Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Lunes 24 de Febrero 2020

Descarta "Amada Amazonía" ordenación de "hombres respetables" casados

12 de Febrero 2020
MUNDO
MUNDO

El Vaticano, 12 Feb (Notimex).- El papa Francisco afirmó hoy que la injusticia daña la Amazonía al presentar el esperado documento sobre esa región, el cual omite la ordenación de hombres casados, punto que generó un fuerte debate en el catolicismo tras su perfilamiento en octubre pasado.

Francisco no mencionó las recomendaciones de los obispos amazónicos para considerar la ordenación de diáconos casados, pero instó a orar por más vocaciones sacerdotales y enviar misioneros a la región, donde los fieles pasan meses o años sin misa.

Al divulgar su carta ‘Amada Amazonía’, expresó su afecto por la selva tropical brasileña y reiteró su preocupación por la explotación violenta de sus tierras, resaltó su importancia en el ecosistema global y las injusticias contra sus pobladores.

“Sueño con una Amazonía que preserve esa riqueza cultural que la destaca, donde brilla de modos tan diversos la belleza humana […] con comunidades cristianas capaces de entregarse y de encarnarse en la Amazonia, hasta el punto de regalar a la Iglesia nuevos rostros con rasgos amazónicos”, señala el documento.

Entre otros de sus deseos para el territorio se encuentra el respeto a los derechos de los pobres, preservar las riquezas culturales y belleza natural del Amazonas.

“En estas ciudades, caracterizadas por una gran desigualdad, donde hoy habita la mayor parte de la población de la Amazonia, crecen también la xenofobia, la explotación sexual y el tráfico de personas. Por eso el grito de la Amazonia no brota solamente del corazón de las selvas, sino también desde el interior de sus ciudades”, agregó el papa.

En octubre pasado en el marco del Sínodo de la Amazonía, obispos pidieron establecer criterios para que hombres “casados respetados” en sus comunidades, pudieran ser ordenados como sacerdotes.

Mientras que otras religiones permiten casar a sus representantes, la iglesia del rito romano ha tenido una tradición de celibato sacerdotal desde el siglo XI, impuesta en parte por razones financieras para garantizar que los bienes de los sacerdotes pasen a la iglesia, no a los herederos.

Al llamar a que aumente el número de misioneros para esa región, explicó que “un misionero de almas tratará de descubrir las necesidades y preocupaciones legítimas que buscan una salida a veces en expresiones religiosas imperfectas, parciales o equivocadas, e intentará responder a ellas con una espiritualidad inculturada”, concluyó Francisco.

-Fin de nota-

 

NTX/I/MGR/JEH

Recientes