El petro y los mercados

25 de Febrero 2018

Foto Revista Cambio

La primera década del  siglo XXI fue un momento de exuberancia y locura por los mercados. Había comerciales las 24 horas sobre lo barato de las comisiones para hacer trading, y cómo de la noche a la mañana las personas se podían enriquecer comprando y vendiendo acciones. Desde empresas que se dedican a vender comida de perros por Internet (pets.com) hasta métricas inteligentes de los corredores de Wall Street, como basar la valuación de una empresa en visitas a una página.

Ya hemos visto un comportamiento bastante irracional en los inversionistas. Muchos dejaron su trabajo para convertirse en traders, comprar varios monitores y trabajar desde su casa. Por supuesto, cuando uno empieza a ver empresas con nombres extravagantes y con tantas métricas irracionales, algo está mal. Me trae muchos recuerdos de la década mencionada ver que hay ICO (ofertas iniciales de cryptomonedas) sobre plátano orgánico o el petro (simplemente no puedo dejar de recordar la locura de los dos miles). Cuando leo que hay personas que van a dejar su trabajo con el propósito de dedicarse a ser traders de criptomonedas… mmm… siento que es muy acertado el viejo dicho de que nunca aprendemos de nuestra historia. Aunque vale la pena hablar del petro.

El Bitcoin-esque petro o PTR, es parte de la estrategia de Venezuela para evitar el bloqueo económico de EU y rescatar la economía. Aunque deberían empezar por rescatarse primero de su locura. El bolívar, la moneda oficial de Venezuela, ha estado en caída libre: sólo en febrero perdió 99.6 % de su poder monetario. Una de las características de las criptomonedas es que deben estar libres del control de cualquier Estado o banco central; obviamente, no es el caso aquí.

Cabe resaltar que este ICO no necesariamente habla de la tecnología detrás de esta revolución de desintermediación. El gobierno venezolano ha dicho que cada petrocoin va a ser respaldado por un barril de petróleo. Maduro, el presidente de Venezuela, ha comentado que 100 millones de petros estarán disponibles a un valor de 6 billones. Por su parte, la oposición del congreso ha mencionado que es ilegal crear un instrumento financiero que venda el petróleo de Venezuela, dado que esa fue la primera razón para nacionalizar esta industria. Podemos ver que hay claros disparates en esta locura financiera.

Muy parecido a la exuberancia irracional del worldcom en el inicio del milenio, observamos que cuando empiezan a surgir opciones tan diversas montadas sobre la tecnología, es claramente una burbuja que está a punto de estallar en cualquier momento.

La tecnología va a permanecer, igual que el Internet en sus inicios. El blockchain va a continuar cambiando y revolucionando la industria, pero se antoja que habrá muy poca transparencia y confianza en el país que se conoce por tomar activos y nacionalizar la industria y un banco central que tiene hiperinflación.

Confiemos en la tecnología; sin embargo, creer que es una inversión inteligente es igual que comprar un billete de lotería esperando que nos dará fortuna en lugar de ahorro, inversión y disciplina en el largo plazo.

*Asesor financiero especializado en fintech y coaching financiero.

@networthmx

Asesor financiero especializado en fintech y coaching financiero.

@networthmx

COMENTARIOS


FACEBOOK

MÁS POPULARES