Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Opinión
Opinión
Leyendas Sexuales

Explorando la Uretra

La uretra es una estructura delicada, por lo que se debe ser cuidadoso para tener una práctica segura

POR Rocío Sánchez Fecha: Hace 9 months
Facebook Twitter Whatsapp

Siempre me he preguntado cómo fue que los seres humanos llegamos a conocer tantas maneras de estimularnos sexualmente. Por ejemplo, ¿quién y en qué momento descubrió que insertar objetos en la uretra podía ser placentero? A partir de ese instante de iluminación, todo fue cuestión de tiempo para que se diseñaran dispositivos especialmente para esa función.

Aunque ambos sexos podríamos hacerlo, en las mujeres se vuelve más riesgoso puesto que el conducto en cuestión es mucho más corto que en los hombres, por lo que es más probable cometer el error de ir demasiado profundo y dañar la vejiga, además de que es más fácil que se desarrollen infecciones del tracto urinario. Por esta y otras razones, los juguetes más populares para insertar en la uretra están diseñados para varones.

¿Pero por qué uno querría meter algo por ahí? Según quienes lo han hecho, al ser una zona llena de terminaciones nerviosas, puede generar un gran placer. A esto se suma que al entrar por esa vía se llega a la próstata de forma más directa que insertando algo a través del ano, por ejemplo. Además, este fetiche también se relaciona con juegos de sumisión, donde el hombre-esclavo no tiene mayor opción que rendirse ante las ideas de su ama (o amo), quien busca trastocar su virilidad al penetrar ese órgano que él debería usar para penetrar.

Las sondas para este propósito pueden ser flexibles, de silicón, o rígidas, de acero inoxidable, y su grosor varía desde 3 hasta 12 mm, pues hay algunos hombres que disfrutan la sensación de expansión en esa zona. Los más experimentados incluso buscan sondas texturizadas, con vibración o hasta con estimulación eléctrica.

La uretra es una estructura delicada, por lo que se debe ser cuidadoso para tener una práctica segura. Las primeras veces que se realice una inserción, debe utilizarse una sonda flexible y delgada para minimizar el riesgo de perforar la uretra y evitar desgarres. Parece obvio, pero la sonda y las manos deberán no solo estar limpias, sino desinfectadas. Debe usarse lubricante suficiente a base de agua, pues los aceites o los silicones permanecerían demasiado tiempo dentro de la uretra.

Los enterados dicen que la práctica debe empezar cuando el pene esté flácido, pues será más fácil introducir la sonda. Es importante no forzar la inserción; hay que ir despacio. También se puede sacar la sonda y volver a empezar cuantas veces sea necesario. Estos dispositivos tienen un tope para evitar que se queden dentro de la uretra, por lo que jamás debe usarse ningún otro tipo de objeto que no haya sido diseñado para ese fin (a menos que quiera dar explicaciones en un servicio de emergencias).

Como mucho en la vida, esta clase de estimulación tiene sus riesgos, como las infecciones urinarias. Por otro lado, la uretra se irrita durante las inserciones (aun usando lubricante), así que es normal que después de las primeras veces se sienta ardor al orinar, pero esto debe durar cuando mucho un día. Si hay molestias más allá de ese tiempo, si existe sangrado o pérdida involuntaria de orina, es importante consultar a un médico.

En esta era de la Red, muchos foros y sitios web ilustran muy bien cómo llevar a cabo estos juegos de manera segura. Hay que tener cuidado con la pornografía sobre el tema porque casi nunca fue pensada como guía para principiantes y lo que ahí se desarrolla puede ser muy mala idea para hacerlo en casa. Siempre es bueno explorar, pero mientras mayor y más seria sea la información para hacerlo, por supuesto, es mejor.

* Periodista especializada en salud sexual.
@RocioSanchez

#exploraciones#Leyends sexuales#rocio#uretra
Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
LO ÚLTIMO
Lo Último
Tras bambalinas

Las modelos de San Carlos

POR Rogelio Segoviano Hace 19 hoursHace 19 hours
Leyendas Sexuales

Rapiditos

POR Rocío Sánchez *Hace 19 hours

EDITORIAL

POR Elizabeth Palacios Hace 19 hoursHace 19 hours

Poner límites

POR Revista Cambio *Hace 19 hours

Poema en rojo

POR Valeria Galvan Hace 19 hoursHace 19 hours
Tras bambalinas

Un país pirata

POR Rogelio Hernández López Hace 1 weekHace 1 week
LEYENDAS SEXUALES
Leyendas Sexuales

Rapiditos

POR Rocío Sánchez *Hace 19 hours
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital