Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

ETS ¿cuáles son nuestros miedos en 2018?

En cada plática que tengo con mis amigos sobre enfermedades de transmisión sexual la cara les cambia, pero la gran mayoría no duda en tener relaciones sexuales sin preservativo si “la situación” lo amerita. Alcohol, drogas, ganas o pensar “eso no me va a dar a mí” son las excusas más comunes para no protegerse

POR Revista Cambio Fecha: Hace 3 weeks
Facebook Twitter Whatsapp

POR JULIÁN VERÓN

El sexo tiene puros positivos, pensamos. También imaginamos que, además de que todas nuestras relaciones sexuales van a ser parecidas a las que vemos en nuestra página pornográfica favorita –en la que en su mayoría hay sexo sin condón–, creemos que no existe ningún riesgo real de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS). ¿Cómo puedo pensar esto? Pues porque según datos de Pzifer, sólo entre 60 y 70 % de los jóvenes usan preservativo a la hora de tener sexo.

El secretario general de la Fundación México Vivo, Rodrigo Moheno, comenta que en 2016 se incrementaron 25 % los casos de sífilis y en 2017 se han mantenido. Además, agrega que hasta el 60 % de las mujeres con vida sexual activa tiene alguno de los 100 subtipos del virus del papiloma humano, y que en los últimos tres años se ha dado el mayor número de casos de VIH en jóvenes de entre 15 y 21 años de edad.

Todos estos datos duros nos hacen pensar que algo está mal en la juventud en torno a las enfermedades de transmisión sexual y el uso del preservativo. Por mi parte, sí vivo con miedo de que en algún momento de mi vida sea portador de alguna ETS, y a veces siento que prefiero no tener sexo que estar expuesto a alguna enfermedad. Aunque claro, a los minutos se me olvida esto y vuelven mis ganas de tener relaciones sexuales.

En cada plática que tengo con mis amigos sobre ETS, la cara les cambia (previsiblemente) y cada uno tiene opiniones distintas sobre cada una. “Hoy en día nadie se muere de VIH”, o “¡Qué horrible tener la vagina llena de verrugas (por el VPH)!” Pero la gran mayoría de mis amigos y amigas, no dudan en tener relaciones sexuales sin preservativo si la situación lo amerita. Alcohol, drogas, ganas o pensar que “eso no me va a dar a mí” son las excusas más comunes para no usarlo.

Contacté a varios amigos y amigas jóvenes para saber cuál es la enfermedad de transmisión sexual a la que más le tienen miedo en este momento de su vida y porqué. Esto fue lo que me contaron.

VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

“Uno de mis mejores amigos se infectó de este virus luego de volver a tener sexo con su ex. Estábamos en su casa jugando FIFA, y de repente nos cuenta que ya llevaba dos o tres días viendo cómo en la cabeza de su pene aparecían más y más verrugas. Uno de mis amigos es médico, entonces le dijo que podía revisárselo y darle su opinión. Fueron al baño, y lo primero que le dijo fue ‘tienes VPH de libro’. O sea, los síntomas eran clarísimos y le dijo que fuese a un urólogo para que se los quemaran. Él fue, y nos contó que el proceso de quema de las verrugas es lo más doloroso que tuvo en su vida. Pasó dos o tres semanas sin poder masturbarse ni tocarse, y caminaba lentísimo y adolorido por la sensibilidad que tenía en el pene. Fue una experiencia terrible de ver en una persona tan cercana y no quiero nunca despertarme y ver que mi pene está lleno de verrugas. Es mi peor pensamiento”. Miguel, 28 años.

VIH

“Recientemente he tenido dos personas cercanas a mi entorno que fueron diagnosticadas con VIH. Antes pensaba que esta enfermedad no era para todos, o que era ‘muy rara’, que no era tan fácil contagiarse. Quizás la edad en la que estamos entrando, 27, 28, 29 años es donde tal vez más empezamos a ver la realidad de las enfermedades de transmisión sexual. Sé que es mayor el estigma sobre ser portador de VIH que lo que en realidad te hace la enfermedad hoy en día con todos los medicamentos disponibles, aunque realmente no quisiera ser portadora. Quizás soy muy frágil emocional o psicológicamente y no podría sobrellevarlo, pero sin lugar a dudas es la ETS a la que más miedo le tengo. Además, he leído que el tratamiento es bastante caro o algo así. En conclusión no quiero estar en esa situación”. Fernanda, 26 años.

GONORREA

“Nada más decir la palabra ‘gonorrea’ me da asco. Vi muchísimo Grey’s Anatomy, y en esa serie no tengo idea por qué, pero varios se contagiaron gonorrea. La secreción amarilla en el pene, el dolor al orinar, y lo peor de todo: pon en Google ‘imágenes gonorrea’ y verás las fotos más asquerosas de penes y vaginas (también bocas) infectadas. Es demasiado fuerte ver eso. Además, uno de los protagonistas de la serie tuvo gonorrea en el ano y juro que esa imagen quedó marcada en mi cerebro de una manera rarísima. Cuando pienso en enfermedades de transmisión sexual, viene el ano de George (personaje de la serie) lleno de gonorrea”. Alejandra, 30 años.

CHANCRO BLANDO

“Tengo, más que miedo, asco total al chancro blando. Mi expareja me engañó y se contagió, por suerte yo no tuve nada porque sospechaba, y le pedí tener relaciones con preservativo. Obviamente terminamos, pero la imagen de una especie de úlceras justo al lado de su pene es suficiente para que yo decida usar preservativo el 100 por ciento de las veces que tengo relaciones sexuales. Estaba muy cerca de su ingle, y la verdad no tengo idea si se lo curó o no, porque sí estuvo tiempo con antibióticos para matar a esa bacteria. Es una experiencia terrible, aunque mi satisfacción cuando me fui a checar y no tenía nada fue tan grande, que ya puedo contar esta experiencia sin tapujos”. Silvia, 30 años.

SÍFILIS

“Sé que la sífilis hoy no mata a nadie, que solamente fue en el pasado, pero para mí personalmente es una ETS con una especie de morbo, miedo y asco. No sé, quizás haber leído y escuchado tanto sobre ella cuando era pequeño me condicionó. Y repito: sé que nadie se muere por esto ya, pero el sólo pensamiento de tener alguna pequeña posibilidad de contagiarme de ella me revuelve el estómago. Me daría pena tener sexo y probablemente mi seguridad bajaría un chingo. Quizás, si me contagio, pasaría años para volver a tener sexo. Tengo fobia a las ETS”. Israel, 33 años.

Es cierto, tal vez hoy en día ninguna de estas enfermedades te mate, sin embargo, el estigma, el contagiar a otras personas, las molestias o simplemente el asco deberían ser suficientes motivos para practicar sexo seguro. Lamentablemente, las estadísticas revelan que no es así.

 

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Cine-TV

DocsMX exhibirá 74 documentales en ...

Hace 2 days
Nación

El cuerno vikingo detrás de la aler ...

Existe en esta ciudad un sonido más temido que el de la alerta sísmica y se pare ... Hace 4 days
OTRAS NOTAS
1

Una oportunidad para transformar

Hace 4 days
2

Llegué al país adecuado

Hace 4 days
3

Millennials, una nueva generación del ...

Hace 4 days
4

19 historias de heridas postsismo

Hace 4 days
5

Un despertar 
a medias

Hace 4 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad