Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

Ser latino es cool

J Balvin es el segundo artista más escuchado en Spotify sólo detrás de Drake, sus videos en Youtube acumulan billones de views y comparte escenario lo mismo con reggaetoneros encumbrados como Nicky Jam o 
Bad Bunny que con estrellas del rap como Cardi B y del pop como Beyoncé

POR Revista Cambio Fecha: Hace 1 month
Facebook Twitter Whatsapp

POR DIEGO URDANETA

Es el artista más importante del reggaetón. No hay que decir mucho sobre él ni hacer una introducción para que lo conozcas. Sus rolas están ahí: caminando la calle, en el súper, cuando vas a un antro o algún bar, o al mirar la TV.  Este colombiano está en todos lados y no deja de escribir hits, y con cada uno cambia la historia musical latina.

Sin duda, J Balvin es el artista latino con más aceptación en el mundo de los últimos 50 años (con todo el permiso de Luis Miguel). Es un tipo al que invitan a desfiles de Chanel, que crea tendencias con los tenis que uno mira en su Instagram cada semana, y que además hace que muy dentro de tu cuerpo te quieras parecer a él. Pronto ofrecerá un concierto en la Ciudad de México y por ello tuvimos una larga charla con él sobre reggaetón, ropa, misoginia, las tendencias de la  industria musical y más.

Ya eres el segundo artista más escuchado del mundo. ¿Cuándo te diste cuenta de que tu vida había cambiado?

La verdad apenas lo siento. Somos agradecidos con lo que hemos logrado, con ver cómo hemos aportado algo al género urbano, sin embargo creo que todo está en constante evolución. Nunca siento que ya lo logré. Siempre agradezco y veo qué sigue. Eso hace que siempre me sienta como un artista nuevo. No siento todavía que le haya ganado a nadie, aunque (otros) puedan decir que lo he hecho. Yo siento que apenas empiezo. Es bonito ver cómo la globalización de nuestra música es cada vez más real: ya no es un bluff, no es un cuento y los números hablan por sí solos.

Eres un referente latino de moda también. Además de seguirte en Instagram porque me gusta tu música, lo hago porque me gustan tus tenis. ¿Te sientes culpable de que ser latino sea cool?

Ese siempre ha sido mi sueño. Desde que empecé mi carrera siempre quise cambiar muchos conceptos, empezando con el que tenían de mi tierra, Colombia, que tiene un pasado tan fuerte y tan pesado. Yo soñaba que al país que fuera o al lugar que llegara hablaran de música, de que Colombia es la tierra de J. Balvin –y bueno, obviamente de Juanes, Shakira, y Maluma–. Ya es una realidad. No (vivimos) más ese presente oscuro, ahora es un presente lleno de buena vibra. Siempre quise, he querido y seguiré queriendo mostrar que los latinos somos una cultura muy cool, que nos encanta lo bueno, que trabajamos duro para darnos gusto, y que somos, finalmente, seres humanos y parte del mismo planeta. En este planeta tenemos derecho a lo mismo que todo el mundo. Siempre he querido mostrar esa imagen que el latino está al nivel de quién tú quieras.

¿Qué significa ser músico hoy en día? Lanzaste “Ahora” un single sin promoción, sólo en tu Instagram y ya. Eso hace cuarenta años era imposible.

Yo creo que es la misma responsabilidad, sólo que las herramientas son más efectivas –cuando las sabes manejar–. Creo que hoy en día lo más difícil es hacer música porque hay muchísimos artistas, y los medios y las herramientas que tenemos las tiene todo el mundo. La clave está en la música. La responsabilidad sigue siendo la misma: hacer buena música, algo que refresque o que sea diferente.

¿Cómo es tener un Instagram con más de 20 millones de seguidores? ¿Te pega la presión?

No, porque siempre me he mostrado como soy. No pretendo ser alguien diferente a lo que muestro. Yo creo que ahí está gran parte del éxito: en ser real y que al momento en el que uno no está con la vibra feliz y alegre, porque está en otro mood, que también lo muestre porque es parte de esa realidad. Yo comparto también momentos que no son tan buenos. Se sufre mucho cuando uno quiere aparentar lo que no es, pero cuando se es uno mismo te suma mucho porque la gente se puede identificar más fácil contigo.

¿Sientes que alguno de tus sencillos ha sido un fracaso? Porque para ti, tener en dos meses 100 millones de views es algo normal. Para otro artista, eso le cambiaría la vida para siempre.

Hay muchos artistas muy buenos, y cientos de artistas sólo buenos. Hay fenómenos también muy bonitos como es el caso de Bad Bunny, que para ser un artista nuevo tiene un impacto como si tuviera ya varios años en esto. La clave está en reinventarse. Yo creo que no hay canción perdida. Siempre va a haber alguien a quien le guste la canción, por más mala que sea, por así decirlo. Alguien se va a identificar. No veo a la música como un fracaso. Yo te puedo decir que un plato está rico, pero si a ti no te sabe bueno el plato pues… Lo que yo miro es el impacto cultural que sucede con cada canción que saco. Hay canciones que yo sé que tienen un color más para un mercado popular y otras que sé que van directamente al mercado latino, entonces la cuestión es estar jugando entre esos mundos. Por ejemplo “Machika” lo hicimos con un sonido mundial, así que lo hice con ese concepto: que lo entiendan los de afuera.

Mucha gente pensó que tenía algo que ver con el mundial de futbol.

Exacto, ese es otro concepto. Después lanzamos “Ahora” de sorpresa y a la gente le encanta. Luego salió “Ambiente” y “X” junto a Nicky Jam que es un éxito mundial. Lo que me parece más bonito es que estamos mostrando que no somos one-hit-wonders, ni que salimos en la industria de suerte. Creo que después de “Despacito” vino “Mi gente” y luego “X”. Después está “I Like It” con Cardi B y Bad Bunny que también fue top global. Creo que estamos haciendo las cosas muy bien, pero eso es gracias al hambre que tenemos de no fallar. Cuando piensas que ya estás con todo es cuando fallas.

Ustedes (los artistas urbanos) reescribieron las reglas de cómo lanzar música al mercado. Empezaron a sacar sencillos debido a la inmediatez que caracteriza a esta generación ¿Por qué sacar un disco ahora?

Todo depende. Una cosa es un álbum que es un compilado de diferentes canciones, otra son los álbumes en los que tienes un concepto y que quieres mostrar ciertos sonidos o colores o tendencias. En Vibras quiero mostrar eso: una tendencia y un color que si voy lanzando sólo como sencillos no se entendería de la misma manera que si lo saco en un paquete. Esto es lo que yo quiero mostrar de J. Balvin al mundo en este momento. Además hay contratos discográficos y hay que entregar álbumes también. Vibras, que aún no ha salido, ha estado en número dos en ventas del top latino semanas antes de su lanzamiento. El preorder compite ya con los álbumes que ya están fuera. Tengo fe que vamos a ser número uno en cuestión de una semana o dos semanas a medida que el hype vaya creciendo con cada canción.

—¿A ti te gusta el reggaetón?

—Sí.

Entonces yo creo que te va a encantar porque es un álbum para el mundo. Me explico: cuando me di cuenta que ser latino tiene tanto poder, decidí que no voy a hacer música sólo para los latinos cuando la puedo hacer para el mundo entero. Este es un álbum que está hecho para el planeta, y para los que escuchan reggaetón. Fácilmente una persona que escucha rock y detesta el reggaetón puede encontrar una canción en el álbum que lo haga decir ¡wow!

Bueno, escuché ambiente y me costó meterla en un solo género.

“Ambiente” es un reggaetón. Es un reggae que tiene una batería de dembow, pero tiene una vibra totalmente diferente, y el video es cero presuntuoso. Es una vibra tranquila y también muestra una realidad de la sexualidad en la comunidad LGBT. Si yo tengo un poder más allá de la música para enviar un mensaje, espero que si llego al cielo, o donde sea, digan que pude aprovechar ese poder a favor de la humanidad. Y si puedo concientizar a la gente en un video y decir que si a una mujer le gusta una mujer también está cool, o a un hombre los hombres también. Creo que es necesario.

El reggaetón es el nuevo pop. En mi entorno, escuchar a J. Balvin o Kendrick Lamar ya es más cool que oír Radiohead. Hoy está muchísimo más aceptado que hace 10 años, por ejemplo.

Claro, pero fue una tarea larga y yo soy fiel creyente de la causa y el efecto. Nada pasa de la noche a la mañana, nada sucede de repente. Todo es resultado de una causa. Lo que está pasando hoy en día es la suma de (lo que hicieron) los DJs en Puerto Rico unos 35 años atrás, y después de Vico C, los panameños, después Daddy Yankee –que sigue evolucionando, que es algo que yo quiero aprender de él: cómo seguir evolucionando y mantener a mi gente en los cambios generacionales–, y ahora hoy en día se ve el reggaetón y el trap como cool. Pero no fue de la noche a la mañana, fueron 30 o 40 años. Ha sido una sumatoria de todo el mundo, no podemos desacreditar a nadie.

Los prejuicios sociales han perseguido al reggaetón. ¿Te ha tocado vivirlos?

No, para nada. Es impresionante cómo el reggaetón hoy día tiene esa credibilidad y ese respeto. Hace 10 años nadie podría pensar que habría un artista urbano latino cantando junto a Beyoncé en Coachella, o al otro día con Cardi B. Estuve en los main stage sábado y domingo en Coachella. Es decir, estoy seguro que ya para el próximo año tienen que llamarnos a nosotros.

Sí, un festival debería ser una fiesta musical con todos los géneros posibles.

Precisamente. Si están escuchando lo que está pasando en el mundo, en Coachella el próximo año debería de haber mínimo un acto de reggaetón o trap en español. La reacción de la gente el día de Beyoncé fue algo que se sale de todos los parámetros, entonces creo que ya está comenzando. Antes hubiera sido imposible que invitaran a un artista de reggaetón a un evento de Chanel, pero ahora estamos en invitaciones junto a Pharrell Williams.

Los jóvenes antes eran el público de Pitchfork y de cualquier banda de rock que fuese publicada ahí. Ahora siento que ese mismo público se mudó para Complex. ¿Qué pasó con el rock n’ roll, y cuándo viste venir esto?

Siempre lo vi. Todos los seres humanos tenemos ese poder de crear y de tener convicción para realizar alternas realidades, y siempre sentí eso. Siempre sentí que íbamos a tener un espacio, y todavía nos falta. Cada vez va a ser más potente, más creíble, más imparable.

Lo único que se le sigue criticando al reggaetón son algunas letras. Algunas son misóginas, y denigran a la mujer. ¿Al tú hacer una canción sientes que tienes una responsabilidad con las letras?

Uno tiene que ser leal a uno mismo, y que hay que hacer lo que nos haga feliz. Es un derecho como artista. Tampoco soy un santo y tengo rolas donde digo un par de groserías obviamente, pero porque me siento cómodo haciéndolo. Creo, obviamente, que tengo una responsabilidad social, y más viniendo de un país como Colombia, pero muchas veces eso no viene sólo de la música, sino del ejemplo que da el artista. Puedes decir que el trap es muy grosero o misógino o que hablan de drogas, pero la posición en que ese artista está no llegó por suerte, y si la aceptación es tan increíble es porque a la gente le está gustando. No quiero decir que esté a favor o no a favor del tipo de letra, pero a mí la verdad me encanta el trap. En todos los géneros musicales van a haber letras fuertes: esto no es del rap ni del reggaetón. La salsa, el rock, el punk… El rock es rock porque sus letras eran controversiales, rompían los parámetros de la sociedad.

Viniste a México hace tiempo y había muchísimos niños de ocho a 10 años en tu concierto. Tener ese público significa que eres más artista pop (de popular) que de reggaetón. ¿Te sorprende que le gustes tanto a los niños?

Me sorprende mucho, pero sí lo soñé. Una cosa es soñar y otra es cuando se vuelve realidad. Siempre lo tuve en mi mente y lo tengo muy presente por eso soy muy cuidadoso con mi ejemplo, no con las letras, sino más con el ejemplo que yo pueda dar como persona.

Ser tan popular y mantener tu nivel no es nada fácil. ¿Qué te falta por hacer? ¿No te cansas de ser tan famoso?

Lo bonito es que cada vez me siento como nuevo, entonces no me pongo a comparar con lo que hice atrás porque ya está en el pasado. Me gusta reinventarme y crear una nueva historia. En este momento voy con “X” junto a Nicky Jam que es una historia brutal, también con “Familiar” la canción junto a Liam Payne que salió hace una semana o con el tema de Telemundo para el mundial. Es muy bonito ver cómo cada día puedo seguir reinventándome.

Por último: ¿te consideras el número uno?

El que dice que es número uno pierde así la grandeza. ¿Quién es uno para decir que es el número uno? Cada quién tiene su preferido. Decir que uno es el uno creo que ya es un nivel de arrogancia bastante dañino. Yo simplemente estoy agradecido por lo que hago, y trato siempre de hacer lo mejor y dejar que el público tenga su propia percepción. Que tengan la percepción de que soy una buena persona y de que he hecho éxito tras éxito es más importante que decir que soy número uno, además de que no lo soy.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

Masculinidad y peligro en los jorna ...

Pocos consumidores de productos agrícolas se preguntan quiénes y cómo son los qu ... Hace 19 hours
Mundo

Ser más que un refugiado

Conocer a las personas detrás de las cifras en una de las peores crisis humanita ... Hace 2 days
OTRAS NOTAS
1

El regreso de la crisis migratoria ace ...

Hace 2 days
2

Obituario para el Chef que logró tener ...

Hace 6 days
3

Agricultura que alimenta la vida

Hace 6 days
4

Niños agricultores

Hace 6 days
5

No a la pesca ilegal

Hace 6 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad