Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Lunes 20 de Enero 2020

Sin derecho a dañar la salud

31 de Octubre 2016

Hilal Elver, representante especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el derecho a la alimentación, explicó que el auge de la producción industrial de alimentos, combinado con la liberalización del comercio, ha permitido a las grandes empresas inundar el mercado con alimentos baratos, escasos de nutrientes, que obligan a los pobres a elegir entre sus posibilidades económicas y la nutrición, lo cual viola su derecho a una alimentación adecuada.

“Dentro del marco de los derechos humanos, los países están obligados a regular la industria alimenticia, asegurar la elaboración de políticas nutricionales libres de la influencia del sector privado y aplicar políticas generales para combatir la desnutrición”, aseveró Elver.

De acuerdo con la experta de la ONU, los países deben ir más allá de garantizar que sus pueblos reciban lo mínimo necesario para la supervivencia: deben asegurar que todos tengan acceso a alimentos adecuados.

Según Elver, casi 800 millones de personas en el mundo padecen hambre, más de dos mil millones sufren de deficiencia micronutricional y otras 600 millones son obesas. Esto significa que casi la mitad de la población mundial no tiene acceso a la alimentación.

Más sobre


Recientes