Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Jueves 02 de Abril 2020

Irma entrega a los culpables del feminicidio de Fátima

21 de Febrero 2020
tía-de-homicida_1055_401
tía-de-homicida_1055_401

Doña Irma, fue como apodaron en redes sociales a la señora que entregó a los culpables del feminicidio de Fátima, ella resultó ser tía de Mario N. y declara que los entrego por que era lo justo, les pidió que se arrepintieran y ellos mismo se entregarán.

“Lo hice por los niños”

El 16 de febrero, Mario y Giovana llegaron a su domicilio a las cuatro de la tarde. Tras escuchar a sus perros ladrar, la señora Irma salió de su casa y se percató de que eran un hombre y una mujer en compañía de tres niños. Preguntaban si sabía de un cuarto en renta donde pudieran quedarse.

“Él venía con los tres niños y la chica. Y me dijo ‘soy yo, tu sobrino Mario’. Inmediatamente me acordé del hijo de mi hermano Pepe, que en paz descanse. Le dije: ‘Hijo, soy tu tía Irma, ¿te acuerdas? Ay hijo, tanto tiempo sin verte’”, narró la mujer.

Les ofreció quedarse unos días mientras su sobrino trabajaba y conseguía un cuarto barato. Al principio, Mario rechazó la oferta. “Queremos estar solos, para no causar problemas a la familia”, le dijo.

Sin embargo, aunque tenía mucho tiempo sin ver a Mario, y a pesar de que la casa no era de su propiedad, insistió en que se quedaran.

“Lo hice ante todo por los niños, los vi muy chiquitos.(…) Les conseguí cobijas y ropa y les bajaba un taco. Así fue 16 y 17  (de febrero). Yo el 18 no los vi”.

“Él fue el que me mandó”

El 19 de febrero, Irma vio a su sobrino solo un momento. Le preguntó si ya había conseguido trabajo y él le dijo que estaba en eso. No tuvo más acercamiento con la pareja hasta el momento en que se enteró que eran buscados por las autoridades.

Mientras veía en la televisión el reporte del feminicidio de Fátima, Irma Reyes reconoció a Mario y Giovana.

“Primero vi la foto de Giovana y dije ‘es la chica de abajo’, pero me quedó la duda. Luego en seguida sacaron la foto de mi sobrino y luego luego lo reconocí”, relató. Decidió encararlos, así que bajo al cuarto donde se quedaban.

“Díganme la verdad, ustedes fueron, ¿verdad?”, les dijo. “Su reacción fue de aceptación”, reconoció.

Enseguida, Mario señaló a Giovana como la culpable del asesinato de Fátima. Ella lo aceptó. “Sí, quiero que me ayude usted”, le dijo a Irma, quien la cuestionó: “¿Fue por dinero o fue por venganza? Y dijo, no. ¿Tú conocías a la niña? sí, ¿a su mamá? sí”.

La tía de Mario pensó en entregar a Giovana y que su sobrino se encargará de los niños; sin embargo, cuando éste bajó al cuarto donde se habían quedado los últimos días, la mujer le rogó que la ayudara, asegurando que Mario la había obligado.

“Me dijo ‘ayúdeme, doña Irma, por él fue el que me mandó (…) Lo que pasa es que él me pega, le tengo mucho miedo’”,  dijo.

“Hoy tienen que entregarse, hoy se acaba esto”

Mario volvió a subir al cuarto. Ahí, Irma intentó hacer tiempo. “Ven, entra a la casa, habla con ella, pídanse perdón. Arrepiéntanse hijo, tómense un café, y despídanse porque hoy tienen que entregarse, hoy se acaba esto”, les dijo.

Decidió salir de su casa y vio a su hermana y su cuñado. “Iban a la tienda, eran las 7 de la noche y le digo, ‘manita, manita, que me haga favor tu esposo a que vaya por los municipales, voy a entregar a Gionava y a Mario (…) Ellos fueron los que están en la tele, los que violaron y mataron a la niña”.

Mientras ellos iban a hacer la denuncia, ella regresó a la casa y siguió tranquilizándolos, “pero él como que ya sospechaba (…) se pensaba salir”; sin embargo, logró convencerlos de acompañarla, aunque él aún creía que sólo entregarían a Giovana.

“¿Por qué me hizo eso, tía, por qué me hizo eso?”

Irma afirmó que iba preocupada, pues sentía que en cualquier momento podían hacerle algo o echarse a correr. Se percató de que ya venían las autoridades. “Ella se pone a llorar y él quiere irse. Yo lo detengo de la cintura y le dije: no , tú también tienes que pagar tu delito”.

“¿Por qué me hizo eso, tía, por qué me hizo eso?”, le reclamó su sobrino.

Tras el suceso, Irma Reyes que fue a ver a los niños, quienes se encontraban solos. “Los subí, les di de cenar y los acosté, no sé como a que hora llegaría su abuelita”, detalló. Desde entonces hasta hoy, afirma, ninguna autoridad se ha acercado a tomarle declaraciones.

Así fue detención de presuntos feminicidas de Fátima

Giovana ‘N’ y Mario Alberto ‘N’, presuntos responsables del feminicidio de la niña Fátima, fueron detenidos en Edomex.

Vecino alerta sobre ubicación de presuntos feminicidas La pareja fue ubicada en una casa de la colonia La Palma, municipio Isidro Fabela, Ejido Tlazala. La noche del 19 de febrero, un vecino alertó a policías municipales sobre la ubicación de la pareja, y se desplegó un operativo en la zona.

Giovana y Mario Alberto ofrecen dinero a policías; los detienen por cohecho

Al ser identificados por los policías, Giovana ‘N’ y Mario Alberto ‘N’ les ofrecieron dinero para que no los aprehendieran.

La pareja fue detenida por la probable comisión del delito de cohecho en flagrancia.

Los sospechosos fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la FGJEM, en el municipio de Atizapán.

Móvil de feminicidio de Fátima no fue por dinero

En conferencia, Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de CdMx, dijo que el móvil del feminicidio de Fátima no sería el dinero.

Los dos presuntos feminicidas huyeron con sus tres hijos para evadir la acción de la justicia por la muerte de Fátima.

García Harfuch informó que en las próximas horas tanto a Giovana “N” como Mario “N” se les girará la orden de aprehensión.

Más sobre


Recientes