Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Opinión
Opinión
ricardochavero
Dinero Para Todos

¿Cuánto cuesta tener auto?

POR Ricardo Chavero Fecha: Hace 2 weeks
Facebook Twitter Whatsapp

Hoy en día, las personas suelen creer que tener un automóvil es sinónimo de estatus, pero nunca nos hemos detenido a pensar seriamente lo que implica tenerlo, y sobre todo, el costo que conlleva porque, más allá de brindarnos un lujo o ser una inversión, lo cierto es que un automóvil no es más que un gasto constante.

Pongamos el ejemplo de un vehículo de $200 000 que compramos de contado. Inmediatamente, y sólo por el hecho de sacarlo de la agencia, se depreciará hasta 30 %, es decir, $60 000. Lo que nos deja con un activo de $140 000; además, el auto tendrá ese valor sólo durante 26 meses; después de ese lapso, su valor desciende paulatinamente.

Los $60 000 que se depreció serán nuestro costo por tener un vehículo nuevo; dividido entre los 26 meses que tiene de vida útil, resulta aproximadamente en $2 300 al mes, y eso será únicamente el costo por la posesión del mismo –como si pagaras una renta por algo que es tuyo–, sin tomar en cuenta el seguro (que es una obligación por ley) ni el pago de servicios de mantenimiento hechos por la agencia (indispensable para conservar la garantía), además de reparaciones o gastos extras porque una vez que tu vehículo cumple más de tres años o 15 000 kilómetros, padecerá mucho mayor desgaste y tendrás que realizar el cambio de ciertas partes: llantas, bujías, amortiguadores, batería, etcétera.

A todo esto se suman las verificaciones, el refrendo o la tenencia, los estacionamientos, parquímetros, gasolina y hasta el robo de autopartes, algo lamentablemente frecuente en la Ciudad de México y para lo que muchas veces no vale la pena usar el seguro.

Después de todo lo anterior, seguramente no te quedarán ganas de tener un automóvil. Sin embargo, no todo es tan malo –para tu bolsillo, ya que respecto al medioambiente, un auto siempre será un tema en contra. La idea de esta columna no es que no compres un coche o que te deshagas del que ya tienes, sino sugerirte que tengas cuidado con los gastos, por eso, te ofrezco algunas recomendaciones:

Si tienes el capital, saca el auto de contado –además del costo por tener un auto, debemos considerar el costo del financiamiento, que ronda entre 11 y 13 % dependiendo de la concesionaria.

Si seguimos con el ejemplo del inicio, con un vehículo de $200 000, el crédito oscilaría con una tasa del 11 % 
anual, y si lo sacamos a 3 años, podríamos tomar en cuenta $66 000 de intereses; que le restan valor a nuestro activo.

En caso contrario, no te endeudes con un crédito, mejor opta por el arrendamiento financiero. De esta manera podrás tener la certeza de que tus mensualidades serán más bajas, no tendrás que desembolsar una cantidad exorbitante de enganche y podrás deducir tus mensualidades. Otro consejo es que ahorres con el propósito de cambiar tu auto cada dos años. Si tomamos en cuenta que sacamos el vehículo de contado, a los dos años aún tendrá un valor comercial alto, que, al venderlo, nos ayudará a abonar dinero a nuestro ahorro para el cambio del mismo.

Si tienes alguna duda de cómo impactaría el arrendamiento financiero, te recomendamos que busques planes y compares la opción de compra del mismo vehículo, y cómo te cambiaría el flujo de efectivo cada mes o año. De esta manera también puedes considerar qué pasaría si invirtieras con interés compuesto la cantidad que ahorrarías mediante el arrendamiento financiero, así comenzarías a ver opciones viables para mejorar tus finanzas.

*Asesor financiero especializado en fintech y coaching financiero.

@networthmx

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
LO ÚLTIMO
Lo Último
Tras bambalinas

Las modelos de San Carlos

POR Rogelio Segoviano Hace 19 hoursHace 19 hours
Leyendas Sexuales

Rapiditos

POR Rocío Sánchez *Hace 19 hours

EDITORIAL

POR Elizabeth Palacios Hace 19 hoursHace 19 hours

Poner límites

POR Revista Cambio *Hace 19 hours

Poema en rojo

POR Valeria Galvan Hace 19 hoursHace 19 hours
Tras bambalinas

Un país pirata

POR Rogelio Hernández López Hace 1 weekHace 1 week
LEYENDAS SEXUALES
Leyendas Sexuales

Rapiditos

POR Rocío Sánchez *Hace 19 hours
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital