Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

Impacto climático

Especial

Dos investigadores de Baja California estuvieron a bordo de un crucero científico para medir 
los efectos del cambio climático en ecosistemas del Pacífico mexicano

POR Revista Cambio Fecha: Hace 2 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Por Karla Navarro / Agencia Informativa Conacyt / Ensenada, Baja California

Un investigador y un estudiante de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) participaron en un crucero científico organizado por la Universidad de Washington para medir el impacto del cambio climático en ecosistemas costeros del Pacífico mexicano.

El doctor Loic Barbara, investigador del Instituto de Investigaciones Oceanológicas (IIO) de la UABC, y Edgar Cortés Espinoza, estudiante de la licenciatura en oceanología, colaboraron durante un mes con científicos estadounidenses a bordo del buque oceanográfico Sikuliaq, perteneciente a la Universidad de Alaska.

El barco científico zarpó el 19 de diciembre de 2016 en San Diego, California, y concluyó su recorrido el 16 de enero de 2017 en Manzanillo, Colima, recorrido en el que especialistas en química y biología tomaron muestras tanto de la columna de agua como de sedimentos marinos.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Loic Barbara explicó que si bien la mayor parte de los investigadores que participaron en el crucero se dedicó a la toma de muestras en la columna de agua, él y su estudiante formaron parte del equipo de sedimentología.

Toma de muestras

Las cuencas San Blas y Soledad fueron los puntos donde Loic Barbara y Edgar Cortés tomaron las muestras de sedimentos utilizando un nucleador, una estructura formada por tubos que son sumergidos a 700 metros de profundidad.

El investigador del IIO precisa que las primeras muestras que se tomaron fueron de 70 centímetros de sedimento, lo que se conoce como núcleos cortos o multicore y, posteriormente, tomaron núcleos de gravedad, que tienen una longitud de tres metros.

Indica que las muestras son congeladas en el buque y se trasladan hasta tierra para analizarlas en un laboratorio.

Apunta que la importancia de colectar sedimento marino en las dos cuencas visitadas se debe a que son zonas de alta productividad, es decir, que hay florecimiento abundante de fitoplancton.

“Eso es interesante para nosotros porque el fitoplancton es la base de la cadena de la alimentación porque es comido por los peces y es muy importante para la actividad pesquera, pero también es un actor primordial en el sistema climático global porque recicla el dióxido de carbono (CO2) atmosférico en el material orgánico”, comentó el investigador.

Describe que el sedimento marino es una mezcla del material presente en la columna de agua y que después se va al fondo del mar, por lo que se puede encontrar zooplancton, fitoplancton y otros materiales.

“Una vez que se está acumulando tenemos una mezcla de muchas informaciones, mucho material de diferentes orígenes y nuestro trabajo es identificar primero de dónde viene y cómo llego aquí y si se transformó, eso nos dará muchas indicaciones de los cambios de condiciones ambientales en la superficie del mar y luego climáticos”, detalló.

Sedimentos y cambios

Por la complejidad y diversidad de los análisis que se practicarán a las muestras de sedimentos tomadas durante el crucero científico, estos se realizan una vez que estén secos y en el laboratorio.

El doctor Loic Barbara menciona que la investigación que desarrolla se enfoca en analizar el material orgánico que se encuentra en el sedimento, y por lo tanto tambien se debe medir la composición orgánica isotópica y micropaleontológica de las partículas del sedimento.

“Vamos a trabajar realmente sobre la parte orgánica y todo lo que es producido por el fitoplancton, vamos a ver los diferentes organismos fosilizados en el sedimento, como por ejemplo diatomeas”, abunda.

El investigador de la UABC asegura que la relevancia de analizar muestras de sedimentos radica en que el fitoplancton es un organismo que vive en la superficie de la columna de agua y es muy sensible a los cambios que ocurren en el mar, por lo que su presencia depende de que se conjuguen varios factores ambientales.

Con el fitoplancton que se detecta en los sedimentos, es posible reconstruir condiciones ambientales pasadas y registrar los cambios climáticos.

“Podemos ver qué tipo de cambios hubo en el pasado, si el cambio que observamos actual es más importante o menos importante que en el pasado, eso va a servir para construir modelos climáticos para predecir los cambios del futuro”, sostuvo el investigador.

Mediciones diversas

Además del proyecto del doctor Loic Barbara, el estudiante de oceanología de la Facultad de Ciencias de la UABC, Edgar Cortés, tuvo la oportunidad de involucrarse en otros siete proyectos que convergieron en el crucero científico.

Uno de los proyectos en los que participó implicaba la toma de muestras de sedimentos, pero únicamente aquellos que se encuentran en suspensión en la columna de agua, por lo que aprendió técnicas distintas a las que él ya conocía.

El joven afirma que colaborar en el crucero fue una gran experiencia “porque estás viendo todo el flujo de carbono desde la superficie hasta el sedimento, tres metros hacia el fondo” mientras que el resto de los científicos se quedaron únicamente con la zona suspendida.

Refiere que otras muestras se tomaron con la finalidad de medir el oxígeno, acidez (pH), alcalinidad, nutrientes, clorofila, entre otras variables físicas y químicas del océano.

#Baja California#cambio climático#crucero#crucero científico
Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

Desplazados por lo trendy

La Ciudad de México se transforma a pasos agigantados, y las que alguna vez fuer ... Hace 4 días
Nación

Tinta y papel para una vida digna

La “casa” de los valedores, es tan grande como la ciudad misma. Sus calles son e ... Hace 4 días
OTRAS NOTAS
1

Sexo silencioso

Hace 4 días
2

Patrimonio Cultural

Hace 4 días
3

‘Suburbios’ a la mexicana

Hace 4 días
4

Otras formas de vivir

Hace 4 días
5

Tu hogar y su pasado

Hace 4 días
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital