Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

Que tus nudes no naufraguen

22-23

Aquí te compartimos una guía práctica para que poses y goces de manera segura, y ¡que el miedo no detenga el placer!

POR Revista Cambio Fecha: Hace 3 months
Facebook Twitter Whatsapp

POR GIO FRANZONI*

Un superlike en Tinder que se convierte en match, seguido de mensajitos cachondos por WhatsApp, mezcales con tus amigas y hacia el final de la noche: un intercambio de fotos con final feliz porque estamos en la era de send nudes y ni modo de no aprovecharla.

Pero al igual que coger sin condón implica un riesgo, mandar una foto tuya en donde muestras las carnes a través de Internet también tiene sus consecuencias. Esos pixeles en los que va impreso tu hermoso cuerpecito podrían llegar a la base de datos de un sitio porno, o ser el tema de conversación de una cadena de mails que tu ligue de Internet expandió en la red.

Evidentemente, la mejor forma de que una persona se mantenga segura implica que sea aburrida, es decir, no mandar nudes pero, ¿a quién le gusta limitarse? El sexting con material visual sabe más rico, ¿o no?

Es por eso que tomando como base Safer Nudes –un fanzine creado por Coding Rights,  un grupo de feministas que busca fortalecer la implementación de derechos humanos dentro del terreno digital– elaboré una pequeña guía que te ayudará a evitar que tus desnudos terminen naufragando en esa red intangible donde hemos vertido el mundo.

  1. El ángulo lo decides tú

Nadie puede obligarte a posar sin ropa, y mucho menos exigirte lo que tienes que estar enseñando en la foto que mandes. Tú eres quien toma la decisión de lo que se va a mostrar en la imagen. Si sientes presión para hacer algo que no quieres al momento del sexting, mejor no lo hagas, no vale la pena. Recuerda que siempre hay otras opciones a la mano si deseas llegar al orgasmo.

  1. Utiliza aplicaciones seguras

La aplicación ideal para mandar nudes debe tener encriptación de mensaje, bloqueo de pantalla predeterminado, acceso anónimo para el usuario (sin registro de ningún dato o correo electrónico), mensajes que se autodestruyan tanto de los dispositivos como en los servidores, y restricción absoluta a los datos de tu celular (contactos, otras aplicaciones o galería de fotos). El problema es que aún no existe un servidor de chat o mensajería que permita todo lo anterior.

Afortunadamente hay opciones como Wickr, Bleep o Privates que te informan si alguien dio screenshot a tu nude y quién lo está viendo. Además, no permiten que las imágenes se guarden de manera manual en los dispositivos, y puedes programar en cuánto tiempo quieres que se autodestruya lo que mandaste.

Disckreet también cuenta con esas funciones, y te permite mantener tus desnudos seguros a través de un sistema de contraseña doble. Así, si él o ella quiere volver a ver tu foto, tiene que tener tu autorización.

Por lo que más quieras, en la vida uses Telegram, Facebook, Tinder, Happn, WhatsApp o cualquier aplicación de citas porque A) es increíblemente fácil guardar o compartir imágenes, B) tu información queda guardada en los servidores de esas compañías, quienes lo usan a su conveniencia, y C) son espacios en donde los hackers todo el tiempo están recolectando nuevo material.

  1. Mantén el anonimato

Si la persona con la que estás sexteando es alguien que recién conociste o con quien no tienes total confianza, lo más seguro es guardar anonimato. Además, una foto sexy no necesariamente necesita encuadrar tu cara.

Hay aplicaciones como Obscuracam que pixelean tu rostro o cualquier otro objeto que no quieras que salga en la imagen. También considera que puedes dejar tu cara fuera del cuadro fotográfico.

Para evitar stalkers, otros datos personales que es importante esconder son los metadatos –entre ellos la ubicación exacta donde se tomó la foto y la marca serial de tu dispositivo–. La aplicación Photo Exif Editor te ayuda a borrar esa información, pero no está de más ir de ya a los ajustes de tu celular a eliminar el acceso de tu cámara a la ubicación.

  1. Protege tus fotos de terceros

Tanto tu celular como tu computadora personal deben tener contraseña. Usa números, caracteres especiales y mayúsculas a fin de aumentar la complejidad de la misma. Entre más difícil sea descifrarla, tus desnudos permanecerán más seguros.

Si además cuentas con una carpetita de nudes, lista en tu computadora para compartirla, te aconsejo encriptar el folder, de esta manera si alguien tiene acceso a tu máquina, esas imágenes permanecerán con candado.

También es importante que te mantengas lejos de los wifi abiertos, pues son espacios donde la información está expuesta a terceros. Si acostumbras conectarte en este tipo de redes con regularidad, trata de mantenerte en páginas seguras (cuentan con http al principio de la dirección) y baja una aplicación que te permita navegar de manera encripatada. Entre las más comunes están Bitmask y OpenVpn.

  1. Que no quede huella

Por lo general, los celulares están conectados para generar un backup en tu computadora o en alguna nube de almacenamiento en Internet. Verifica que los desnudos que te has tomado no se encuentren en esta plataforma, pues de nada te va a servir proteger lo que hay en tu smartphone si la información ya se corrió a otros espacios.

Si tus fotos migraron, elimínalas o aumenta el grado de dificultad de tus contraseñas con el propósito de que estén seguras ahí también.

  1. Posdata para las nudes en pareja

Cuando se trata del sexting en pareja, solemos ser mucho menos cuidadosos al momento de mandar nudes, ya que existe cierto grado de confianza. Creemos que si el destinatario no lo comparte, la información se encuentra segura.

Lamentablemente no es así, pues como lo he expuesto a lo largo de la guía, cualquier dato es vulnerable en Internet debido a que puede estar en contacto con terceros, y es importante que tanto tú como tu pareja, tengan contraseñas en sus dispositivos y usen aplicaciones confiables.

Si todo sale mal y al final el rumbo que tomó la relación no era lo que esperaban, en cuanto a nudes se refiere, lo correcto es que tanto tú como él (o ella) borren las fotos comprometedoras que tengan del otro. Porque más vale corazón roto con intimidad protegida, que mal de amores acompañado de estúpido body shamming en las redes provocado por un ex ardido.

Para saber qué puedes proteger en Internet además de tus nudes, entra a www.codingrights.org   

 *Gio es periodista y feminista. La encuentras en Instagram como @giofranzoni.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

Cuidado con las puertas

Hace 5 hours
Nación

Potencial tecnológico

Hace 5 hours
OTRAS NOTAS
1

Féminais, rock de mujeres para rebelar ...

Hace 1 day
2

Startups y movilidad en CDMX

Hace 2 days
3

La "Reina del soul", Aretha Franklin, ...

Hace 2 days
4

Pintorieta: una isla de basura

Hace 4 days
5

Educar para dar el salto

Hace 6 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad