Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Sábado 21 de Mayo 2022

Afganistán se prepara para reedición de batalla presidencial

23 de Enero 2019
AP Photo, Ashraf Ghani,El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani (centro), habla con reporteros tras registrarse como candidato para las elecciones presidenciales ante la Comisión Electoral Independiente, en Kabul, Afganistán, el 20 de enero de 2019. (AP Foto/Rahmat Gul)
AP Photo, Ashraf Ghani,El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani (centro), habla con reporteros tras registrarse como candidato para las elecciones presidenciales ante la Comisión Electoral Independiente, en Kabul, Afganistán, el 20 de enero de 2019. (AP Foto/Rahmat Gul)

KABUL (AP) — El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, y el presidente ejecutivo del país, Abdullah Abdullah, se registraron el domingo como candidatos a las elecciones presidenciales que se celebrarán más adelante en el año, sentando las bases para la reedición de su ajustada disputa de 2014 que derivó en un acuerdo mediado por Estados Unidos para compartir el poder.

Ghani y Abdullah son los favoritos entre los al menos 14 aspirantes que se registraron de cara a los comicios del próximo 20 de julio. Las elecciones se producen mientras Washington acelera sus esfuerzos para el final de una guerra que dura ya 17 años. Un enviado estadounidense ha intentado reactivar las negociaciones de paz con los talibanes, que controlan casi la mitad del país.

“Traeremos la paz, pero no la suplicaremos”, dijo Ghani en un breve discurso tras registrarse, en el que se comprometió también a combatir la pobreza.

Ghani y Abdullah se enfrentaron en una ajustada elección en 2014 que requirió un balotaje. Pero antes de que se anunciasen los resultados, Abdullah denunció un fraude masivo y advirtió sobre protestas generalizadas. El entonces secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, medió para la formación de un gobierno de unidad y convenció a la comisión electoral para que no anunciase los resultados de un balotaje que parecía decantado hacia el lado de Ghani.

Ghani fue nombrado presidente y Abdullah ocupó el recién creado cargo de presidente ejecutivo. El acuerdo debía durar solo dos años, pero se mantuvo hasta la actualidad generando profundas divisiones en un gobierno con problemas para combatir a los renacidos talibanes.

Abdullah declaró que si sale elegido presidente mantendrá el cargo que ocupa en la actualidad, mientras que Ghani prefiere eliminar el puesto.

A unos meses de los comicios, las fuerzas de seguridad afganas son el objetivo de ataques casi diarios de los talibanes y la filial del grupo extremista Estado Islámico.

Un suicida talibán atentó el domingo contra un convoy de funcionarios de la provincia oriental de Logar matando a ocho efectivos de las fuerzas de seguridad e hiriendo a dos más, explicó Mohammad Naser, miembro del consejo provincial.

Recientes