Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

El otro Coyoacán

Screen Shot 2018-03-22 at 8.19.34 PM

Los fines de semana, puentes y días festivos, Coyoacán se llena de gente que suele abarrotar lugares como la casa de Frida Kahlo, el Jardín Hidalgo y el café El Jarocho, pero si quieres alejarte de las multitudes que visitan una y otra vez los mismos sitios, aquí te damos algunas opciones que te harán sentir fuera de la Ciudad de México

POR Carlos Tomasini Fecha: Hace 7 months
Facebook Twitter Whatsapp

PASEO POR FRANCISCO SOSA

Esta es una de las calles más hermosas (y caras) de la Ciudad de México, así que con sólo caminarla ya habrá valido la pena el paseo.

El callejón del aguacate

Dando vuelta en la calle Aguacate, llegas a este callejón que, además de ser un original lugar al estilo de las antiguas calles de la época de la Colonia, es el origen de diversas leyendas que van desde una virgen que llora hasta la presencia del Charro Negro.

Pero la leyenda más conocida –y aceptada– es la que cuenta que en los años 30 ahí vivía un militar que, cuando salía de su casa, siempre se topaba con un niño que le pedía que jugara con él. El militar siempre se negó; sin embargo, el chiquillo insistía. Hasta que un día el militar perdió la paciencia y, en un ataque de desesperación, mató al niño y lo colgó de un árbol.

Los vecinos cuentan que en el lugar todavía pueden escucharse los llantos del pequeño, y hasta hay quien dice que se aparece ahí.

Casa de Cultura Jesús Reyes Heroles

Otra vez en Francisco Sosa, en el 202, se encuentra esta casona de finales del siglo XIX en cuyo interior hay tres galerías. Suele ser sede de muestras, obras de teatro, vendimias y exposiciones.

Para los amantes de Frida Kahlo y Diego Rivera, hay una escultura con ambos personajes donde puedes tomarte la foto, y los jardines pueden servir para dar un pequeño paseo.

Ahí se encuentra el restaurante Aurelia, en donde se puede desayunar, comer o simplemente tomar un café en un ambiente relajado. Tiene pocas mesas, así que no conviene visitarlo en hora pico.

Parque e iglesia de Santa Catarina

Al salir de la Casa de Cultura, verás de frente este pequeño parque y una llamativa iglesia amarilla. Se cuenta que este apacible lugar fue construido sobre un asentamiento prehispánico, y la iglesia –declarada monumento nacional– data del siglo XVII.

Fonoteca Nacional

Más adelante, ya casi llegando a Avenida Universidad, encontrarás una gran casa del siglo XVIII con una fachada al estilo andaluz y morisco que, por cierto, es monumento histórico.

Se trata de la Casa Alvarado, que fuera el hogar de Octavio Paz hasta su muerte y que hoy alberga la Fonoteca Nacional. Además de ser el archivo sonoro más importante del país y de presentar interesantes exposiciones, conciertos y ponencias, también cuenta con un estupendo jardín sonoro.

Así, al fondo de la casa, puedes sentarte en una banca a escuchar música clásica en medio de un ambiente arbolado en el que ni siquiera sentirás que estás en medio de la ciudad. Si te gustan los gatos, seguro apreciarás la compañía.

 

PASEO POR FERNÁNDEZ LEAL

Esta calle, aunque más pequeña, es también una de las más bellas del rumbo. Es para caminarla, así que deja tu coche lejos de aquí a fin de evitar la aglomeración de la que, se supone, estás escapando.

Parque Frida Kahlo

En la esquina con Avenida Pacífico, se encuentra este parque en el que hay una escultura dedicada a esta pintora, por lo que resulta un gran atractivo para sus admiradores.

Hay un área de juegos infantiles y una fuente recién remozada, por lo que es ideal también para relajarse un rato. No se puede entrar con mascota o bicicletas; si ves a alguien que lo hace, es porque está faltando a las reglas del lugar.

Plaza e iglesia de La Conchita

Cruzando la calle encontrarás este parque empedrado donde se encuentra una de las iglesias más antiguas de México. Aquí, Hernán Cortés mandó a construir el templo sobre un asentamiento prehispánico al llegar a Coyoacán, que fue el lugar en donde se asentó el primer gobierno del continente americano.

La leyenda dice que Cortés vivía en esta misma calle y que por eso se levantó la iglesia.

Centro Cultural Elena Garro

Más adelante, en el número 43, se encuentra esta librería en la que los amantes de los libros se pueden dar gusto ojeando y comprando sus títulos favoritos.

Tiene una gran sección infantil y una cafetería con mesas en el jardín. Aquí también se imparten cursos, se proyectan películas y se dictan conferencias, por lo que es un gran lugar para pasar el rato.

 

EL BARRIO DE JUNTO

Cruzando División del Norte llegarás al barrio de Churubusco, que es uno de los rincones más bellos de la Ciudad de México y que suele estar alejado del bullicio de los turistas de Coyoacán.

Churubusco

Aquí está el ex Convento de Churubusco, el cual data del siglo XVI. Se construyó encima de uno de los templos más importantes para los mexicas, el dedicado a Huitzilopochtli.

Hoy, aquí se encuentra el Museo de las Intervenciones, donde podrás aprender más sobre los enfrentamientos que tuvo México con Francia y Estados Unidos, además de conocer más sobre el Batallón de San Patricio, que peleó del lado de los mexicanos cuando este lugar era un fuerte que, por cierto, cayó en manos de los estadounidenses.

También en esta cuadra se encuentra la parroquia de San Juan Bautista, que es un monumento nacional y uno de los tres templos más antiguos de la Ciudad de México. Frente a ella hay un parque en cuyo centro está un monumento dedicado al General Anaya. Vale la pena visitarlo para que sepas quién es este personaje que da nombre a la estación de Metro más cercana.

 

¿Y PARA COMER?

La Santa Gula

Lejos del gentío del centro de Coyoacán, tienes esta opción. Es un restaurante con comida mediterránea atendido por Mark, un amable maltés que te recomendará qué pedir del menú. Recuerda llevar pan al salir. ¡Ah!, está en Xicoténcatl 168, adelantito de la Escuela Nacional de Música. Es muy pequeño, así que por lo general se llena a la hora de la comida… pero vale la pena.

La Talavera

En este restaurante de comida poblana no hay pierde con lo que pidas de la carta; sin embargo, las chalupas son imperdibles como entrada. Tiene ambiente de fonda, y entre semana suele haber menú especial. Está en la esquina de Gómez Farías y París.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

¡Que comience la función!

Son ya 13 años en los que el Festival Internacional de Cine Documental de la Ciu ... Hace 3 days
Nación

Editors choice

Hace 3 days
OTRAS NOTAS
1

Memoria cultural

Hace 3 days
2

Patrimonio: una batalla por el paraíso ...

Hace 3 days
3

La industria 
del cine

Hace 3 days
4

Una cámara 
en el casco

Hace 3 days
5

Transformando la manera de contar hist ...

Hace 3 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad