Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Opinión
Opinión
Leyendas Sexuales

Esterilidad elegida

Hoy en día, la vasectomía es un procedimiento que requiere únicamente anestesia local y es ambulatorio, pero también la salpingoclasia se puede realizar de esa manera.

POR Rocío Sánchez Fecha: Hace 3 semanas
Facebook Twitter Whatsapp

Platicaba con un amigo frente a una taza de café, y me decía que desde que era adolescente estaba seguro de que nunca tendría hijos. Hoy, a sus treinta y tantos, sigue firme en su decisión. No me atreví a hacerle la pregunta pero en mi mente surgió: ¿por qué entonces no se practica la vasectomía?

No hace mucho, digamos, en la generación de nuestros padres, las personas comenzaron a tener una posibilidad real de planificar su familia. Una vez que tenía el número de hijos que deseaba, la gente “se operaba” para no tener hijos justo al nacer el último. Muchas veces, las cesáreas se aprovechaban para realizar el corte de las trompas de Falopio.

La vasectomía, por su parte, nunca ha sido el método anticonceptivo más popular, sin embargo lo es menos aún si se considera que los varones deben someterse a un procedimiento quirúrgico en una zona donde no quieren que los toquen ni con el pétalo de una rosa.

Los tiempos han cambiado y seguramente cada uno de nosotros conoce a alguien que se niega a reproducirse. Por diversas razones, tanto hombres como mujeres optan por no tener hijos y deben enfrentar todo tipo de cuestionamientos y descalificaciones del tipo “eso dices ahorita” o “seguro no has conocido a la persona indicada”. Pero es peor cuando esas descalificaciones llegan del cuerpo médico que debería realizar las operaciones de esterilización en quienes se deciden a dar el paso.

A veces son los propios profesionales de la salud quienes obstaculizan o de plano impiden que las personas –principalmente las mujeres, creo– cancelen la posibilidad de reproducirse cuando no han tenido ningún hijo. Les dicen que lo piensen bien porque después podrían arrepentirse, no obstante ¿qué les hace pensar que la gente pide una operación de esa naturaleza sin haberlo pensado bien?

Hoy en día, no sólo la vasectomía es un procedimiento que requiere únicamente anestesia local y es ambulatorio (la famosa vasectomía sin bisturí), sino que también la salpingoclasia se puede realizar de esa manera.

En el primer caso, se utilizan unas pinzas para hacer en el escroto una pequeña incisión a través de la cual se cortan los conductos deferentes, encargados de transportar los espermatozoides desde el testículo hacia los conductos eyaculatorios para mezclarlos con el resto del semen y que éste sea expulsado a través de la uretra. Después de la intervención se recomienda reposo por tres días. Las relaciones sexuales podrán reanudarse a los ocho días aproximadamente, pero tendrá que usarse preservativo durante 3 a 6 meses o hasta que el conteo espermático de laboratorio quede en cero.

La salpingoclasia se lleva a cabo con minilaparotomía, esto es, se elabora una incisión de no más de tres centímetros en el vientre, arriba del pubis. Por ahí se cortan y ligan las trompas de Falopio. La recuperación de esta cirugía toma también alrededor de una semana, durante la cual la mujer no debe hacer ejercicio, levantar objetos pesados, beber alcohol ni tener relaciones sexuales.

Por la forma en que los médicos describen estas cirugías, parece que su gravedad quedó en el pasado. Por supuesto, los resultados tienen importantes repercusiones. Lo que quiero decir es que, si una persona toma la decisión realmente consciente de nunca tener hijos, puede recurrir a esas opciones y los médicos deberían respetar esa decisión. Me pregunto, ¿por qué una puede ir a cambiar su rostro por completo y el cirujano no nos interroga tanto? Después de todo, ambas son elecciones casi imposibles de revertir.
* Periodista especializada en salud sexual.
@RocioSanchez

#esterilidad#Leyendas sexuales#padres#rocio#vasectomía
Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
LO ÚLTIMO
Lo Último
Tras bambalinas

De lo sublime a la basura

POR Rogelio Segoviano Hace 7 díasHace 7 días
Dinero Para Todos

¿Innovación u optimización?

POR Ricardo Chavero *Hace 7 días
Leyendas Sexuales

Efecto Peluche

POR Dharma Queen Hace 7 díasHace 7 días

Editorial

POR Elizabeth Palacios *Hace 7 días
Leyendas Sexuales

Sexo en Tijuana

POR Rocío Sánchez Hace 7 díasHace 7 días

Editorial

POR Elizabeth Palacios Hace 2 semanasHace 2 semanas
LEYENDAS SEXUALES
Leyendas Sexuales

Efecto Peluche

POR Dharma Queen
Cambio
No por mucho acicalarte vas a ganar elecciones. Cuando la gente ve que eres un gato bonito, sólo le gusta tenerte ahí como adorno, para pres ...
Cambio
*Hace 7 días
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram CAPITALMEDIA