Revista Cambio
  • Menú Navegación Menú Navegación
  • Suscribirse Suscribirse
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar menú
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Búsqueda
    Buscar
    Cerrar
  • Menú
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
CerrarCerrar
CONTACTO Revista Cambio SUSCRÍBETE
Facebook Twitter Youtube
Youtube Twitter Facebook
Cerrar
Revista Cambio
Suscríbase a nuestro newsletter y reciba noticas y promociones exclusivas.
Uncategorized

Orgasmos en femenino y 
en masculino

orgasmos2

Mucha gente ignora lo que es un orgasmo… hasta que tiene uno. Una vez que se ha experimentado, no es fácil describirlo

POR Rocío Sánchez Fecha: Hace 10 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Ya le conté sobre la vez que una niña de nueve años me preguntó qué es un orgasmo? Mis ojos se abrieron como platos. Yo tenía 16 años y estaba en casa de una amiga jugando “Escrúpulos”, aquel juego de mesa en el que, por turnos, se hacía una serie de preguntas incómodas. Sudé un poco pero sabía que tenía que contestar lo más clara y concretamente posible (sobre todo para evitar que la pequeña, hermana menor de mi amiga, siguiera preguntando). “Es el momento de máximo placer en una relación sexual”, le dije. No estaba segura de si ella sabía lo que era una relación sexual, pero probablemente sí, pues mi respuesta la dejó conforme.

Mucha gente ignora lo que es un orgasmo… hasta que tiene uno. Una vez que se ha experimentado, no hay lugar a duda, pero no por eso es fácil describirlo. Calor, presión, hormigueo, calambre, cosquilla, latido, todas estas palabras se han usado para tratar de relatar lo que se siente al llegar al clímax, sin embargo, está claro que para cada persona es diferente. De hecho, se suele hacer hincapié en que el orgasmo es diferente en hombres y mujeres. Se dice, por ejemplo, que ellos pueden alcanzarlo mucho más rápido que ellas. Otra versión, con la que me topé varias veces pero no pude encontrar la fuente, es que, en promedio, el orgasmo de un hombre dura de 3.5 a 8 segundos, mientras que el de una mujer puede durar de 8 a 20 segundos.

No digo que esos datos sean arbitrarios, pero probablemente estén basados más en la percepción de cada individuo sobre su propio orgasmo que en una realidad objetiva. Y es que, recordemos, no hay muchos laboratorios en el mundo que se dediquen a hacer estudios médicos sobre la respuesta sexual humana.

Sin embargo, sí existen algunas investigaciones, como las que reseña el doctor Alan Fogel, profesor emérito de psicología en la Universidad de Utah en Salt Lake City, en su columna “Body sense”, difundida en el portal Psichologytoday.com.

El doctor Fogel refiere un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Minnesota, publicado a inicios de los años 80, que midió la intensidad, frecuencia y duración de las contracciones del músculo pélvico de hombres y mujeres durante orgasmos obtenidos por masturbación. El resultado: no hubo diferencias significativas en el patrón de contracciones de hombres y mujeres. Así, para ambos sexos, el orgasmo comienza con series de entre seis y 15 contracciones regulares de alta intensidad que duran entre 20 y 30 segundos. Existen, obviamente, variaciones individuales pero –subraya el especialista– no hay diferencias por sexo.

Algo más que reveló esta investigación es que, para algunas personas, las contracciones regulares son la experiencia orgásmica principal. Estos orgasmos, clasificados como de tipo 1, son los más frecuentes. Otro grupo de personas pueden seguir experimentando contracciones irregulares por 30 a 90 segundos más, llamadas orgasmos de tipo 2, pero estas diferencias nada tienen que ver con el sexo del participante.

Entonces, si nos ceñimos a lo fisiológico, resulta que el orgasmo es el mismo para unos y para otras, aunque haya miles de formas de alcanzarlo y también de vivirlo. Es quizá esta última parte, la de la vivencia, la que nos hace tan diversos. Mientras para algunos el clímax es lo mejor que les puede suceder en la vida, para otros no alcanza más que un “meh” en su escala de satisfacción.

Lo importante aquí es saber cómo lo experimenta usted mismo y cómo lo hace su pareja. Quizá si tiene datos más certeros y de primera mano pueda ampliar grandemente el potencial de sus relaciones sexuales.

Periodista especializada en salud sexual/ cartas@revistacambio.com.mx

#hombre#leyendas#mujer#orgasmos#sexuales
Comparte Facebook Twitter Whatsapp Comentarios Ver
Comentarios Ver
DESTACADO
Destacado
Estados

Educación con futuro

El gobernador de Guanajuato destaca el crecimiento de la cobertura escolar duran ... Hace 4 días
Estados

Juntos se puede lograr

Guerrero traza la ruta de apoyo a las viviendas afectadas por los sismos Hace 4 días
OTRAS NOTAS
1

Mejor movilidad

Hace 4 días
2

Tres cosas que todos debemos reconstru ...

Hace 4 días
3

Campaña emergente

Hace 4 días
4

¿Quieres 
rentar o comprar? 
¡En esto ...

Hace 4 días
5

No nos cruzamos de brazos

Hace 4 días
EDICIÓN IMPRESA
Edición Impresa
No hay contenido disponible.
Facebook
Facebook/REVISTACAMBIOMX
Twitter
Twitter/REVISTACAMBIOMX
Revista Cambio
Facebook Twitter Instagram Capital Media Digital