Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

Workation: ve a un destino turístico... a trabajar

Si eres freelance o trabajas vía remota, la idea de irte de viaje y continuar tu trabajo parece bastante atractiva, pero ¿es sana y productiva?

POR Estefania Camacho Fecha: Hace 2 weeks
Facebook Twitter Whatsapp

Nuestros ancestros… ok, no tan ancestros, pero por ahí de 1930 diversos sindicatos y partidos de obreros alrededor del mundo exigieron que los trabajadores tuvieran por derecho días de descanso de sus jornadas laborales, las cuales normalmente consistían en seis días a la semana.

El especialista de la UAM Azcapotzalco, Octavio Fabián Lóyzaga de la Cueva, doctor en Derecho e investigador, señala que el origen de la reglamentación del descanso, por lo menos el semanal, ha sido religioso, a pesar de que también es una demanda natural del cuerpo humano que debe cumplirse junto con la alimentación. Aunque como tal tardó en establecerse legalmente, Alemania fue el primer país en aplicar su ley en el sector industrial en 1891, y actualmente es considerado uno de los países con mayor productividad, de acuerdo con la OCDE.

Entre los motivos que sustentaron el día de descanso en la ley mexicana, antes sin goce de sueldo, estaba el religioso, pero también el del orden fisiológico y finalmente el de carácter cultural.

Casi un siglo después, la tecnología ha permitido que el trabajo para muchas personas sea remoto y freelance, lo cual ha sido una ventaja que no sólo se refleja en una mejoría en la productividad del empleado, también evita congestionamiento vial y costos extra a las empresas. Sin embargo, esta modalidad ha complicado el significado de las vacaciones.

Cabe mencionar que la Ley Federal del Trabajo mexicana actual contempla que aquellos trabajadores a domicilio también obtengan vacaciones anuales.

La ley mexicana señala que es obligatorio un periodo de seis días con goce de sueldo hasta cumplir el cuarto año en un lugar de trabajo. Seis días es nada: Brasil otorga 30 días a sus trabajadores y además un bono; Australia da cuatro semanas cada año, y si eres policía o te dedicas a la enfermería, obtendrás cinco semanas.

Y de los creadores del staycation (quedarte en casa o en tu misma ciudad a descansar y turistear,) nacieron las workations: se trata de tomarte unas vacaciones a medias, considerando la posibilidad de trabajar vía remota o, en otras palabras, irte a un destino turístico a… trabajar.

Digamos que tienes 3 días restantes de tus vacaciones anuales y trabajas desde casa. En teoría podrías hacerlo desde cualquier lugar del mundo según lo que tu chamba te exija; por ejemplo, si sólo requieres alimentos, electricidad, Internet y una computadora móvil, pensamos que más de la mitad de los países en el mundo pueden ser el escenario de tu oficina.

Claro que no es lo mismo ver tu pared blanca de lo que has acondicionado como oficina, que trabajar en un hotel con vista a la playa, pero ¿realmente podemos unir estas dos actividades, vacacionar y trabajar? ¿Puedes ser productivo mientras ves las olas del mar por unos días? ¿Puedes disfrutar de lo que normalmente ofrece un destino turístico mientras trabajas?

Las vacaciones normalmente revitalizan el cuerpo y la mente al alejar a las personas del estrés relacionado con el trabajo, de acuerdo con un artículo de la revista de divulgación Scientific American. No sólo eso: si tu empleador aprecia tu productividad laboral, te dejará tomar esos días que trabajarías a escondidas, pues el inmiscuirte en nuevos lugares y otros círculos sociales resulta en ideas frescas y nuevas perspectivas, en lugar de la falsa creencia de que concentrarte por horas en el mismo lugar te dará un resultado diferente o innovador.

¿Debería hacerlo?

En general, Tony Schwartz, CEO de The Energy Project, una iniciativa que busca mejorar la productividad de la gente, recomienda a los trabajadores tomarse todos los días de vacaciones posibles y desconectarse del trabajo terminada la jornada, además de practicar meditación, tomar breves siestas en el día y dormir de 7 a 8 horas por la noche. “De esta forma la primera tarea que deben hacer temprano en el día obtiene la completa atención de esa persona”.

Llevar a cabo aunque sea un poco de trabajo fuera de la jornada laboral puede amenazar la salud y el bienestar de los empleados de una manera que afecte hasta los resultados de la empresa, de acuerdo con Visier, una compañía norteamericana de recursos humanos.

Para recuperarse completamente del estrés, comenta Ian Cook, analista de Visier, los investigadores de la Universidad de Tel Aviv determinaron que los empleados no sólo necesitan estar físicamente lejos del lugar de trabajo, también deben desconectarse mentalmente de los pensamientos y actividades relacionados con el trabajo; en otras palabras, deben separarse psicológicamente.

Además, los empleados que experimentan más desapego del trabajo durante las horas libres están más satisfechos con su vida y experimentan menos síntomas de tensión psicológica, sin estar menos comprometidos mientras trabajan, concluyó Sabine Sonnentag en un estudio de la Universidad de Mannheim, Alemania.

Y finalmente, tomar vacaciones más prolongadas alarga la vida. Investigadores de un estudio que duró 40 años, presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, descubrieron que las vacaciones más cortas se asociaron con un porcentaje mayor de muertes.

Ahora, ¿preferirías mandar correos desde el lugar donde trabajas, o con vista a la playa?

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

¡Que comience la función!

Son ya 13 años en los que el Festival Internacional de Cine Documental de la Ciu ... Hace 4 days
Nación

Editors choice

Hace 4 days
OTRAS NOTAS
1

Memoria cultural

Hace 4 days
2

Patrimonio: una batalla por el paraíso ...

Hace 4 days
3

La industria 
del cine

Hace 4 days
4

Una cámara 
en el casco

Hace 4 days
5

Transformando la manera de contar hist ...

Hace 4 days
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad