Basada en hechos reales

Roman Polanski está de regreso con una película en la que no corre riesgos, sino todo lo contrario; se trata de una colección de temas, atavismos y fetiches presentes en toda la filmografía del director polaco

11 de Marzo 2018

Foto Revista Cambio

Luego de una ausencia de seis años –y regresando tal vez en el momento menos indicado–, el legendario Roman Polanski está de vuelta, bien acompañado en todos los flancos y en terrenos que el polaco sabe dominar, por lo que en esta nueva película no corre riesgos sino al contrario, pues se reconocen atmósferas y ambientes presentes básicamente en toda su filmografía: el horror a la otredad, las mujeres seductoras y fuertes, así como la casa como el testigo primario de la maldad humana.

Adaptación libre de la novela homónima de la escritora francesa Delphine de Vigan, Basada en hechos reales es el clásico relato de personajes interpuestos donde una extraña figura misteriosa se introduce (usualmente a la mala) en la vida del protagonista. En este caso, la víctima es Delphine, una afamada escritora (interpretada por la esposa del propio Polanski, Emmanuelle Seigner) que justo acaba de publicar un nuevo libro que seguramente se convertirá en un best seller.

En una firma de autógrafos, Delphine conoce a Elle (la siempre despampanante Eva Green), una chica que en principio parece una admiradora más, sin embargo, poco a poco, gracias a varios encuentros posteriores que parecen fortuitos, va quedando clara la obsesión de Elle por Delphine. La mujer dice ser también escritora, pero del tipo ghost writer (escribe a nombre de otros sin recibir crédito), y por ello comienza a aconsejar a Delphine sobre la ruta que debe llevar su carrera, justo ahora que luego del éxito de su último libro, padece cierto bloqueo de escritor.

De inmediato surgen las características clásicas del cine de Polanski: las atmósferas inquietantes, ineludibles, tóxicas, que exponen una realidad desquiciada y generan así  pesadillas en los personajes y duda en el espectador. También está presente la femme fatale, aquí a cargo de una Eva Green por la que no parecen pasar los años (se ve igual que en sus días de chica Bond) y que con la sola mirada deja claras sus intenciones de someter a Delphine, aunque no se sabe aún por qué motivo: ¿es una vieja vendetta, se trata de una rival, o simplemente es una mujer obsesionada por la famosa escritora?

Es la segunda vez que Polanski trata el tema del escritor fantasma como personaje, ya de sí mismo misterioso y elusivo. En The Ghost Writer (2010), Ewan McGregor probaba suerte como escritor fantasma para terminar, irremediablemente, en medio de un complot. En este caso no será distinto, Delphine entrará en crisis creativa y aceptará (al no tener de otra) la ayuda de Elle con el propósito de calmarse y regresar a escribir.

Por supuesto, el erotismo no podía estar fuera de la ecuación. Aunque las atmósferas de tensión son muy claras (esas miradas entre las dos escritoras, aquel roce continuo, o una que otra caricia furtiva), Polanski no quiere dar pretextos para el escándalo, por lo que la atracción entre estos dos personajes es un elemento presente pero nunca decididamente gráfico.

Se trata en todo caso de un polanski’s greatest hits; una colección de temas, atavismos y fetiches presentes en toda la filmografía del director polaco, empezando con la casa como ente maligno, el escritor conflictuado, la mujer atrapada por el acoso externo y hasta la presencia de su esposa, quien ha sido protagónico en algunas de sus mejores cintas (Bitter Moon, Frantic).

En cierta forma, emulando la historia de la película misma, Basada en hechos reales cuenta entre sus guionistas a Olivier Assayas, el director de cintas como Personal Shopper y Clouds of Sils Maria. El dato es revelador para la trama porque al saberlo, uno empieza a reconocer ciertas claves del cine de Assayas, por lo que es imposible no preguntarse (aunque sea a modo de jugueteo) si en realidad esto no fue dirigido por Assayas y no por el director polaco. Polanski como director fantasma de su propia película. La sola posibilidad suena tan retorcida que no sería descartable como una realidad.

Dirección: Roman Polanski.

Guion: Roman Polanski y Olivier Assayas, basado en la novela 
homónima de Delphine de Vigan.

Producción: Wassim Beji. 
Francia, 2017.

Fotografía: Pawel Edelman.

Música: Alexandre Desplat.

Edición: Margot Mayner.

Con: Eva Green, Emmanuelle 
Seigner, entre otros.

Crítico de cine con 10 años de experiencia profesional. Ha colaborado en revistas y periódicos como Newsweek, Chilango, Quién, Esquire, 24 Horas, entre otros. Actualmente colabora en El Universal, Eje Central, Dónde Ir y Filmsteria.

@elsalonrojo

COMENTARIOS


FACEBOOK

MÁS POPULARES


MÁS HISTORIAS



Capital Media
Capital Coahuila
Capital Hidalgo
Capital Querétaro
Capital Michoacán
Capital Edo. de Méx.
Capital Oaxaca
Capital Puebla
Capital Quintana Roo
Capital Morelos
Capital Jalisco
Capital Veracruz
Capital México
Capital Mujer
Reporte Índigo
Estadio Deportes
The News
Efekto
Green TV
Radio Capital
PirataFM
Capital Máxima
Capital FM


CAMBIO

es una marca registrada de Capital Media

Dirección: Montes Urales No. 425 Col. Lomas de Chapultepec México, Distrito Federal, C.P. 11000 Teléfono: (55) 30 99 3000

NEWSLETTER

* Campos requeridos