Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Nación

Y entonces… ¿qué podemos hacer?

El cáncer es una enfermedad crónico-degenerativa que tiene mayor incidencia entre adultos, aunque no son los únicos que lo padecen. No distingue raza, edad, condición socioeconómica ni género. No obstante, sí hay incidencias distintas entre los tipos de cáncer que más afectan a hombres y mujeres, aunque en su mayor parte se relacionan con los órganos que diferencian a ambos sexos. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, del total de defunciones por cáncer, 48.8 % ocurren en varones y 51.2 % en mujeres

POR Revista Cambio Fecha: Hace 2 weeks
Facebook Twitter Whatsapp

POR JAVIER PÉREZ

Las cifras disponibles actualmente en México son sólo aproximaciones, pues no hay una base de datos actual y precisa sobre la enfermedad. Apenas se trabaja en ella. La creación del Registro Nacional de Cáncer se aprobó el 27 de abril de 2017 por el Congreso de la Unión, con los cambios a la Ley General de Salud para establecerlo. Su creación fue publicada el 22 de junio de ese mismo año en el Diario Oficial de la Federación, pero faltarán al menos cinco años para obtener una muestra representativa a nivel nacional.

El cáncer inicia como una alteración celular que provoca un aumento descontrolado de células anormales que invaden y se propagan a través de los tejidos. Eso perturba el funcionamiento normal del organismo. Cualquier parte del cuerpo puede afectarse y, de hecho, hay más de 100 tipos. En la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud –publicada por la Organización Panamericana de la Salud–, hay cánceres de nariz, ojos, sangre y tejidos que ni siquiera había oído mencionar.

La edad también es un factor de distinción. No solamente porque, a mayor edad mayor es la incidencia, sino porque la incidencia de ciertos tipos de cáncer cambia con la edad.

Riesgo y prevención

Además de los problemas físicos y el sufrimiento emocional provocados por el cáncer, los altos costos de la atención también representan una carga para los pacientes, su familia y la sociedad. Muchas cosas en nuestros genes, nuestro estilo de vida y el medio ambiente aumentan o disminuyen el riesgo de padecer cáncer.

Algunos factores de riesgo se pueden evitar, pero otros no. Por ejemplo, el tabaquismo y la herencia genética son factores de riesgo para algunos tipos de cáncer, aunque sólo se puede evitar el primero. Todas las variables de riesgo que alguien puede controlar se llaman factores de riesgo modificables. De hecho, se estima que pueden prevenirse al menos un tercio de todos los tipos de cáncer, a pesar de que no exista una causa única y directa que inicie un caso.

¿Qué puedes hacer?

A veces basta con cambiar hábitos. Aquí te presentamos algunos aspectos cuya disminución o eliminación pueden ayudarte a prevenir el cáncer; la mayoría de estos factores se relacionan con los tipos más frecuentes en hombres, pero no se limitan a ellos ni al género.

Cigarrillos y tabaquismo

Fumar es una de las acciones vinculadas con el aumento en el riesgo de contraer muchos tipos de cáncer, tantos que es mejor enlistarlos:

• Leucemia mielógena aguda (LMA).

• De los órganos digestivos: esófago, páncreas, estómago.

• De las vías urinarias: de vejiga y riñón.

• De los órganos respiratorios e intratorácicos: de pulmón.

• Del labio, de la cavidad bucal y de la faringe: de la cavidad oral.

¿Qué hacer? Es bastante sencillo, y también complicado. Es suficiente con no fumar o dejar de hacerlo para disminuir el riesgo de contraer cáncer; y cuidarse de no volverse fumador pasivo.

La alimentación

Algunos alimentos pueden proteger, y otros, aumentar el riesgo. Se señala que un alto consumo de carne procesada incide en el desarrollo de cáncer de colon y recto (de los órganos digestivos). También, aunque los estudios son limitados, se ha encontrado que la carne roja (res, ternera, cerdo, cordero, caballo o cabra) está asociada al cáncer de colon, recto, páncreas (digestivos) y próstata (sistema reproductor masculino).

¿Qué hay que evitar? Carne sometida a procedimientos como salación, curado, fermentación, ahumado u otros procesos de mejora de sabor y conservación (salchichas, jamones, embutidos, cecinas, carne seca, carnes enlatadas y salsas a base de carne).

¿Algún alimento ayuda? Se dice que frutas y hortalizas pueden proteger contra cánceres de la boca, pulmón, esófago y estómago. Las frutas también pueden proteger contra el cáncer de pulmón. No se sabe si una alimentación con bajo contenido de grasas y alto contenido de fibras y verduras reduce el riesgo de cáncer colorrectal.

Consumo de alcohol

En los hombres, el alto consumo de alcohol está asociado con el cáncer colorrectal, uno de los más frecuentes tipos de neoplasias de los órganos digestivos. Además, también se le vincula con el de esófago.

Actividad física

Según estudios, se observa que las personas que se mantienen activas físicamente tienen un riesgo más bajo de ciertos cánceres que las personas que no realizan ninguna actividad física. Aunque no se sabe si el ejercicio es la razón de esto.

A los hombres la actividad física los protege del cáncer colorrectal.

Otras medidas de prevención

A fin de prevenir el cáncer de próstata se ha establecido un protocolo que inicia a los 40 años, con el objetivo de que los pacientes comiencen a efectuarse los estudios necesarios para su detección. El interesado deberá acudir al urólogo para que le realice una exploración digital rectal y un estudio antígeno prostático. Así el especialista podrá determinar si el paciente tiene una nodulacón, zona fibrosa o dura en este órgano que pueda ser indicio de alguna malformación.

Como el cáncer de órganos digestivos es el más frecuente, una forma de detectarlo es a través de la endoscopia. Este estudio se debe practicar si se tienen, por ejemplo, padecimientos estomacales frecuentes, y si a pesar de estar bajo tratamiento el paciente recae. Se puede revisar el aparato digestivo superior, mientras que por la vía anal se examinan la zona del colon y el último segmento del intestino delgado.

¿Cuáles afectan más?

Los tipos de cáncer que más mortalidad tienen entre los hombres mayores de 20 años son (por cada 100 000 habitantes):

• De órganos digestivos: 33.98 casos.

• Del sistema reproductor masculino: 17.75 casos.

• De órganos respiratorios e intratorácicos: 14.71 defunciones.

Los más comunes:

• Los tumores de órganos digestivos pueden ser del esófago (hay ocho subtipos), del estómago (son nueve), del intestino delgado (seis), colon (diez), del recto (uno), del ano o del conducto anal (cuatro), del hígado y de las vías biliares intrahepáticas (siete), páncreas (ocho), entre otras clasificaciones y sus respectivos subtipos.

• Hay ocho tipos de tumores entre los órganos respiratorios e intratorácicos, e incluyen neoplasias de órganos como el corazón o los pulmones, pero también de laringe, tráquea y nariz con sus respectivos subtipos.

• Los del sistema reproductor masculino incluyen los de pene, próstata y testículos, así como una clasificación más, con sus respectivos subtipos.

El Proyecto sobre la Carga Global de Enfermedad estima que (datos aproximados):

• 34 000 muertes por cáncer anuales alrededor del mundo se atribuyen a dietas ricas en carnes procesadas.

• 1 millón al tabaco.

• 600 000 al consumo de alcohol.

• 200 000 a la contaminación atmosférica.

En México, en el 2013, del total de defunciones de la población de 20 años y más, 13.6 % fueron por algún tumor, y de estas, 93.6 % por tumores malignos.

Los hombres reportan tasas más altas de letalidad hospitalaria que las mujeres a causa de tumores malignos para todos los grupos de edad.

En México, el cáncer de próstata se ha convertido en un problema de salud pública: cerca de 7 000 hombres fallecen al año por este padecimiento, y se reportan entre 21 000 y 25 000 casos nuevos.

A nivel mundial, los tipos de cáncer de mayor incidencia en…

Varones:

• pulmón

• próstata

• colorrectal

• estómago

• hígado

Mujeres:

• mama

• colorrectal

• pulmón

• cuello del útero

• estómago

Fuente: Organización Mundial de la Salud, 2015.

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Nación

Ni justicia reparación

Las víctimas de violaciones a derechos humanos en México, en su mayoría, siguen ... Hace 25 mins
Cultura

Playlist: 9 canciones para buscar l ...

Queen, Pulp, Ana Tijoux y más en este recuento musical que sirve para bailar, ca ... Hace 41 mins
OTRAS NOTAS
1

Arte, publicidad y comunicación

Hace 41 mins
2

Tentaciones malditas

Hace 41 mins
3

Iniciativas comunitarias

Hace 41 mins
4

Directores de esperanza

Hace 41 mins
5

Pintorieta: haz patria

Hace 41 mins
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad