Periodismo imprescindible Miércoles 24 de Julio 2024

Campo, lastimado por la sequía

18 de Diciembre 2023
sequía en el campo mexicano
sequía en el campo mexicano

– La situación es muy complicada porque el 59 por ciento de las presas están debajo de un 50 por ciento de su capacidad

Datos de la Conagua revelan que en este año la sequía ocasionó severos daños al campo mexicanos, indicó el diputado federal Juan Francisco Espinoza Eguia, del PRI, quien urgió al gobierno federal otorgar incentivos económicos a los productores, a fin de que puedan enfrentar la crítica situación por la que enfrentan.

Dijo que es necesario establecer mecanismos que atiendan y combatan los problemas de sequía en las zonas agropecuarias, pueblos indígenas y comunidades rurales.

Señaló que la situación es muy complicada porque el 59 por ciento de las presas están debajo de un 50 por ciento de su capacidad, lo cual revela un serio problema que afecta a productores del sector.

Por ello, el legislador propuso reformas al artículo 56 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, para que quede establecido este apoyo a los productores y organizaciones económicas, con incentivos para la atención de las sequías en el territorio nacional, considerando esto como una estrategia específica para combatir uno de los mayores problemas que afrontan las personas ocupadas de este sector.

Manifestó que la escasez de precipitaciones pluviales es un problema recurrente que afecta diversas regiones del país y tiene consecuencias en el sector agropecuario, como falta de agua para riego, reducción de la producción agrícola, impacto en la ganadería, inseguridad alimentaria, aumento de precios, desplazamiento de población y presión sobre recursos hídricos.

En ese sentido, el legislador priista aseveró, ante este desafío, es crucial implementar estrategias de gestión del agua más efectivas, promover prácticas agrícolas sostenibles, fomentar la investigación en cultivos resistentes a la sequía y desarrollar sistemas de alerta temprana para enfrentar eventos climáticos extremos.

Resaltó la importancia de incentivar la adopción de prácticas agrícolas sostenibles que mejoren la capacidad del suelo para retener agua, por lo cual propuso destinar recursos para la investigación y desarrollo de cultivos resistentes a la sequía y adaptados a las condiciones climáticas locales, así como promover tecnologías de gestión del agua innovadoras.

También establecer políticas de ordenamiento territorial que consideren las condiciones climáticas y de disponibilidad de agua, para garantizar un uso sostenible de los recursos naturales y fomentar la participación de las comunidades locales en la toma de decisiones. Sostuvo el valor de considerarlo cuando existen más de 6.5 millones de personas ocupadas en el sector agrícola, ganadero, silvícola y de pesca.

Más sobre


Recientes