Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Miércoles 23 de Septiembre 2020

Covid-19 vulnera salud mental de la población, señalan expertos del IPN

La cuarentena afectó la rutina de una gran proporción de personas y retomarla bajo medidas de salubridad y con las experiencias personales, representará un reto importante.
11 de Agosto 2020
Salud Mental
Salud Mental

Ansiedad, depresión y estrés son algunos de los trastornos mentales que padece la población ante la actual crisis sanitaria por el COVID-19.

Expertos del Instituto Politécnico Nacional indicaron que a estos trastornos se pueden sumar factores psicosociales como pérdidas recientes, desempleo, problemas económicos, conflictos de pareja y consumo de alcohol o drogas.

Indicaron que la cuarentena afectó la rutina de una gran proporción de personas y retomarla bajo medidas de salubridad y con las experiencias personales, representará un reto importante, ya que la nueva normalidad implica una aceptación al cambio en el estilo de vida personal, al que no todos los individuos están aptos.

El maestro Héctor Martínez Jasso, quien coordina, junto con otros tres especialistas, la Línea de Apoyo Psicológico del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en esta contingencia dijo que cuando la sintomatología o las afectaciones son persistentes y se manifiestan en lo interpersonal, conductual, somático, cognitivo y afectivo, es necesario acudir con un especialista que le oriente y facilite la recuperación.

Manifestó que “las personas deben crear rutinas nuevas, realizar actividades físicas, alimentarse sanamente, establecer horarios de sueño, además de adoptar una actitud propositiva, proactiva y prosocial ante la “nueva normalidad”.

“El evento adverso genera afectaciones que pueden ir desde problemas para conciliar el sueño, irritabilidad, miedo, descontrol alimenticio, hasta estrés postraumático o trastornos de ansiedad, entre otros, que de no ser atendidos pueden complicarse”, expresó.

Martínez Jasso señaló que a los trastornos mentales se pueden sumar factores psicosociales como pérdidas recientes, desempleo, problemas económicos, conflictos de pareja y consumo de alcohol o drogas.

Por: Yvonne Reyes

Recientes