Halloween

Esta nueva cinta es la mejor secuela que se ha filmado de la película original, entre otras cosas, porque en ella las mujeres han decidido dar un giro a la historia

21 de Octubre 2018

Foto Revista Cambio

Si la Halloween original era un gran homenaje al cine de Hitchcock y en particular a Psycho (1960), esta nueva secuela es un homenaje al clásico de 1978 y al cine de John Carpenter mismo. Dicho así, esto podría parecer el peor ejercicio de onanismo, pero lo fabuloso e inesperado es que la cinta funciona. De hecho, esta nueva Halloween es la mejor secuela que se ha hecho de la cinta original; es la única que ha sabido reutilizar la fórmula no como un signo de pereza argumental, sino como una deconstrucción misma de los mecanismos del terror de los cuales Mike Myers se vuelve pieza nodal del género.

De un plumazo y sin perder mucho tiempo en explicaciones, esta nueva cinta dirigida por David Gordon Green quita del mapa las numerosas y muy pobres secuelas a la cinta original para situarnos en el periodo actual.

Han pasado ya cuarenta años desde los hechos ocurridos la noche de Halloween de 1978 en Haddonfield, Illinois, donde un hombre enmascarado mató violentamente a cinco personas. La única sobreviviente de aquel ataque fue Laurie Strode (fabulosa Jamie Lee Curtis), quien a pesar de tantos años aún vive con el trauma de lo ocurrido aquella fatal noche de brujas, por lo que se ha encargado de transmitir a su hija Karen (Judy Greer) y a su nieta adolescente Allyson (Andi Matichak) no sólo el miedo por el eventual regreso de Mike Myers, sino la forma de combatirlo, entrenándolas desde pequeñas en el uso de armas de fuego y técnicas de defensa.

Así, el guion del director (junto con Danny McBride y Jeff Fradley) convierte a la otrora cándida e inocente niñera de hace cuarenta años en una ruda amalgama entre Sarah Connor (Linda Hamilton en The terminator, 1984), la siempre aguerrida Ripley (Sigourney Weaver en Alien,1979) y la determinada Furiosa (Charlize Theron en Mad Max: fury road, 2015).

La sesentona Laurie es ahora experta en armas y posee un vasto arsenal con todo y cuarto de pánico incluido. Karen y Allyson creen que su madre/abuela está demente, pero sólo es cuestión de tiempo para que descubran, de la peor manera posible, que toda la paranoia era en realidad precaución: se acerca la noche de Halloween y el mal volverá a caminar en las calles de aquel en apariencia apacible suburbio de la América profunda.

El principal reto de esta secuela es el tiempo. Como bien lo apunta uno de los personajes: que un asesino serial haya matado a cinco personas hace cuarenta años es casi intrascendente para los estándares cotidianos de hoy día donde, por ejemplo, un chico puede tomar un arma y matar a cientos en una tarde de escuela. Norteamérica ya no es la misma, la violencia ha aumentado y por ello un personaje como Michael Myers podría parecer (o de hecho es) anacrónico, propio de tiempos mucho más civilizados e ingenuos (recordemos que el arma preferida de Myers es el cuchillo cebollero, nada de armas automáticas o pistolas de ningún tipo).

Ante esta poderosa disyuntiva, David Gordon Green opta por lo obvio: volver a la esencia. Mike Myers sigue siendo un envase sin etiquetas ni rostro, que no necesita mayor explicación ni adición. “Es el mal encarnado –diría el viejo Dr. Loomis (Donald Pleasence)–, sin razón, conciencia ni entendimiento”. Mike Myers regresa y el único agregado al personaje es una barba blanca que apenas y se sugiere. En épocas de tiroteos y de cientos de muertos en minutos, el viejo Myers va en busca de un nuevo cuchillo, al fin y al cabo que víctimas y adolescentes calenturientos hay de sobra.

La que ha cambiado es la víctima, las mujeres; y es aquí donde la película da su giro más genial y maravilloso. Laurie, su hija y su nieta, no pretenden ser más las eternas víctimas, el juego de presa y cazador cambia. Este es el Halloween del movimiento #MeToo, donde las mujeres harán lo necesario –con valentía y resolución– con el fin de terminar con el depredador que las acecha desde hace 40 años.

No son buenos tiempos para el viejo Mike Myers, pero sí para las mujeres que finalmente han decidido dejar el miedo atrás.

 

Dirección: David Gordon Green.

Guion: David Gordon Green, Danny McBride, Jeff Fradley basado en los personajes creados por John Carpenter.

Producción: Bill Block, Jason Blum, John Carpenter, Jamie Lee Curtis. EU, 2018.

Fotografía: Michael Simmonds.

Edición: Timothy Alverson.

Con: Jamie Lee Curtis, Judy Greer, Andi Matichak, entre otros.

Crítico de cine con 10 años de experiencia profesional. Ha colaborado en revistas y periódicos como Newsweek, Chilango, Quién, Esquire, 24 Horas, entre otros. Actualmente colabora en El Universal, Eje Central, Dónde Ir y Filmsteria.

@elsalonrojo

COMENTARIOS


FACEBOOK

MÁS POPULARES


MÁS HISTORIAS



Capital Media
Capital Coahuila
Capital Hidalgo
Capital Querétaro
Capital Michoacán
Capital Edo. de Méx.
Capital Oaxaca
Capital Puebla
Capital Quintana Roo
Capital Morelos
Capital Jalisco
Capital Veracruz
Capital México
Capital Mujer
Reporte Índigo
Estadio Deportes
The News
Efekto
Green TV
Radio Capital
PirataFM
Capital Máxima
Capital FM


CAMBIO

es una marca registrada de Capital Media

Dirección: Montes Urales No. 425 Col. Lomas de Chapultepec México, Distrito Federal, C.P. 11000 Teléfono: (55) 30 99 3000

NEWSLETTER

* Campos requeridos