De baño en baño

No es la primera vez que Por Piedad Teatro monta Los baños, del dramaturgo irlandés Paul Walker. De hecho, esta es la cuarta ocasión, y lo harán nuevamente en los baños del Teatro del Palacio de Bellas Artes para celebrar los 20 años de la compañía fundada en 1999 por Ana Graham, Arturo Ríos y Tania Ruiz

30 de Diciembre 2018

Foto Revista Cambio

En el 2007, en los baños del Teatro El Granero del Centro Cultural del Bosque, Por Piedad Teatro montó por primera vez Los baños, del dramaturgo irlandés Paul Walker. Se trata de una obra corta, impactante y visceral, que ocurre en dos espacios de manera simultánea; una situación que influye en otra a través de los sonidos que se cuelan por las paredes. La obra, que se remontó en 2008 y luego en 2009 en los baños del Teatro del Palacio de Bellas Artes, se presentará del 29 de diciembre al 27 de enero, precisamente en este mismo foro para festejar los 20 años de la compañía fundada en 1999 por Ana Graham, Arturo Ríos y Tania Ruiz.

Los espectadores, divididos en dos grupos de 24, pasarán del baño de damas al de hombres, o viceversa, con el propósito de completar la historia. A pesar de que no ocurre en un espacio teatral per se, la ambientación y el vestuario (Auda Caraza y Atenea Chávez hicieron la escenografía, Víctor Zapatero la iluminación, y Ana Graham el diseño de vestuario) remiten a la Irlanda de los años cincuenta.

De acuerdo con Enrique Singer, director del montaje desde la primera vez, “es muy interesante retomar una obra porque nos permite revisitar cosas de los textos a la luz de nuestra experiencia. Once años después, uno ya aprendió algunas cosas nuevas, y los actores evolucionaron. Además, no es exactamente el mismo elenco, hay algunos cambios, pero es muy interesante porque las cosas ya no son las mismas, aunque es un remontaje”.

Lo que más le llama la atención, dice, es que sigue siendo absolutamente vigente. “Es una historia que ocurre en Irlanda, en los años cincuenta, y sin embargo de repente parece que estamos en México: la mafia, la inseguridad, la venganza. Son cosas que desgraciadamente cada día vivimos más fuerte en México. De hecho, creo que va a ser más impactante para el público ahora que hace 11 años porque en ese tiempo el fenómeno de la violencia estaba empezándose a desarrollar, pues Felipe Calderón iniciaba su guerra contra el narco”. De acuerdo con el actual director de la Compañía Nacional de Teatro, aunque hemos aprendido a vivir con esas situaciones, ya hay una sensación de hartazgo.

Para que Los baños efectivamente funcione “tenemos que ser muy inteligentes al montarla con el propósito de que se sienta la verosimilitud de la situación”. Y es que la obra requiere una precisión cronometrada en la contención y explosividad de los actores con el fin de darle la continua sensación de peligro que tiene la historia, para la cual el autor se basó en un hecho real de un político que se suicidó en Dublín en 1957, que derivó en un escándalo en la prensa durante seis años. Con el contexto de la estricta moral de la sociedad aludido por una voz en off, es completamente plausible el eje de la obra: el suicidio de un político por haber sido fotografiado con una prostituta.

“Nosotros entramos a hacerla en el palacio cuando lo estaban remodelando, entonces era para nosotros, y es un lujo que nunca en la vida se tiene. Ahora ya no lo tenemos, hay otras actividades, entonces nos tenemos que adecuar y eso ofrece nuevos retos. Estoy absolutamente seguro de que no nos va a afectar. Cuando la hicimos en El Granero era muy de bajos fondos, muy visceral, además los baños eran muy pequeños. En los baños del palacio el reto es un poco distinto porque son más grandes, entonces la sensación de peligro hay que jugarla desde una perspectiva distinta. En los baños El Granero se da de manera natural, aquí tenemos que truquearla un poco de distintas formas”.

Uno de esos “trucos” consiste en usar la tecnología con el objetivo de tener la simultaneidad sonora. “Va a estar porque ese es el chiste de la obra, que estén simultáneos, es decir, que estén calculadas perfectamente las dos obras para que se haga una sola, ahí está el quid del texto dramático y de la puesta en escena. Quieres saber qué estaba ocurriendo allá con tanto grito. Y ya cuando te pasas al otro baño empiezas a entender tanto grito”.

Dice Singer que esta obra “denuncia de manera brutal la misoginia y el machismo. Los personajes masculinos son realmente misóginos. Lo que pasa con la palabra misoginia es que se está utilizando en muchos terrenos, y desde cierta perspectiva pierde un poco de su valor, de su fuerza. La verdadera misoginia, es decir el odio a la mujer, es algo muy fuerte. Y estos personajes son muy misóginos, sobre todo uno de ellos. La situación, un feminicidio, está generada por la misoginia de una sociedad que además es altamente moralista, hay una moralina muy fuerte en los personajes, que son de una clase social alta, agresiva; son mafiosos, misóginos, conservadores. Son unos tartufos, tienen una moral bastante extraña y chueca, y nosotros algo tenemos de eso. Una moral que no está asumida ni es sana es una moral extraña, una doble moral. En México tenemos una doble moral y en la Irlanda de esa época también, somos muy parecidos. Es un buen espejo”.

Para Singer, quien como funcionario de la Coordinación Nacional de Teatro del INBA coprodujo Interiores, el primer montaje de Por Piedad Teatro, y quien ha actuado y dirigido algunas de las obras de la compañía, “el esfuerzo que hace Ana Graham es envidiable. Es una muy buena actriz, pero una excelente productora. Es una mujer que tiene las antenas muy bien puestas para escoger textos, tiene muy buen gusto teatral y elige textos excelentes”.

Y si bien los apoyos de Efiteatro han generado un gran auge del teatro mexicano en la actualidad, “Ana Graham se ha dedicado a construir teatro y hacer teatro antes del estímulo de Efiteatro. Ana empezó a producir teatro mucho antes con sus recursos y con su imaginación, yendo a las instituciones, sacando de aquí y allá y de su propio dinero. El Efi le va a permitir todavía crecer más”.

Ha dirigido un cine club, ha sido reportero de periódico y becario de la FNPI. Rehuye la especialización, por eso redacta temas de cine, literatura, arte, espectáculos, comida, teatro, tv, salud, nota roja y deportes.

@JavPeMar

COMENTARIOS


FACEBOOK

MÁS POPULARES


MÁS HISTORIAS



Capital Media
Capital Coahuila
Capital Hidalgo
Capital Querétaro
Capital Michoacán
Capital Edo. de Méx.
Capital Oaxaca
Capital Puebla
Capital Quintana Roo
Capital Morelos
Capital Jalisco
Capital Veracruz
Capital México
Capital Mujer
Reporte Índigo
Estadio Deportes
The News
Efekto
Green TV
Radio Capital
PirataFM
Capital Máxima
Capital FM


CAMBIO

es una marca registrada de Capital Media

Dirección: Montes Urales No. 425 Col. Lomas de Chapultepec México, Distrito Federal, C.P. 11000 Teléfono: (55) 30 99 3000

NEWSLETTER

* Campos requeridos