Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Sábado 06 de Junio 2020

En 1823 se determinó la forma que tendría el Escudo de la Bandera Mexicana

14 de Abril 2020
15b0123ecb698ca8d2389118e96bba18
15b0123ecb698ca8d2389118e96bba18

Aunque la historia de la Bandera de México se remonta a la época de los aztecas, quienes empleaban estandartes para representar a sus señoríos, fue en 1821 cuando se adoptó la primera reconocida como tal.

A partir de entonces, de acuerdo con las distintas formas de gobierno, nuestra Bandera fue modificada en diferentes ocasiones, y el Escudo posado en ella también.

Entre 1822 y 1823 el gobierno monárquico del Primer Imperio mexicano quedó representado en el Escudo por una corona imperial que adornaba la cabeza del águila, pero a principios de 1823, después de triunfar la rebelión encabezada por Santa Anna, y con el establecimiento de la República, se discutió la forma que éste habría de tener.

Así, dentro del Congreso Constituyente se formó una comisión especial presidida por Fray Servando Teresa de Mier, que el 14 de abril de 1823 emitió el “decreto sobre el Escudo de Armas y el Pabellón Nacional” el cual determinó la forma: el águila mexicana debería estar parada en el pie izquierdo sobre un nopal, retirando de ella la corona imperial, y se agregaron las dos ramas, la de laurel y la de encino, que simbolizan al México republicano y glorifican la memoria de los héroes inmortales.

Aunque casi con los mismos elementos, más tarde se hicieron otros cambios hasta que en 1968, por decreto presidencial de Gustavo Díaz Ordaz se elevó a rango de ley el uso y características del Escudo, la Bandera y el Himno Nacional.

Referencias de texto e imagen:
Escudos, sello y emblemas oficiales de la Marina de Guerra Mexicana. Semblanza histórica y Archivística. Enrique Vilchis García. Secretaría de Marina Armada de México.
Los símbolos patrios del México independiente. Unidad de Desarrollo político y fomento cívico. SEGOB.

Más sobre


Recientes