Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

Haré lo que deseo

Esta es una muestra que permite acercarse a la historia del empoderamiento femenino en un mundo diseñado por hombres, agrupada en objetos

POR Revista Cambio Fecha: Hace 5 months
Facebook Twitter Whatsapp

POR GÍO FRANZONI

Debería ser sencillo para nosotras poder hablar de nuestra primera menstruación sin tapujos o conocer todas las partes de nuestro órgano reproductor femenino sin sentir pena. No tendría por qué alarmar que una mujer manche sus pantalones de sangre porque le llegó el periodo o escucharla decir que se practicó un aborto.

La cuestión es que, a pesar de que más de la mitad de la población mundial somos mujeres, en este planeta diseñado por hombres las cosas para nosotras no han sido fáciles, y algo tan natural como la menstruación, decidir tener o no hijos o preocuparnos por la salud de nuestras vaginas nos parecen temas delicados.

Haré lo que deseo: Diseño y empoderamiento femenino es una exposición, curada por Jimena Acosta y Michelle Millar Fisher, que reúne más de 70 objetos de diseño que desde la mitad del siglo XX han buscado empoderar a quienes tenemos útero.

“Mucho del diseño cotidiano está pensado para el cuerpo masculino. Es por eso que la tesis de la exposición empieza por preguntarse cómo el diseño ha tenido que ver con la emancipación de las mujeres. Si ha ayudado o no. El diseño siempre ha estado ahí pero de qué manera y cuáles son las historias que hay que desenterrar”, me platica Jimena sobre las inquietudes que hicieron realidad la exposición.

El objetivo principal de este trabajo, con el montaje realizado en el MUCA Roma (Museo Universitario de Ciencias y Arte), es exponer que, así como las mujeres han luchado para votar o tener educación, también lo han hecho con el objetivo de modificar y mejorar los productos con los que convivimos en la vida diaria.

Durante el recorrido puedes aprender sobre autoexploración con una canción titulada “El clítoris” escrita por dos feministas, Jesusa Rodríguez (dramaturga) y Liliana Felipe (compositora), que habla de las maravillas que se sienten si se sabe estimularlo; ver cómo lucían las primeras publicaciones feministas en México, entre ellas la Revista Fem; conocer el diccionario zapoteco para el órgano reproductor femenino o ver fotografías de mujeres en situaciones cotidianas mientras tienen su periodo.

También se explica la historia de las toallas femeninas, lo que se tuvo que hacer para que existieran las pruebas de embarazo caseras y cómo fue que las pastillas anticonceptivas por fin fueron patentadas por las farmacéuticas. Lo único en lo que podía pensar mientras recorría los pasillos es que esta exposición me había sido más útil que cualquier clase de educación sexual del colegio.

El contraste de objetos agrupados por tipo, época y función no sólo aclara la evolución del diseño como herramienta de empoderamiento, sino que viene acompañado de información que nos habla directamente a las mujeres y nos invita a conocernos, a normalizar los procesos físicos por los que pasan nuestros cuerpos.

“La exposición es una historia del diseño que ya la teníamos, pero nos dimos cuenta que nadie la había escrito. Nadie había hablado de esos pequeños objetos que son parte de la cotidianidad pero que también representan diseño, tecnología e innovación”, dice Jimena cuando le pregunto sobre el poder de esta iniciativa.

Lo sorprendente es pensar que todo lo expuesto en Haré lo que deseo forma parte del día a día de las mujeres; y de ser algo tan cotidiano, aún no había surgido la iniciativa de documentar cómo mediante los objetos también estamos empoderándonos. Demostrar que, por ejemplo, una toalla sanitaria con alas también fue una manera de revolucionar la industria y hacernos a las mujeres la vida más fácil. Eso merece un reconocimiento.

A pesar de que la exposición está segmentada en tres bloques –equidad, educación y empoderamiento–, el orden en el que se aborda no afecta, sólo enriquece, tal como pasa con el libro Rayuela, de Cortázar. Navegar en la muestra de manera libre sin perder el hilo del tema principal (empoderamiento femenino) es un plus pues aunque el MUCA es un lugar pequeño, son tantas las piezas expuestas que tus ojos no podrán obedecer el orden.

Y así, como cuando termina un buen discurso impartido por [inserta aquí tu ícono feminista favorito], lo que se quedará contigo al finalizar el recorrido de esta exposición es anhelo por el futuro, ese que entre mujeres estamos construyendo para nosotras. Ese en el que no sólo podremos hacer lo que queramos, si no que no habrá nadie que nos detenga.

Haré lo que deseo: Diseño y empoderamiento femenino estará exhibiéndose en el MUCA Roma (Tonalá 51, Roma Norte, Ciudad de México) hasta el 22 de abril.

Nuestra recomendación es que descargues en tu celular el folleto de la exposición para que durante el recorrido tengas a la mano la historia de cada uno de los objetos que se muestran. Puedes encontrarlo en mucaroma.unam.mx

Los horarios son de martes a viernes de 4 pm a 7 pm, y fines de semana de 11 am a 2 pm.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

¿Y si el bosque contara tu historia ...

Además de Chapultepec, en la ciudad hay otras áreas verdes donde se han tejido h ... Hace 7 mins
Cultura

Al fondo de McCartney

Philip Norman decidió dejar las diferencias atrás y pidió la autorización de sir ... Hace 7 mins
OTRAS NOTAS
1

Cada calle, un jardín

Hace 7 mins
2

Queremos más ciudades verdes

Hace 8 mins
3

¡Toca legislar, 
toca regular!

Hace 8 mins
4

El potencial de los árboles

Hace 8 mins
5

La mujer que está salvando los árboles ...

Hace 8 mins
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad