Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Martes 09 de Agosto 2022

El sueño americano acabó

31 de Diciembre 2017
migrantes2
migrantes2

Miles de personas migran a Estados Unidos atraídos por la tierra de las oportunidades. Los estadounidenses confían en que pueden llegar a ser lo que quieran independientemente de la clase social en la que uno nazca. Sin embargo, “Estados Unidos ahora tiene la menor tasa de movilidad social de cualquier país rico”, advierte Philip Alston, relator especial sobre pobreza extrema y derechos humanos.

El experto viajó por varios estados durante dos semanas. “El excepcionalismo estadounidense era un tema constante en mis conversaciones”, dice “pero hoy Estados Unidos está demostrando que es excepcional en otras formas mucho más problemáticas y que están sorprendentemente en desacuerdo con su inmensa riqueza y con los compromisos sobre derechos humanos que están en sus principios fundadores”.

Entre esas excepciones, el relator señala que “no hay ningún otro país desarrollado con tantas personas privadas del derecho a votar, donde tan pocos votantes pobres se interesen por las elecciones y donde los votantes corrientes tengan tan poco impacto de los resultados políticos”.

Actualmente más de 40 millones de personas (más de 1 de cada 8 estadounidenses) viven en la pobreza. De ellos, 18.5 millones viven en pobreza extrema, con unos ingresos anuales menores de la mitad del umbral de pobreza.

Además, Alston destaca que, aunque se asume que los pobres son de grupos étnicos minoritarios, en realidad hay ocho millones más de personas blancas que afroamericanas viviendo en condiciones de pobreza.  “La cara de la pobreza en Estados Unidos no es sólo negra o hispana, también blanca, asiática y de muchos otros colores”.

 

Recientes