Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Lunes 10 de Agosto 2020

Campesino se endeudo con el ISSEMYN, debe casi un millón de pesos

Jesús Villavicencio tuvo que internar desde hace casi 2 meses a su esposa, aparentemente por Covid-19, ahora tiene una cuenta que no puede pagar.
31 de Julio 2020
Campesino
Campesino

Con una cobija, un sarape y un cubrebocas, el señor Jesús monta guardia desde hace dos meses afuera del Centro Médico del ISSEMYM “Arturo Montiel Rojas”, en Metepec, su esposa, María Flores, comenzó a sentirse mal por falta de aire, creyeron que era covid y buscaron hospitales públicos, pero en ninguno los recibieron, les dijeron que no había cupo. Así llegaron este centro de salud para trabajadores del gobierno del Estado de México.

“Está pesadilla para mi comienza el día lunes 8 de junio de este año por ahí de las 6:45, 7 de la mañana que ingresamos a este hospital con mi esposa grave, muy grave, casi muerta, casi muerta y desde ahí empezó este calvario que hasta el momento no ha tenido fin, aquí he estado son poder moverme para saber en realidad el estado de salud de mi esposa, aquí he estado hasta el día de hoy”.

 51 días después, la señora María Flores mejoró, pero la administración del ISSEMYM le entregó una cuenta de casi un millón de pesos.

“Hasta el momento al hospital le debo 926 mil 856.48 pesos, soy una persona que por mi aspecto lo dice todo, soy un campesino de la comunidad de Salazar, que la verdad vivo al día, no tengo ingresos para pagar esta cantidad; la licenciada me dijo que de alguna manera como fuera tenía yo que pagar esa cantidad, solamente con pues yo creo que con cárcel, porque de otra manera no creo poder pagar esa cantidad, es una cantidad que jamás la podré ver. Jamás en mi vida podré reunir esta cantidad”.

Sin embargo, en estos 51 días, el señor Jesús asegura que sigue sin saber si su esposa tiene o no covid.

“Le puedo constatar con el documento de la receta médica que me dieron para solicitar el oxígeno, que solamente probable virus no identificado como covid 19, vuelvo a repetir, incertidumbre día y noche sin poder dormir aquí, sin poder este saber con certeza qué es lo que aqueja a mi esposa, qué mal o qué enfermedad, no sé todavía con certeza si ellos lo cataloguen como covid o no sé qué tipo de virus pero con certeza no he recibido un parte médico con un dictamen de qué es lo que tiene, no lo sé, no sé todavía”.

Los médicos le dijeron además que su esposa requiere oxigeno medicinal, para el que tampoco tiene dinero con qué comprarlo. Es campesino y desde que está de guardia con su esposa no ha podido sembrar o buscar empleo.

“Lo único que le pido yo sí puedo ser escuchado por el presidente de la República o por alguna autoridad federal, que se ponga la mano en el corazón porque yo no tengo ese dinero para sacar a mi esposa del hospital, y mucho menos poder reunirlo en un tiempo que ellos me tasen de un mes, dos meses , un año, no lo sé , si alguna autoridad federal puede escucharme, por medio de la autoridad federal que alguien me pueda ayudar, con gusto se lo podré agradecer, yo soy una persona humilde”.

“Yo le dije a la persona que me dio la cuenta ayer, yo veré la manera, Dios no me va a abandonar, me dijo ojalá y no lo abandone porque nosotros necesitamos a cobrar ese dinero, le dije no se preocupe, Dios no me va a abandonar”.

Preguntamos en el ISSEMYM sobre este caso, nos respondió que en todo momento ha brindado atención especializada a la señora María, señaló que la paciente estuvo muy grave y tuvo que ser intubada, pero ya ha mejorado. Afirmó que esta situación se le ha reportado a diario por teléfono a sus familiares.

El ISSEMYM precisó que la señora María presentó una credencial de un familiar para acreditarse como derechohabiente, lo cual es ilegal, sin embargo, le han brindado la atención durante casi 2 meses y se ha orientado a la familia sobre las normas que se deben seguir, cuando no se es derechohabiente. Aseguró que debido a la pandemia por covid, analizará las vías legales para apoyar a la familia.

 

 

Con información de Excelsior.

Recientes