Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Martes 21 de Enero 2020

El grano del futuro

20 de Febrero 2017
Foto: Especial
Foto: Especial

La quínoa, el “grano madre” sagrado de la antigua civilización inca, podría convertirse en una fuente cada vez más importante de alimento en el futuro, gracias a los secretos genéticos revelados en un nuevo estudio.

La quínoa crece bien en condiciones agrestes, como terrenos salados y de baja calidad, en grandes alturas y temperaturas frías, lo cual significa que puede cultivarse en lugares donde cereales comunes como el trigo y el arroz tienen problemas. No obstante, la presencia de químicos tóxicos y amargos –saponinas– en sus semillas han impedido la propagación de su cultivo.

El fitólogo Mark Tester, de la Universidad de Ciencias y Tecnología Rey Abdullah de Arabia Saudita, dijo que la investigación localizó el gen que guía la producción de saponinas en la quínoa.

El conocimiento podría permitir el cultivo de una quínoa libre de saponinas y, por tanto, más dulce. En la actualidad, el grano debe ser lavado y secado tras la cosecha para eliminar las saponinas.

“En la actualidad, la quínoa es bastante poco utilizada”, dijo Tester, quien lideró la investigación publicada en la revista Nature. “Es muy nutritiva, con un alto contenido en proteínas que, lo que es importante, tienen un equilibrio muy bueno de aminoácidos, algo inusual en los granos más destacados. No tiene gluten y también es alto en vitaminas y minerales”.

El aumento de la producción de quínoa podría mejorar la seguridad alimentaria en un planeta con un imparable crecimiento de la población humana, destacó Tester. No obstante, advirtió que la reducción de las saponinas podría tener efectos adversos, como un incremento de la susceptibilidad ante las infecciones con hongos o la predación por parte de pájaros.

Will Dunham / Reuters

Recientes