Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Viernes 04 de Diciembre 2020

La ONU registra la mayor interrupción en los ciclos escolares

Más de mil millones de estudiantes en el mundo están afectados porque los centros de enseñanza dejaron de funcionar y al menos 40 millones de niños perdieron la oportunidad de recibir educación en su año preescolar.
05 de Agosto 2020
Clases
Clases
El secretario general de la ONU, António Guterres, aseguró hoy que la pandemia de Covid-19 provoca la mayor interrupción de la educación en la historia, debido al cierre de escuelas en más de 160 países.

Más de mil millones de estudiantes en el mundo están afectados porque los centros de enseñanza dejaron de funcionar y al menos 40 millones de niños perdieron la oportunidad de recibir educación en su año preescolar, indicó el máximo representante de Naciones Unidas en un video mensaje.

Padres y madres, especialmente ellas, se ven obligadas a asumir más carga en el cuidado del hogar y los hijos, observó.Pese a la difusión de las lecciones por radio, televisión y en Internet, y de los esfuerzos de maestros y padres, muchos estudiantes siguen fuera de alcance, alertó.

Los estudiantes con discapacidades, los que pertenecen a comunidades minoritarias o desfavorecidas, los desplazados y refugiados y los que viven en zonas remotas corren mayor riesgo de quedarse atrás, continuó el titular de ONU.

Antes de la pandemia ya había una crisis de aprendizaje, recalcó, más de 250 millones de niños en edad escolar estaban fuera de la escuela y una cuarta parte de los alumnos de secundaria en países en desarrollo abandonaban la escuela con conocimientos básicos.

Pero ahora enfrentamos una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, socavar décadas de progreso y exacerbar desigualdades arraigadas, destacó el diplomático portugués.

Al respecto, señaló que las repercusiones del cierre de escuelas en la nutrición de los menores, el matrimonio infantil y la igualdad de género, entre otras, son profundamente preocupantes.

En el informe presentado este martes por el secretario general de la ONU se exhorta a tomar medidas audaces para crear sistemas de educación inclusivos, resistentes y de calidad.

Las decisiones que los gobiernos y los asociados adopten ahora tendrán repercusiones duraderas en cientos de millones de jóvenes y en las perspectivas de desarrollo de los países en los decenios venideros, consideró.

Por ello, Guterres abogó en primer lugar- por la reapertura de las escuelas una vez que la transmisión local de Covid-19 esté bajo control.

Según destacó, el regreso de los estudiantes a las instituciones de aprendizaje de la forma más segura posible es una prioridad máxima.

En segundo lugar, dijo, debe darse prioridad a la educación en las decisiones de financiamiento, pues antes de la pandemia ya había un déficit en esta área de 1,5 billones de dólares al año, el cual aumentó ahora.

A juicio de Guterres, es fundamental que la educación esté en el centro de los esfuerzos de solidaridad internacional.

En tercer lugar, apuntó hay que centrarse en las personas más difíciles de alcanzar, las iniciativas deben llegar a quienes corren mayores riesgos de quedarse rezagados.

Del mismo modo, llamó a tratar de superar urgentemente la brecha digital.

En cuarto lugar, señaló Guterres, el futuro de la educación está aquí y tenemos la oportunidad para reimaginarlo en aras de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

A medida que el mundo se enfrenta a niveles insostenibles de desigualdad, expresó, necesitamos más que nunca la educación.

Recientes