Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Opinión
Opinión
, RICARDOCHAVERO
Dinero Para Todos

Finanzas proambientales

POR Ricardo Chavero Fecha: Hace 8 months
Facebook Twitter Whatsapp

Hoy en día, uno de los temas que más nos afecta es el cambio climático, que tiene repercusiones en todos los niveles de nuestra vida y en todos los lugares del mundo. Lamentablemente, no se le da la importancia necesaria y cada día crece más el problema.

Esta columna está dedicada a las finanzas, así que en esta ocasión no será la excepción y tendrás algunos datos con el propósito de que cuides el medio ambiente, y con las finanzas de por medio para que obtengas doble beneficio.

Lo primero que debes entender es que vivimos en una sociedad capitalista, donde el marketing hace de las suyas y terminamos comprando cosas que no necesitamos, y las adquirimos sólo porque en ese momento nos parece que es una buena compra. A fin de que tengas un parámetro de qué sí y qué no comprar, piensa si realmente lo necesitas (si es algo de lo que no puedes prescindir); si dentro de unos meses tendrá el mismo valor para ti (o si acabarás tirándolo o sin usar); y finalmente, si tienes dinero para adquirirlo en este momento –sobra decir que, si no cuentas con los recursos y no es imprescindible, deberías aplazar la compra.

Al disminuir el consumismo, disminuyes la huella de carbón, por todo lo que se generó en la producción, transporte y almacenamiento. Esto aplica para objetos tan insignificantes como un adorno hogareño, hasta bienes tan elaborados como electrónicos.

En casa todavía hay muchas cosas que hacer, lamentablemente miramos el derroche de recursos naturales como si estuviera relacionado con la opulencia, cuando no es así. Desperdiciar agua, electricidad o gas, además de que eleva considerablemente tu factura  cada mes, representa daños irreparables al medio ambiente, que sin problemas podríamos contrarrestar.

Además de moderar tus compras, una opción muy buena es reutilizar los objetos que puedan tener una segunda vida, como las cajas, frascos, bolsas, etc., o en el caso de ropa, muebles y electrodomésticos, donar los que se encuentren en buen estado con la finalidad de que alguien que los necesite tenga acceso a ellos.

Por desgracia, a veces la obsolescencia programada de los aparatos eléctricos provoca que las reparaciones sean inexistentes, o tienen un precio tan elevado que es “mejor opción” comprar un producto nuevo. Si tienes la alternativa de arreglarlos, hazlo, además de no generar basura, estarás colaborando con una fuente de empleo.

Otra acción importante es dejar de lado el uso de utensilios desechables, como el unicel, plástico y cartón. Disminuir el uso de popotes, bolsitas de plástico, cubiertos y platos de un solo uso va a ahorrarte algunos pesos, y aunque esta acción no implicará un ahorro muy grande, sí tendrá un impacto positivo en el ambiente. Considera que también puedes sustituirlos por la opción sustentable, productos que estén hechos con materiales reciclados y que sean biodegradables.

Recuerda tomar en cuenta el transporte, pues recurrimos a él por lo menos 5 días a la semana. Procura reducir el uso del automóvil o busca la manera de compartirlo, y utiliza opciones más verdes –bicicleta o transporte público–, las cuales, además de ser más baratas, conllevan un ahorro al finalizar el año, ya que evitarás mantenimiento, tenencia, gasolina, verificaciones, estacionamientos y multas.

Por último, en lo que toca a la  alimentación: consume más productos locales y naturales que no estén empaquetados, y que tengas la certeza de que son lo menos procesados posible; fomenta el comercio local, y asegúrate de cargar tus bolsas reutilizables para guardar tu compra.

Si tienes una buena alimentación y estilo de vida, cuando seas mayor podrás ahorrar una buena cantidad de dinero en doctores y medicamentos (se vale ser precavidos).

Estas son unas pequeñas medidas que, si las aplicas día con día, tendrán el impacto ambiental que tanto necesitamos; y con el ahorro que puedas obtener, podrás cumplir metas específicas que te beneficiarán en un futuro cercano.   

*Asesor financiero especializado en fintech y coaching financiero.

@networthmx

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
LO ÚLTIMO
Lo Último
Impulso progresista

¡Toca legislar, 
toca regular!

POR Aurélien Guilabert Hace 21 hoursHace 21 hours
Tras bambalinas

Piérdete en un bosque

POR Elizabeth Santana *Hace 21 hours
Dinero Para Todos

El mercado hipotecario

POR Ricardo Chavero Hace 21 hoursHace 21 hours
Tras bambalinas

De Luzia a Tabarnak

POR Rogelio Segoviano *Hace 1 day

Editorial: el servicio a la comunid ...

POR Elizabeth Palacios Hace 2 daysHace 2 days
Impulso progresista

Un despertar 
a medias

POR Aurélien Guilabert Hace 1 weekHace 1 week
LEYENDAS SEXUALES
Leyendas Sexuales
No hay contenido disponible.
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital
Aviso de privacidad