Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Opinión
Opinión
Rocio
Leyendas Sexuales

El huevo o la gallina

POR Rocío Sánchez Fecha: Hace 1 year
Facebook Twitter Whatsapp

Que los hombres transmiten el virus del papiloma humano (VPH), dicen. Y lo vuelven a decir, lo reiteran una y otra vez, como mantra. Incluso he visto a muchos médicos que se lo advierten a sus pacientes mujeres.

A mí siempre me ha parecido que esa afirmación es falaz y tendenciosa porque, si el hombre es quien transmite el VPH, ¿de dónde lo adquirió? No es un virus de generación espontánea, tuvo que venir de algún lado. Luego entonces, ese hombre lo adquirió de una mujer (o quizás de otro hombre, pero esa ya sería otra historia).

Creo que la afirmación de que el hombre “es el portador” del virus se basa más en un juicio moral que en cualquier fundamento científico. Proviene de la suposición de que los hombres tienen más parejas sexuales que las mujeres (ya sea antes o después de casarse), por lo que son más propensos a tener el virus y llevarlo a su pareja estable que espera, abnegada y desprevenida, en su hogar. No digo que este tipo de historias no sucedan, pero pintar al varón como “el maloso que trae bichos a la casa” no ayuda para nada a crear una conciencia realista sobre el riesgo que tanto hombres como mujeres tenemos ante la infección.

Es decir, preguntar quién transmite el VPH es igual que preguntar qué fue primero, si el huevo o la gallina. Además, acaba de publicarse una investigación científica que muestra que una de las cepas más cancerígenas de este virus lleva entre los humanos ¡medio millón de años!

Los médicos Ville Pimenoff, Cristina Mendes de Oliveira e Ignacio G. Bravo, adscritos al Programa de Investigación en Epidemiología del Cáncer del Instituto Catalán de Oncología de Barcelona, España, descubrieron que el VPH-16, uno de los más relacionados con el cáncer cérvicouterino, nos fue heredado desde las relaciones sexuales entre homo sapiens y neandertales. Este apareamiento no es novedad: ya hace algunos años se descubrió que la mayoría de los seres humanos tenemos 2 % de ADN neandertal. Así, preguntar quién le transmitió el virus a quién nos llevaría hasta una época tan remota como la era paleolítica.

La investigación, publicada en septiembre pasado en la revista Molecular Biology and Evolution, rastreó solamente el linaje (o cepa) tipo A del VPH-16, que es común en Europa, Asia y América, pero no en África. En el estudio se analizaron 100 genomas completos de este virus y se llegó a la conclusión de que los humanos que salieron de África y se encontraron con neandertales no tenían un sistema inmunológico apto para enfrentar la infección.

Según los médicos, esto repercute en la susceptibilidad de habitantes de ciertas regiones del planeta a este linaje del virus (y a desarrollar cáncer por esa causa), cosa que, por supuesto, no los exime de adquirir alguna otra variante. Para los investigadores, la información que hallaron es importante porque implica datos genéticos evolutivos, y no clínicos, lo que brinda una nueva perspectiva de la enfermedad.

Lo realmente importante es que estemos conscientes de que la única forma de reducir el riesgo de adquirir el VPH es usar condón. Si no lo usamos, por la razón que sea, perderemos ese 80 % de protección que si bien no es lo más eficiente del mundo, sí es mucho mejor que cero. Recordemos también que este virus puede favorecer no solo cáncer de útero sino también de garganta, de pene y hasta de ano, aunque en proporciones menores. Tanto la prevención como la revisión médica periódica es lo que nos puede salvar de padecer una grave enfermedad debida a este virus asintomático.

*Periodista especializada en salud sexual
@RocioSanchez

#Gallina#Huevo#Infección#Papiloma#salud#Virus#VPH
Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
LO ÚLTIMO
Lo Último

EDITORIAL

POR Elizabeth Palacios Hace 4 daysHace 4 days
Leyendas Sexuales

Ejercicio pélvico 2.0

POR Rocío Sánchez *Hace 4 days
Dinero Para Todos

Invertir 
en tus hijos

POR Ricardo Chavero Hace 4 daysHace 4 days

Regalos bien planeados

POR Revista Cambio *Hace 4 days
Tras bambalinas

Sueños 
guajiros

POR Rogelio Segoviano Hace 4 daysHace 4 days
Dinero Para Todos

Millonarios 
de papel

POR Ricardo Chavero Hace 2 weeksHace 2 weeks
LEYENDAS SEXUALES
Leyendas Sexuales

Ejercicio pélvico 2.0

POR Rocío Sánchez *Hace 4 days
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital