Periodismo imprescindible Sábado 24 de Febrero 2024

La justicia no es un monopolio del Poder Judicial Federal, sino una responsabilidad de Estado: Norma Lucía Piña

18 de Diciembre 2023
NORMA LUCIA PIÑA
NORMA LUCIA PIÑA

La ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Lucía Piña Hernández, afirmó que la justicia “no es un monopolio del poder judicial federal”, sino una responsabilidad de Estado que incluye la seguridad, la procuración de justicia, el desarrollo social y el combate a la desigualdad.

“El cambio que todos anhelamos en la justicia de nuestro país no solo está en manos del poder judicial federal, tampoco es exclusivo del Poder Ejecutivo, ni legislativo. Estamos ante una responsabilidad de Estado”.

Por primera vez en la historia de la SCJN, un Presidente de la República “no asistió” al informe anual de actividades del Poder Judicial de la Federación, la ministra Norma Lucía Piña Hernández, presentó el resumen de actividades correspondientes a este año, con la presencia de la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde Luján, en representación del presidente, Andrés Manuel López Obrador, y de la diputada Marcela Guerra Castillo, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Piña Hernández advirtió que la adversidad impulsa a demostrar públicamente la esencia de la labor y a reafirmar la convicción de servir a las y los mexicanos con profesionalismo, con excelencia, con integridad.

“Y, sobre todo, con un profundo sentido de responsabilidad, ciertamente enfrentamos desafíos muy significativos, pero sé que nuestro compromiso, nuestra vocación, es suficientemente fuerte para superar las limitaciones y garantizar que la impartición de justicia prevalezca”.
Añadió: “Trabajaremos con la mayor tenacidad de la que somos capaces para seguir defendiendo los derechos de todas las personas, sean mayorías o minorías”.

En sesión solemne, reconoció que el PJF ha enfrentado retos sin precedentes y la respuesta ha sido “la solidez y fortaleza, tanto de las instituciones que lo conforman, como de las personas que lo integran”.

“Estos momentos de cambio, exigen que saquemos lo mejor de nosotros mismos, No por medio de la obstinación, sino del diálogo, No por medio del sectarismo, sino de la inclusión, No por medio de las palabras, sino de los hechos. No por medio del protagonismo, sino de una participación activa y, sobre todo, colaborativa”, mencionó.

Reconoció que la situación que se presenta en el futuro inmediato no sólo pone a prueba al Poder Judicial, sino a los propios cimientos de una sociedad basada en los equilibrios democráticos y en el respeto por la ley.

“La crítica siempre es bienvenida, nos ayuda a sensibilizar, a corregir y a mejorar, debemos incentivar la autocrítica con humildad, con altura de miras y con la mayor responsabilidad, conscientes de que no podemos fallarle a las personas que acuden al Poder Judicial Federal en busca de justicia”, expresó.

La primera mujer en encabezar el Poder Judicial Federal, destacó que la defensa de la independencia judicial surge no sólo de quienes la viven en el ejercicio de sus funciones, sino de quienes, con el debilitamiento de la judicatura, con la deslegitimación de la función social, ven amenazada la defensa de sus derechos, de su dignidad.

Por ello, exhortó a promover la legitimidad del PJF, que incentive el compromiso, la responsabilidad y el actuar ético de todas las personas que lo integran, además agradeció a los integrantes del Poder Judicial Federal que durante este año defendieron su “independencia”.

“Escuchamos las voces de quienes consideran que la división de poderes y la independencia judicial son valores democráticos inquebrantables para su vida cotidiana, para su tranquilidad, para la protección de lo que más aprecian en sus vidas”.

Al mismo tiempo, como nunca, dijo que trabajadoras y trabajadores del Poder Judicial de la Federación dejaron por momentos sus imprescindibles jornadas en la defensa del orden constitucional, para salir a defender sus propios derechos y, así, proteger los de la población.

“Para protegerte, salgo a defenderme, se leía en algunos carteles, una leyenda que enarbola la razón del Poder Judicial Federal y que radica en un vínculo que brinda certeza a nuestro presente y garantizar la seguridad de un futuro con justicia social y que ello sólo es posible con la certidumbre vital de los impartidores de justicia”.

Como parte de su Primer Informe, destacó la mejora en las funciones jurisdiccionales, la centralidad de los derechos humanos en la consolidación de la perspectiva de género.

“Desde 2018, el presupuesto para el Poder Judicial Federal se ha reducido más de 23% en términos reales, aunado a que se tienen nuevas responsabilidades derivadas de reformas constitucionales y tratados internacionales en diversas materias, por lo que la viabilidad de continuar sirviendo la sociedad, de ofrecerle una justicia pronta, completa e imparcial está a prueba”.

Así mismo, aprovechó para exhortar a que ante este escenario las y los juzgadores sigan adelante y enfrenten el reto que “se sabemos complejo con la entereza y los principios que nos guían”.

Finalmente dijo a las más de 53 mil personas trabajadoras del PJF que sus derechos laborales, al igual que de todos los mexicanos, serán garantizados en términos de orden legal y constitucional que los ampara, porque son ellos, “el elemento fundamental para garantizar la justicia que México exige”.

“Nuestro equipo de más de 53 mil trabajadores seguirá participando en la construcción de un México en el que la justicia prevalezca y el imperio de la ley sea la piedra angular de nuestra sociedad”.

“No daremos ni un paso atrás en la tutela de la dignidad de las personas. Nuestro único compromiso es con México. A él nos debemos”.
“Es nuestra labor congruente nuestra mejor voz; es la lucha por la justicia nuestro mayor legado; es la defensa de la Constitución y, por tanto, la defensa de cada persona, y de la sociedad a la que servimos, el mejor ejemplo de que somos dignos herederos de nuestra gran historia”, finalizó.

Más sobre


Recientes