Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

¿Lo barato cuesta caro?

Foto: Cuartoscuro

POR Revista Cambio Fecha: Hace 4 weeks
Facebook Twitter Whatsapp

El boom inmobiliario también llegó a la colonia Álvaro Obregón, en Polanco, donde grandes edificios fueron dedicados a vivienda y a la renta de oficinas que en su interior mantienen a trabajadores que no siempre pueden costear todo lo que hay afuera.

El ejemplo más claro está en los alimentos, ya que acudir a uno de los lugares de la zona equivaldría a gastar una buena parte de la quincena en tan sólo un par de visitas.

La mejor opción para este sector de la población son los restaurantes de comida rápida o los puestos en la calle, sin embargo, estos no se encuentran fácilmente.

Si se es nuevo en la zona se puede caminar durante muchos minutos sin encontrar un solo puesto de comida callejera, algo que sería fácil en otras zonas de la ciudad, como lo cuenta Daniel Zúñiga, quien trabaja en una empresa de diseño:

“Pues para nosotros los ‘godínez’ no es fácil”, confiesa con risas, y continúa: “Aquí o te traes tu comida o te esperas a la quincena para ir a un lugar más o menos o te decides por las quesadillas o los tacos de canasta que ya están hasta del metro o por la calle de Moliere”.

La misma situación ocurre para algunas jóvenes que optaron por estudiar en Polanco, como lo es el caso de Mónica, una chica que acude a la Universidad Mexicana  y que confiesa que no puede “darse el lujo” de comer en los restaurantes cercanos:

“No siempre a mis compañeros a y mí nos alcanza para comer por aquí, entonces nos esperamos a llegar a nuestras casas o comprar algo rápido, además a veces vienen unas camionetas que venden tacos de guisado y que se ven bien, se ve limpia la comida, cuestan 20 pesos cada uno, y esos los compramos así como los estudiantes y los godínez”.

Si bien los puestos de la calle y negocios de comida rápida son escasos en la colonia, pueden observarse algunos en las calles de Moliere, Homero, avenida Ejército Nacional y los espacios más cercanos al Metro Polanco.

Con información de Notimex.

 

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

Hecho en casa

Ellas decidieron dar un giro a su vida. Comenzaron a buscar productos más limpio ... Hace 5 days
Nación

El crédito eterno

Natalia sacó su primer tarjeta con un tope de 2000 pesos, pasó la prueba y se ar ... Hace 5 days
OTRAS NOTAS
1

Examen de conciencia

Hace 5 days
2

La maldita obsolescencia programada

Hace 5 days
3

Compras por Internet

Hace 5 days
4

Editorial: Consumo responsable

Hace 5 days
5

Arriba del ring

Hace 5 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad