Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Lunes 20 de Enero 2020

“Tigre” Jiménez quiere conocer a AMLO y contarle su historia

14 de Enero 2020
Feed-ntx-estadio
Feed-ntx-estadio

Por David Torres González

México, 14 Ene (Notimex).- La boxeadora mexicana Alejandra “Tigre” Jiménez quiere conocer al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para contarle su historia y si es posible ayudar a que las nuevas generaciones de boxeadoras no pasen lo que ella y otras sufrieron.

En los “Martes de café” del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), la pugilista recibió el cinturón que la acredita como monarca de la división supermediana, el cual logró el sábado anterior tras vencer por decisión dividida a la estadunidense Franchon Crews en el Alamodome de San Antonio.

“Para mí es un privilegio, un placer que el presidente me conozca, que pueda estar ahí, platicarle mi historia, pero poner ese granito o granote, que las que vengan no pasen por lo que hemos pasado las demás”, dijo a los medios de comunicación.

La historia de Jiménez es motivacional para miles de mexicanas, pues en el inicio buscó la oportunidad de hacer historia y lo consiguió al proclamarse campeona mundial de peso completo.

Sin rivales en esa división, comenzó un proceso de transformación para bajar más de 30 kilos y alcanzar la división de los supermedianos, donde retó a Franchon para consolidarse entre las mejores del mundo y ser parte de la élite, pero no está conforme y quiere hacer algo por las pugilistas que vienen en camino.

“Que digan que gracias nosotras no pasan tantas peripecias, eso realmente quiero platicar con el presidente porque sé que se pueden mover muchas cosas, es mi intención y tener ese placer de conocerlo”, comentó.

Por ese cambio en su cuerpo impactó a muchos y causó dudas en otros, muchos que incluso aseguraron que era hombre y otros que manifestaron que consumía sustancias prohibidas para bajar de peso, aunque dejó en claro que todo es gracias al trabajo y la constancia.

“Entiendo que mi cambio físico sorprenda y que muchos sospechen que tome sustancias prohibidas, me hice cinco dopings, entreno de seis a ocho horas diarias, eso se llama trabajo. Sí me he ayudado de cosas, de mi dieta y constancia”.

Reconoció que quizá su apariencia no es común para una boxeadora y que eso puede causar dudas, “pero estuve dispuesta y como lo dije, la gente de VADA me trató con todo el respeto”.

Comentó que aún no dimensiona su coronación ni lo hecho en su carrera, “estoy en ese proceso”, pero que ya se siente dentro del grupo élite del pugilismo femenil mexicano, junto a Mariana Juárez, Jackie Nava y Ana María Torres.

“Lo he dicho, somos potencia mundial y no me quería quedar atrás, admiro a todas las campeonas, a las que empezaron como Mariana, Jackie, Ana María, ser parte de ello me hace sentir privilegiada y sé que estoy dentro de ese grupo”.

Acompañada de su promotor, Pepe Gómez, quien se declaró orgulloso y satisfecho de haberla conocido, dijo que ahora defenderá el cetro y no descartó incluso bajar a la división de los medianos para retar a Claressa Shields.

-Fin de nota-

NTX/DTG/AGG

Recientes