Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Viernes 10 de Julio 2020

Teresa González es la primera mexicana aceptada en en la Academia de Arte Teatral de Berlín

La Academia de Arte Teatral Ernst Busch es una escuela estatal que sólo acepta 25 estudiantes por generación, y al impartir las clases sólo en alemán, rara vez acepta extranjeros.
17 de Junio 2020
094b0e7ddbdf1ce4d824efb71e2c8639_portada_mov_l_375x225_thumb
094b0e7ddbdf1ce4d824efb71e2c8639_portada_mov_l_375x225_thumb

Teresa González Corona, alumna del segundo año de la actuación de la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT), del INBAL, acaba de ser admitida en la Academia de Arte Teatral Ernst Busch, en Berlín, Alemania.

Es la primera vez que una estudiante mexicana engrosará las filas del prestigiado conservatorio fundado en 1905 por Max Reinhardt, que se apoya en la mejor tradición del teatro mundial bajo los conceptos de Bertolt Brecht y Konstantin Stanislavski. Es una escuela estatal que sólo acepta 25 estudiantes por generación, y al impartir las clases sólo en alemán, rara vez acepta extranjeros.

Incluso antes de iniciar sus estudios en actuación, la joven vio una obra alemana en el Centro Universitario de Teatro. Rememora en entrevista con esta agencia que le sorprendió “la libertad escénica de los actores”. Cuando la adolescente preguntó sobre la formación de los intérpretes escuchó por primera vez el nombre del instituto. Ese evento marcó en ella una meta clara: algún día iría a formarse en Alemania.

La preparación

Durante los siguientes dos años simultáneamente se preparó como actriz y tomó exhaustivas lecciones de la lengua teutona hasta alcanzar el máximo nivel de perfeccionamiento.

“En mi casa me volví loca, me la pasaba estudiando todo el tiempo”, confiesa. Fue esta combinación explosiva la que la hizo postularse con determinación.

Para la audición –en español– presentó un monólogo de La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca, además de un texto de su autoría basado en la película Sólo un sueño de Sam Méndez, así como una adaptación de Los dos hidalgos de Verona de Shakespeare –en alemán–, y una canción con partes en ambas lenguas.

Tras una hora de espera, González Corona supo que estaba dentro, elegida entre más de mil 200 candidatos para ingresar al programa cuyo valor es equivalente a una licenciatura.

Y aunque el exclusivo instituto es gratuito, la actriz está buscando la forma de costear su vida en Berlín, quizá por medio de una beca.

Muchos de los egresados tienen contratos con agrupaciones sobresalientes como Deutsches Theater Berlin, el Burgtheater Wien, la Schauspielhaus Dresden o incluso la misma Schaubüne, el recinto escénico por excelencia.

Teresa Corona reconoce:

“La ENAT me apoyó en todo, y la educación que he recibido en mi país es en gran medida la razón por la que llegué tan fuerte a la Ernst Busch Akademie”.

Para concluir:

“Quiero ir a poner en alto el nombre de México”.

Más sobre


Recientes