10 canciones para recorrer la CDMX

Cumbias, rock, baladas, mariachis. De todo se le ha dedicado a esta entidad que nos atrapa entre sueños, calor y belleza

25 de Marzo 2018

Foto Revista Cambio

Y aquí seguimos, con temblores, escasez de agua, tráfico, contaminación, y nada de eso nos aleja de esta ciudad. Cada quien tiene sus razones y sus rincones que no quiere dejar de esta metrópoli, a la que le han dedicado decenas de canciones. Estas son algunas de las piezas (viejas y nuevas) dedicadas por alguien que llegó de fuera, el chilango más norteño (¿o el norteño más chilango?) que caminó la ciudad como si hubiera crecido en ella. “Y así como hay personas que jamás olvidaremos, en mi caso esta persona es la ciudad de México”.

1. “Vieja ciudad de hierro”, Rockdrigo González

Si hubo alguien que pudo ver en esta ciudad lo que muchos nos perdemos a diario, fue Rockdrigo, un tampiqueño que describió al entonces Distrito Federal.

“¿Qué harás con la violencia? De tus tardes y tus noches en tus calles, y tus parques y edificios coloniales convertidos en veloces ejes viales”.

2. “Ciudad hermosa”, Natalia Lafourcade 

Natalia Lafourcade no necesita una temática mexicana para provocar que extrañamos a México, aun cuando vivimos aquí (imagínen a los que no). Así, esta canción es dedicada a la Ciudad de México al mero estilo mariachi.

“Mexicana hermosa, ciudad consentida

No te apagues nunca, que siga la vida

Que tu noche se cubre de estrellas, de alegrías y viejas leyendas”

3. “Distrito Federal”, Los Auténticos Decadentes

A varios les pegó mucho el cambio de nombre cuando el Distrito Federal cambió a Ciudad de México, pero la esencia permanece, tanto que hasta los Auténticos Decadentes entendían lo fácil que era perderse en los icónicos bochos verdes. Justo en el video podemos observarlos llegar a esta ciudad para ofrecer un concierto en el Foro Sol y culminar, como muchos cada noche, en Garibaldi.

“Tierra azteca poco aire

Magia negra y amistad

Como un bocho estoy perdido en Distrito Federal”

4. “Metro Insurgentes”, Amandititita

Esta buena cumbia habla sobre una mujer que tiene un puesto en el Metro Insurgentes (hoy ya renovado y rehabilitado sin lonas ni “emos”), está enamorada de un hombre que nunca la verá porque ella no es oficinista. Muy triste, pero bailable y hasta cierto punto real.

5. “Metro Busco Amor”, Los Lagartos 

La frase reza “de todo hay en la viña del señor”, pero Los Lagartos la transforman a “en el metro del señor”. Y es que si preguntáramos cuántas historias de amor (o desamor) han nacido en el Metro, quizá encontraríamos la cursilería que de repente le falta manifestarse en esta ciudad. Ellos repasan algunas estaciones clave en las que, de vez en cuando, “ahí hay amor”, pero ellos se quedan con Tepepan del tren ligero. A veces el subterráneo no ayuda.

6. “Metro”, Café Tacuba 

Dice el guía norteño, viejo conocido de la ciudad: “ya que andamos en el subterráneo”; estaría interesante hacer el recorrido que propone la banda originaria de Satélite que, al parecer, le ha cantado a todo en esta ciudad. De acuerdo con la letra de la canción, el personaje vive permanentemente en el metro porque cuando intenta salir “siempre hay alguien que empuja para adentro”. Es un clásico.

7. “Un gran circo”, La Maldita Vecindad

“Luego… un poco relacionada con cualquier metrópoli, pero más con la bienamada Cedemequis…”, continúa la guía musical, que en efecto no menciona de dónde se trata, pero la descripción lo dice todo.

“En las calles no hay telón, así que
Puedes mirar como único espectador
Te invito a nuestra ciudad”

8. “Bella tarde”, The Guadaloops

Quizá esta canción te pueda acompañar en un paseo por la legendaria Santa María la Ribera, una colonia que alberga atmósferas tranquilas, gastronómicas y que ofrece una arquitectura admirable.

9. “Lo hice por el punk”, Belafonte Sensacional

Hola a aquellos que transmutan desde la Zona Metropolitana a sus trabajos y hasta al sur, por el Estadio Azteca como si fuera una ruta ligera o sencilla. Es un lindo trayecto para alguien que sabe lo que es ir y venir diariamente de una oficina a su hogar, aunque deba recorrer toda una línea de metro.

“Ya luego cae la noche

Caminamos sin destino en Eje Central

Me subo a la banqueta, lanzo un grito, una mentada a la autoridad

Lo hice por el punk”

10. “Una tarde en la vida”, La Barranca

Finalmente, el “gran canto de amor por la Ciudad de México” del norteño más chilango. Él describe lo que muchos habitantes de esta metrópoli sentimos: confusión por amar y odiar la ciudad porque es tan bonita, pero hay tanta gente. O hace calor, pero de repente la lluvia paraliza todo.

“No hay que dejar que muera la tarde, no hay que dejar pasar un sol así. Maldigo a la ciudad, pero jamás he visto un cielo igual”

Si quieres continuar escuchando esta lista musical, recuerda seguirnos en Spotify y reproducir más canciones aquí: