Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Opinión
Opinión
ricardo-chavero
Dinero Para Todos

DINERO PARA TODOS: ¿Comprar o rentar?

POR Revista Cambio Fecha: Hace 11 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Pareciera una pregunta difícil y complicada, se escuchan mitos y rumores de conocidos y amigos. Crecimos pensando que si llegamos a los 40 años sin haber comprado una casa, somos un fracaso. Pero realmente ¿alguna vez nos hemos hecho la pregunta de si es mejor para nuestras finanzas rentar o comprar una casa? La respuesta de hecho es muy sencilla, tiene que ver con números y la rentabilidad que tienen los bancos en México. En algo me permitiré ser directo, y tal vez cruel. Cuando obtenemos un crédito hipotecario, estamos adquiriendo una deuda, no una casa y está sujeta a que paguemos un poco más por ella que su costo real.

¿Qué tanto tenemos que pagar? Hagamos los números. Para simplificar el modelo, quitaremos los gastos de adquisición, como pago de notario, comisiones del bróker, costo de apertura, muebles, en fin, gastos adicionales que finalmente representarán al menos el 10 % del costo del inmueble según datos de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

Pero supongamos que queremos comprar un inmueble de 2 millones de pesos, un departamento, en alguna de las lindas colonias de la Ciudad de México. Si no contamos con esa cantidad de dinero disponible, en efectivo, tenemos dos opciones. La primera es optar por una renta en esa linda colonia que tanto nos gusta –aunque mi abuelita decía que era tirar el dinero– o ir al banco de confianza por un crédito hipotecario.

Regularmente, el crédito será a pagar en 20 años con lo cual nos quedará una mensualidad que rebasará los 20 mil pesos. En ese mismo lugar, un departamento con las mismas características tiene un costo de renta aproximado de 10 mil mensuales, es decir, 50 % menos.

En 20 años, cuando nuestra hipoteca termine, considerando los intereses de la deuda, habremos pagado casi 5 millones de pesos, por un inmueble que costaba 2 millones. En cambio, si durante 20 años rentamos ese departamento de 10 mil, habremos pagado al dueño un total de 2 millones, 655 mil 623 pesos.

Lo que quiere decir que el costo neto de la hipoteca más el costo de oportunidad del enganche que dimos, en promedio el 10 % y el 10 % de costo de adquisición es de 3 354 504.28 de pesos en un lapso de 20 años contra el gasto de 2 millones y medio ($2 655 613.00) que es una diferencia de casi un millón de pesos. Ahora, ¿qué sucede si lo que nos ahorramos durante ese tiempo lo invertimos en un portafolio de renta variable y renta fija a una tasa promedio del 8 % anual?

El siguiente cálculo podemos hacerlo con una calculadora de interés compuesto.

Depósito inicial
$400 000.00
Ahorro mensual (hipoteca – renta)
$10 643.77
Interés promedio
8 %
Años de ahorro
20
Total de ahorro
$2 954 320.00
Rendimiento
$5 285 346.00
Capital final
$8 239 666.00

(http://www.economia.com.mx/calculadora_de_interes_compuesto.htm)

Si hacemos los números, nos conviene ligeramente un poco más rentar, por 8 938 557.28 pesos en 20 años. Sin lugar a dudas es una razón de peso(s) para decidir rentar, siempre y cuando estemos ahorrando la diferencia e invirtiéndola en algo que pueda poner el interés compuesto de nuestra parte. No es ningún truco de magia, el problema son las tasas hipotecarias en nuestro país, el 11 % promedio que cobran los bancos no se compara con el costo promedio de la renta, un 6 % de acuerdo con números de la encuesta nacional de vivienda de la Sociedad Hipotecaria Federal. México es el lugar preferido de los bancos transnacionales por la rentabilidad que pueden obtener en nuestro país. Mientras no tengamos una cultura financiera, seguirán aprovechando tasas altas en créditos hipotecarios, tarjetas de crédito y otros productos financieros que acaban con el patrimonio de la clase trabajadora en nuestro país.

*Asesor financiero 

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
LO ÚLTIMO
Lo Último

El sindrome del ‘sobrecalificado’ ...

POR Ricardo Chavero Hace 3 díasHace 3 días

Mejor que terapia

POR Revista Cambio *Hace 3 días

Vagina sin fondo

POR Rocío Sánchez Hace 4 díasHace 4 días
Tras bambalinas

Los calzones de Del Toro

POR Rogelio Segoviano *Hace 4 días
Tras bambalinas

Doña Urraca 
y el Santo Grial

POR Rogelio Segoviano Hace 2 semanasHace 2 semanas

Pezones masculinos

POR Rocío Sánchez Hace 2 semanasHace 2 semanas
LEYENDAS SEXUALES
Leyendas Sexuales

Consentida del profesor

POR Rocío Sánchez *Hace 3 semanas
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital