Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

Ropa sin caducidad

Este proyecto busca darle una alternativa a la gente para que combata el fast fashion con prendas atemporales. Así, tu ropa nunca caduca y puedes estar tranquilo porque fue hecha con una maquila justa

POR Revista Cambio Fecha: Hace 3 days
Facebook Twitter Whatsapp

POR GIOVANNA FRANZONI

Conforme la cruda realidad comienza a estar cada vez más expuesta en Internet, me resulta complicado pasearme en los centros comerciales –que hay tantos como oxxos en la CDMX– sin sentir que gran parte de los problemas que aquejan a nuestro planeta están escondidos entre los aparadores perfectamente iluminados.

Pasar los fines de semana enteros dándole fuerte a la rueda del consumismo en esos espacios ha causado la sobreproducción de basura, la explotación infantil, la erosión del suelo; en realidad son la base de una cadena de contaminación que ha acabado con nuestro  planeta.

Por otro lado, proyectos como Básicos de México me regresan la esperanza, esa que llega con la idea de que si nos unimos a nivel local podemos ayudar a frenar ese veneno consumista que nos hemos estado tragando por años.

Un día del 2016, Valerie y Daniela hablaban de este tema frente al mar. Ese horizonte que se crea entre el cielo y el mar, imponente, iluminó sus ideas y nació esta marca de ropa que busca no sólo apoyar el producto artesanal, sino también la cadena de valor que eso implica, siempre generando un comercio justo.

“El proyecto nace en diciembre de 2016, un día que estábamos Daniela y yo de vacaciones en la playa. Las dos estábamos muy preocupadas por el impacto tan negativo que tiene la manera en que consumimos ropa hoy en día, y platicamos cómo creemos que cada vez hay más conciencia hacia los procesos más artesanales en el tema de la ropa, pero no una conciencia en los procesos industriales y en la maquila en donde pasa mucha de la explotación”, me cuenta Valerie sobre la primera vez que llegó Básicos de México a su cabeza.

A partir de esa plática en el mar, Valerie, Daniela y Gremion (fundadoras del proyecto) unieron fuerzas para que con la ayuda de muchos amigos más, la idea comenzará a tomar forma.

Porque si bien es una acción que paulatinamente ayudará a borrar la huella ecológica, el proyecto también nace de la necesidad de ellas y de sus conocidos de comprar productos que no contribuyan a la sobrexplotación de la mano de obra en la industria textil y de la moda.

“Nos hacía falta un proyecto en el que nosotras, con nuestros amigos, pudiéramos consumir ropa básica para todos los días, pero que estuvieras tranquilo con lo que estás comprando”, enfatiza Valerie sobre el porqué es tan importante para ellas Básicos de México.

Así, además de la línea de ropa que ofrece prendas que no pasan de moda y que están hechas con textiles que duran más tiempo que los que encuentras en cualquier centro comercial, ellas buscan la de manera constante nuevas formas de ayudar y hacer conciencia respecto a la base humana dentro de la industria del consumo.

Su más reciente colaboración con Fuck La Migra, un estudio de serigrafía creado por mexicanos que han sido deportados de Estados Unidos lejos de sus familias, busca no solo visibilizar el hecho de que todos, en algún punto, fuimos migrantes, también apoya, a través de donaciones, a las personas que se encuentran envueltas en esta problemática. O sea, que si compras una de las lindas playeras que tienen a la venta, el 30 % de ese dinero va a la gente con problemas de migración que lo necesita.

Actualmente, cuentan con varios diseños de camiseta, para hombre y para mujer, con frases de amor y tolerancia, así como vestidos muy lindos que puedes usar en cualquier época del año, sin problemas de que el estampado o el diseño haya pasado de moda.

“Creemos que la clave para cambiar el mundo es siempre cuestionarnos bajo qué condiciones se generó este producto. Creo que Básicos lo que busca, aparte de vender estos textiles con ciertas características de maquila justa y demás, es hacer que la gente se cuestione, que se pregunte por qué los costos son tan bajos, qué impacto tiene que use mi ropa pocas veces, cómo le hago para que mi ropa dure más. Nosotros nos consideramos una iniciativa donde además de la parte de venta, hay otra iniciativa a hacer visibles estos temas, a que la gente se pregunte, a cuidar que todo el proceso sea justo para todos los involucrados”, me dice Valerie cuando le pregunto cuál cree que es la mejor forma de combatir el daño que hace la fast fashion a nivel humano y ecológico.

Por eso, si al igual que los amigos de Valerie buscas una opción alejada de los malos tratos en la industria o eres como yo –para quien comprar en centros comerciales cada vez desata más culpa moral por el daño que hacemos a nuestro planeta a través del fast fashion–, te conviene seguir a Básicos de México en las redes, ya que además de su línea de ropa que puedes comprar fácilmente por Internet, también sueltan datos muy interesantes sobre cómo hacer que tus prendas duren más o cómo apoyar a esta nueva corriente de proyectos que buscan crear un mejor mañana para todos.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

Hecho en casa

Ellas decidieron dar un giro a su vida. Comenzaron a buscar productos más limpio ... Hace 3 days
Nación

El crédito eterno

Natalia sacó su primer tarjeta con un tope de 2000 pesos, pasó la prueba y se ar ... Hace 3 days
OTRAS NOTAS
1

Examen de conciencia

Hace 3 days
2

La maldita obsolescencia programada

Hace 3 days
3

Compras por Internet

Hace 3 days
4

Editorial: Consumo responsable

Hace 3 days
5

Arriba del ring

Hace 3 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad