Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Domingo 07 de Agosto 2022

Esclavitud financiera

04 de Diciembre 2017
ricardochavero
ricardochavero

El dinero es tan necesario que lo ocupamos todos los días, y nos da la posibilidad de ser más autónomos e independientes mediante la toma de decisiones. Por esta razón, cuando no lo tenemos, nuestra libertad se ve limitada. A mediados del siglo pasado, hubo una gran inserción de mujeres al mercado laboral, principalmente como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial en la que muchos varones partieron dejando sus hogares sin el principal proveedor económico.

Este fenómeno ha sido un importante factor para el avance del empoderamiento femenino, sin embargo, todavía quedan varios retos por vencer.

Pese a que hoy en día encontramos más mujeres en puestos directivos, lamentablemente aún existe una gran segregación laboral, en la que destaca la brecha salarial entre mujeres y hombres. Además de este tipo de desigualdad, existen otros factores económicos que provocan que las mujeres se encuentren en desventaja frente a los varones, dentro de los cuales destaca el no saber –o no poder– makeessay.com https://psychology-essays.com/essay-writing encargarse de su propio dinero.

En cuanto a cifras se refiere, el número de mujeres casi duplica la cantidad de hombres que trabajan sin remuneración económica y que, por lo tanto, viven sin la posibilidad de contar con el dinero que les permita tomar decisiones que impacten en el bienestar y desarrollo de su persona y de aquellos que se encuentran a su alrededor. La desigualdad económica entre mujeres y hombres es difícil de cuantificar en todas sus dimensiones. Por otro lado, las mujeres que tienen un ingreso, no necesariamente manejan su dinero para sí mismas, sino que en la mayoría de las ocasiones lo destinan al bienestar o seguridad de otros, como la pareja o los hijos.

Desde el punto de vista financiero, este tipo de dinámica al interior de los hogares es un error. La sugerencia más importante es siempre conservar una cuenta personal que les permita a las mujeres empoderarse e independizarse. Es fundamental no perder de vista este tema, pues sin lugar a dudas el futuro es femenino, y es que hasta ahora hemos logrado mucho como humanidad al validar y reconocer sólo el potencial de la mitad de la población, y no necesariamente ha sido la mitad más brillante.

En la crisis del 2008, las únicas instituciones financieras que lograron afrontar los problemas fueron las que estaban lideradas por mujeres, además de los múltiples estudios que demuestran que son mejores manejando inversiones e instituciones financieras.

Desafortunadamente, en nuestro país estamos muy lejos de potencializar la posibilidad de que las mujeres ocupen espacios o puestos gerenciales que impliquen la toma de decisiones o el liderazgo de alguna institución financiera. El camino para lograrlo es largo, pues inicialmente deben aprender a ocupar su dinero de forma responsable, es decir, sin dejar de mirar la importancia que tiene cuidarlo para el futuro, para su propio bienestar y seguridad.

*Asesor financiero especializado en fintech y coaching financiero.

@networthmx

Recientes