Periodismo imprescindible Viernes 14 de Junio 2024

El activismo de Vicente Fox

31 de Julio 2023
EL ACTIVISMO DE FOX
EL ACTIVISMO DE FOX

El activismo del expresidente Vicente Fox, en el contexto de los aspirantes a encabezar la construcción del Frente Amplio por México, comienza a incomodar. Primero mantuvo entusiasmo moderado con la aspiración de Santiago Creel, por la cercanía al ser su primer secretario de Gobernación y la afinidad de ser abiertos opositores al presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, su ánimo se desbordó con Xóchitl Gálvez, quien también formó parte del “gabinetazo”, pero a diferencia de Creel ya se deslindó de los exbruptos foxistas.

Y es que Creel Miranda es un náufrago del foxismo, Fox y con su estilo arrebatado llevó al traste con los acuerdos políticos durante su gobierno. Creel no pudo contener a un Fox desbocado en la cúspide del poder. Dejó pasar la oportunidad de trascender en el primer gobierno de la alternancia. Ahora ese sello aún lo marca.

Las recientes declaraciones del expresidente Fox regresan a ese estilo atrabancado que le funcionaron, como estrategia política, para sacar al PRI de los Pinos hace 23 años. Aunque ya no funcionan. Fox no es un activo panista y sus declaraciones desdibujan su imagen como uno de los ejecutores de la transición democrática en el país.

En la actualidad, primero lanzó un comentario antisemita contra la aspirante morenista a coordinar los comités de defensa de la 4T, Claudia Sheinbaum, luego pidió revivir las pensiones de los expresidentes. Con ello, Fox se metió al debate y solo batió la discusión de fondo y frivolizó el discurso de oposición. Ese activismo le da armas al partido en el poder para contrastar su proyecto y exhibir que Fox no evolucionó de político de la transición a personaje histórico.

Xóchitl Gálvez ya fue clara: “Yo le digo al presidente Fox que no me representa. Me invitó al gabinete, cumplí en el gabinete y hasta ahí. Es más, tiene rato que ni lo veo”.

Durante una de sus giras añadió: “detrás de mí no hay ningún hombre, yo si tengo los ovarios para deslindarme de Fox y de quien me tenga que deslindar y yo estoy aquí por mi mérito, por mi capacidad, por mi trabajo”. Y es que un día después de que Fox provocara escándalo con su tuit, Xóchitl Gálvez se deslindó en Twitter.

El foxismo quedó sembrado como la facción panista enemiga de la cuatroté. Eso en la actualidad es acrecentar la polarización social y para este momento, el aumentar la división social es avivar la hoguera. Vicente Fox se encuentra en plena campaña de choque con la cuatroté. Al mismo tiempo arrastra a Xóchitl como principal figura del panismo y por añadidura del mismo foxismo.

El activismo del expresidente en poco ayuda al frente opositor. Se subió a la ola de las críticas a la cuatroté, pero desde la discusión en redes sociales. Fox se convierte en un personaje peligros con twitter abierto y dispuesto a disparar críticas sin estrategia. Es el choque por el choque y en este momento escandaliza y no aporta al debate de altura.

Más sobre


Recientes