Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Opinión
Opinión
ROCÍO
Leyendas Sexuales

Mariguana y sexo

POR Rocío Sánchez Fecha: Hace 1 week
Facebook Twitter Whatsapp

Las enseñanzas más ortodoxas nos dicen que no es buena idea mezclar drogas con sexo, ya que corremos el riesgo de relacionarnos con personas con quienes no lo haríamos si estuviéramos sobrios, y ya ni hablar de dejar por completo de lado el uso del condón ni de mantener la línea de las prácticas sanas y acordadas.

Sin embargo, es rara la situación donde la presencia de un estupefaciente no facilita la disposición a tener relaciones sexuales. Llámese alcohol u otras sustancias más “duras”, parece que la desinhibición que provocan las drogas ocasiona que quienes las consuman accedan a comportamientos sexuales más fácilmente que quienes no suelen hacerlo.

Algunas sustancias se han relacionado, sí, con un mayor deseo sexual, pero también con problemas como la disfunción eréctil o la dificultad para alcanzar el orgasmo. Esto no parece desalentar a los usuarios y usuarias de drogas, quienes dan rienda suelta a sus necesidades mientras están bajo los efectos de ellas.

Todas estas son psychology-essays.com afirmaciones medianamente sustentadas, a veces en la experiencia, a veces en estudios científicos de cierta importancia. Sin embargo, en octubre pasado se publicó el primer estudio realmente representativo que relacionó el consumo de mariguana con la frecuencia del sexo en personas heterosexuales.

Como tantos descubrimientos científicos, el contexto que se estudió fue el de Estados Unidos, donde 29 de los 50 estados han aprobado el uso legal de la mariguana con fines médicos o recreativos. La investigación, que comenzó en 2002, recabó los testimonios de más de 50 000 personas (28 000 mujeres y casi 23 000 hombres) entre los 25 y 45 años de edad.

Lo que hallaron los investigadores de la Universidad de Stanford, en resumen, fue que las personas que usan mariguana de forma regular tienen 20 por ciento más sexo que aquellas que no la consumen. Llegaron a esta conclusión mediante una encuesta en la que se preguntaba expresamente a los participantes cuántas veces habían tenido relaciones con una persona del sexo opuesto en las últimas cuatro semanas, y qué tan frecuentemente habían fumado mariguana en los últimos 12 meses. Las mujeres que dijeron no haber fumado en el último año tuvieron un promedio de 6 relaciones sexuales durante las cuatro semanas previas, mientras que las que sí fumaron tuvieron un promedio de 7.1 relaciones. En los hombres, el promedio de encuentros para los no fumadores fue de 5.6, mientras que para los usuarios de mota fue de 6.9.

La mencionada tasa de 20 por ciento más sexo entre los consumidores no varió nunca en función de la edad, el sexo, el nivel educativo ni el nivel socioeconómico. Es decir, la asociación entre mariguana y sexo fue universal.

Esto no quiere decir que todos debamos salir corriendo a conseguir al dealer más cercano. Los científicos aclararon que no hay una relación causal, es decir, no se encontró que fumar mariguana conlleve el tener más sexo. Incluso aclararon que se han documentado casos de disfunción eréctil en hombres que fuman grandes cantidades de la hierba, así como bajo conteo de esperma entre sus usuarios.

Aun así, es evidente que el tabú sobre la mariguana poco a poco cae también entre la comunidad científica, que se muestra cada vez más interesada en constatar rigurosamente lo que hasta ahora se ha sabido más bien de oídas sobre la planta. Las universidades están abriendo sus laboratorios al cannabis y eso es positivo, pues sólo estudiándolo desde un punto de vista objetivo podremos saber cuáles son sus verdaderos beneficios y perjuicios.

* Periodista especializada en salud sexual.

@RocioSanchez

Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
LO ÚLTIMO
Lo Último

EDITORIAL

POR Elizabeth Palacios Hace 1 dayHace 1 day
Leyendas Sexuales

Ejercicio pélvico 2.0

POR Rocío Sánchez *Hace 1 day
Dinero Para Todos

Invertir 
en tus hijos

POR Ricardo Chavero Hace 1 dayHace 1 day

Regalos bien planeados

POR Revista Cambio *Hace 1 day
Tras bambalinas

Sueños 
guajiros

POR Rogelio Segoviano Hace 1 dayHace 1 day

Buen viaje

POR Revista Cambio Hace 1 weekHace 1 week
LEYENDAS SEXUALES
Leyendas Sexuales

Ejercicio pélvico 2.0

POR Rocío Sánchez *Hace 1 day
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital