidos políticos y la forma de distribuirlo. Fue aprobada por el Congreso de Jalisco y avalada posteriormente por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La idea era replicarla a nivel nacional; y fue el también diputado federal independiente Manuel Clouthier quien la presentó en la Cámara baja; sin embargo, esta permanece en la congeladora.

Estos resultados impulsaron aún más el llamado “efecto Kuma” y este año bajo la campaña #VamosAReemplazarles, Wikipolítica tejió una red de candidaturas independientes con el fin de “reemplazar la política de impunidad e indolencia que actualmente gobierna nuestro país”.

Tan solo el nodo de Jalisco tiene 14 candidaturas, dos para el Senado –incluido Kumamoto–, tres más para la Cámara de Diputados Federal y nueve para el Congreso estatal, en la Ciudad de México Roberto Castillo competirá por el Distrito 26, En Nuevo León, Ale del Toro por el Distrito 6 y en Yucatán, Adrián Gorocica por el Distrito 4.

Todos ellos son un árbol, de color y forma distinta, y es que esta es la manera de demostrar que no hay ningún árbol que sea más importante que otro, porque juntos es como están construyendo un bosque.

Pero este bosque no sólo se está construyendo con los y las candidatas. También se necesita de la sociedad y para esto, ya tienen presencia en al menos 10 estados de la República: Baja California Sur, Ciudad de México, Chihuahua, Estado de México, Jalisco; San Luis Potosí, Yucatán, Quintana Roo, Nuevo León y Michoacán y en cada uno tienen diversos eventos donde se le invita a toda la sociedad a participar.

El pasado 12 de julio, en la Ciudad de México, los wiki convocaron junto con Huerto Roma, La Miscelánea y Los Supercívicos, entre otras organizaciones a ver el tercer debate de los candidatos a la presidencia. Una hora antes de que los cuatro candidatos comenzaran a decir sus propuestas, en Jalapa 234 los presentes expusieron en menos de cinco minutos sus ideas sobre los temas que se abordarían y en un segundo ejercicio, se dividieron en equipos para hacer sus propuestas sobre los mismos tópicos.

Para sus integrantes, Wikipolítica es una plataforma abierta para todo aquel que quiera participar y hacer algo diferente a lo que ya conocemos como política, además de que se debe pensar en comunidad, en red y no en individualismos.

PRIORIDADES

Regresar a la idea original de formar un partido político, es una discusión muy latente al interior de Wikipolítica; sin embargo, todos están conscientes que esa discusión no es relevante por el momento porque, de intentarlo una vez más, sólo podrían hacerlo hasta 2024, y mientras tanto, a mediano plazo deben resolver otras ideas como lograr una estabilidad financiera.

Todos los que integran Wikipolítica lo tienen claro, su trabajo por el momento es meramente voluntario. Cada uno debe contar con una solvencia económica que le permita trabajar para mantenerse y a su vez, un poco de tiempo libre para atender las necesidades de la organización.

Y Mercurio, fundador e integrante de la organización me explica: “estamos tocando los límites del esquema de trabajo voluntario, entonces el reto inmediata para Wikipolítica es vencer esa frontera, lograr una estabilidad financiera, económica y ser una fuente laboral para las ‘wikis’ mismas, de tal suerte que logremos viabilidad al menos hasta 2024 y ya después discutir si seremos un partido político nacional o no”.

¿CERTEZA?

Wikipolítica funciona de manera muy descentralizada, uno de sus principios es el localismo y la autonomía de los nodos, porque el movimiento va de lo local a lo nacional y aunque partidos como Movimiento Ciudadano y el Partido Revolucionario Democrático se han acercado a algunos de sus integrantes, todos seguirán rechazando estas propuestas.

“No tenemos nada per se en contra de los partidos políticos como idea, pero sí en contra de estos partidos que conforman una partidocracia. Sabemos que necesitamos construir nuevas organizaciones políticas, nuevas herramientas, nuevos principios una nueva forma de hacer política para competirles y entonces sí, transformar la realidad política local, estatal y nacional”, dice Mercurio.

Y es que este joven sabe que no se deben relacionar con partidos políticos porque, no solamente es riesgoso, sino “muy irresponsable porque muy probablemente derivaría en no lograr nuestro objetivo y terminarían siendo cooptados por el sistema que hoy sigue siendo más grande que todos nosotros”.

Aunque Roberto Castillo también tiene muy claro, en el campo legislativo son necesarios los acuerdos políticos con el fin de aprobar leyes, pero unirse a otra fuerza política, definitivamente no está en sus planes.

La corta historia de Wikipolítica ha demostrado hasta ahora que el camino porque el que van y que plantearon en un inicio, es el correcto: todo aquel que ha recibido ofertas de otras fuerzas políticas las ha rechazado porque no pretender forma parte de esa dinámica política.

Además, otra garantía que ofrecen de que no se convertirán en eso que dicen combatir es el liderazgo, la voluntad política y el ejercicio de poder que tienen. Kumamoto fue su primer representante que demostró que al llegar a un puesto de toma de decisiones, se deben tomar las mejores. Y todos los nodos han demostrado para qué quieren el poder. No consideran que es una aspiración vacua o banal, sino que quieren ejercer un liderazgo efectivo y que tenga una representatividad real.

Y la tercera garantía que nos ofrecen para demostrar que no son más de lo mismo es la mera construcción de una organización política para demostrarle a los partidos lo que siempre debieron haber sido como fuerza política. Se dicen estar lejos de caer en vicios porque el trabajo que han hecho hasta ahora es muchísimo, es una propuesta que se está construyendo de abajo hacia arriba donde la base es muy sólida y como su slogan de estas elecciones lo dicen: reconocen la importancia de los liderazgo, pero sobre todo la importancia de reemplazar a estos perfiles que no dieron el ancho históricamente.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Cine-TV

#MillennialsDescubren ¡las telenove ...

Netflix lo vuelve a hacer: lanza una telenovela y la adapta para una nueva gener ... Hace 8 hours
Mundo

Conectados para ayudar

Imagina que te preocupa mucho la situación del mundo, pero miras a tu alrededor ... Hace 8 hours
OTRAS NOTAS
1

¡Me catfishearon!: La delgada línea en ...

Hace 8 hours
2

Entre mi pensar y tu entender

Hace 8 hours
3

Cuando todo sale mal

Hace 8 hours
4

Pintorieta: desconéctate

Hace 8 hours
5

Experiencias que conectan

Hace 8 hours
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad