Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Viernes 21 de Febrero 2020

Trump tiene fuerza electoral pese a ser un "salvaje": Lorenzo Meyer

12 de Febrero 2020
MUNDO
MUNDO

Por Manuel Galeazzi Ramírez

México, 12 Feb (Notimex).- El doctor en relaciones internacionales Lorenzo Meyer consideró hoy que el sistema electoral estadounidense podría mantener en el poder la política salvaje ejercida por el presidente Donald Trump.

Calificó como “defecto serio” dentro del sistema electoral de ese país, considerado por muchos como el modelo democrático más acabado, el que se priorice un número de electores por estado en lugar de los sufragios ejercidos por los votantes.

Meyer explicó que “una élite hizo la pequeña trampa del Colegio Electoral” al establecer el sistema, para filtrar el voto ciudadano en los conteos estatales, y aunque su fin era evitar a “personalidades demagógicas” en la presidencia, eso permitió llegar al actual presidente estadounidense, Donald Trump, en 2016.

En dicho año, el voto popular de la candidata demócrata, Hillary Clinton, fue de 47.8 por ciento, en contraste con el 47.3 de Trump. Sin embargo, el ahora presidente ganó porque obtuvo 306 votos electorales en los estados con mayor número de delegados, a diferencia de los 232 de su rival.

Meyer reconoció que fue una sorpresa la elección de Trump, pues contrastaba con la tradición del Partido Republicano de elegir candidatos moderados. “Trump fue usado como el Partido Acción Nacional (PAN) lo hizo en el 2000 con el expresidente mexicano Vicente Fox”.

Los republicanos escogieron una figura ajena al partido, “que gana votos de los marginados económicamente, sectores misóginos, de la parte más negativa, e incluso, de estratos socioeconómicos bajos”, aun cuando él exalta constantemente su fortuna económica, reflexionó Meyer.

Los precandidatos rumbo a las elecciones de noviembre

En entrevista con Notimex, el historiador e investigador de El Colegio de México caracterizó también lo que representan cada uno de los principales precandidatos presidenciales para las elecciones del 3 de noviembre, en las que Trump buscará su reelección.

Afirmó que el periódico The Economist señala que en el partido Demócrata Bernie Sanders y Jean-Pierre Buttigieg son las dos fuerzas realmente importantes.

“Sanders es el revolucionario, el que busca cambiar el sistema en su conjunto. Por su parte, Buttigieg busca arreglarlo, modificar lo existente”, y al ser el primer precandidato abiertamente gay, parece recuperar algo escondido en los militantes demócratas, argumentó Meyer.

Sobre la precandidatura del exvicepresidente estadounidense Joe Biden, consideró que es el político moderado que no ofrece “un cambio de fondo”. Por el contrario, intenta revivir la gestión del expresidente Barack Obama.

Reconoció que si los electores no logran identificarse con alguno de los candidatos demócratas, el 49 por ciento de aprobación que registra Trump, según la más reciente encuesta de Gallup, le bastaría para reelegirse.

Para Meyer, la reelección de Trump reafirmaría la preferencia estadounidense por ver como positivo “lo que hasta hace poco producía cierta vergüenza, la misoginia, el racismo […] Trump ha legitimado las partes más negativas”.

Los procesos políticos en EUA afectan en los mexicanos, no a la inversa

Al finalizar su explicación, Lorenzo Meyer apuntó que si en México sucediera un retraso en la entrega de resultados electorales, como ocurrió en la Asamblea Demócrata la semana pasada por el fallo de una aplicación, “aquí no se podría evitar la sospecha de fraude político”.

Consideró que dicha polémica es una lección para su país. “Hasta que desaparezca el temor en México al fraude” es difícil utilizar aplicaciones móviles en los procesos electorales, pues la desconfianza en las elecciones va a seguir, “aunque venga ‘Dios’ a dirigir el INE”.

Al referirse a un libro donde colaboró como coautor, ‘México frente a Estados Unidos. Un ensayo histórico’ (2001), Meyer ejemplificó que los procesos políticos de Estados Unidos tienen repercusión histórica directa en México, aunque los eventos políticos mexicanos poco importan en aquel país.

“Reflejan la dependencia de México en materia política, religiosa, hidráulica, cultural […] con Clinton hubiéramos tenido problemas, pero no como con Trump, porque desde que inició su campaña le mentó la madre a México”, expuso.

Meyer estimó que las posibilidades de reelección de Donald Trump son mayores que en 2016 porque ahora puede utilizar “las golpizas” contra diversos países del mundo, ya que dentro de su país la economía y el empleo marchan bien.

-FIn de nota-

NTX/I/MGR/JGM

Recientes