Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Martes 11 de Agosto 2020

El FMI prevé que la economía española se desplome un 8% y el paro repunte al 21%

El desempleo llegará a tasas de 2015 por una crisis que hará caer un 7,5% el PIB de la eurozona, aunque el organismo prevé un rebote en 2021
14 de Abril 2020
images (4)
images (4)

La directora gerente Kristalina Georgieva lo adelantaba la semana pasada: el coronavirus supondrá la peor situación económica mundial desde la Gran Depresión de 1929, y no exageraba. Las cifras publicadas este martes por el FMI indican que la recesión será mucho más profunda de lo previsto, aunque se estima una recuperación bastante pronunciada en 2021 en la mayoría de los países analizados.

El desplome de la economía mundial llegará al -3% del PIB, después de haber crecido un 2,9% en 2019. Son más de 6 puntos de diferencia con las previsiones que el organismo daba en el mes de enero, cuando la crisis del coronavirus solo afectaba a China. Eso sí, para 2021 prevé que el PIB mundial crezca un 5,8%.

Esta caída se debe fundamentalmente a las malas cifras de Europa y Estados Unidos, foco mundial de la pandemia en estos momentos. El organismo pronostica que el PIB de EE UU caiga al -5,9%, aunque en 2021 crecerá un 4,7%. Por su parte, la eurozona caerá hasta el -7,5% y avanzará también un 4,7% en 2021.

Los países del euro más afectados hasta ahora por la pandemia (Italia, España y Francia) serán los que más sufran las consecuencias económicas. Las previsiones sobre nuestro país son peores que las publicadas por organismos nacionales: el PIB caerá al -8% este año, a pesar de que la proyección del Fondo en enero era que creciera un 1,6%. El efecto rebote cuando se recupere la demanda supondrá un avance del PIB del 4,3% en 2021.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. / EFE

El informe hace mención a la respuesta fiscal en nuestro país, que considera ha sido «rápida y considerable» y la equipara a la tomada por los gobiernos de Australia, Francia, Alemania, Italia o Estados Unidos. El Fondo reconoce que en algunas partes de Europa, como España, el brote ha sido «tan grave como en la provincia china de Hubei», origen del coronavirus. Y aunque considera que las restricciones a la movilidad son «necesarias», suponen una «carga considerable en la actividad» que «pesarán» en las perspectivas económicas.

Tras conocer los datos del FMI, desde el Ministerio de Asuntos Económicos reconocieron la «intensa caída» de la actividad en 2020 por las «fuertes medidas de contención» para frenar la pandemia, pero coinciden con el Fondo en el «repunte» a partir del cuarto trimestre con una «recuperación importante en 2021», lo que confirma que ésta será «una crisis intensa, pero de duración acotada».

China escapa de la recesión

Por su parte, Italia, que cerró 2019 muy cerca de la recesión (0,3%), caerá este año hasta el -9,1% y rebotará en 2021 al 4,8%. Francia creció un 1,3% en 2019 pero este año su PIB se desplomará al -7,2%. Para 2021 el Fondo estima un repunte del 4,5%.

Destaca el caso de China, que a pesar de haber sido el origen y foco mundial de la pandemia los primeros meses del año, salva su posición dominante y consigue no caer en recesión este año, con un 1,2% de crecimiento del PIB. Una tasa muy inferior, eso sí, al 6,1% de 2019 y al gran repunte del 9,2% que se prevé para 2021.

La tasa de paro se dispara al 21%

La crisis tiene como consecuencia directa el despido temporal o definitivo de miles de trabajadores. Según los cálculos del FMI será algo inevitable en todos los países, pero en algunos será más dramático que en otros, como es el caso de España.

La tasa de desempleo, que cerró 2019 en el 14,1%, se elevará hasta el 20,8% este año, la más alta desde el año 2015, lo que supone unos 5 millones de personas en paro. Así, España será el país con el desempleo más elevado de la eurozona, solo por detrás de Grecia (22,3%) y duplicará la media de la zona euro, que se quedará en el 10,4%. En 2021 la situación mejorará, pero a un ritmo bastante lento. Según las previsiones del FMI, España cerrará el año que viene con una tasa de desempleo en el 17,5%, cuando las proyecciones anteriores a la crisis del coronavirus situaba el porcentaje en el 13%.

El desempleo rompe su tendencia a la baja y España registrará la segunda tasa más alta de la eurozona

En otros países el desempleo no será tan alto. Incluso Italia, donde la pandemia está teniendo mucha incidencia, la tasa de paro cerrará el año en el 12,7% y bajará al 10,5% en 2021, una cifra similar a la que tenía antes de que comenzara esta crisis. Destaca el caso de Alemania, que terminó 2019 con una una tasa de paro muy baja (3,2%) y a quien la pandemia le supondrá cerrar 2020 con un desempleo del 3,9%, solo unas décimas por encima, que además volverá a caer al 3,5% en 2021, según el FMI.

Entre los países más perjudicados se encuentra Estados Unidos, donde del 3,7% de paro en 2019 llegarán al 10,4% este año, una tasa que no se reducirá rápidamente, ya que en 2021 se prevé que supere el 9%.

Recientes