Revista Cambio
Cultura · Economía · Política · Periodismo inspirado en ti Miércoles 21 de Octubre 2020

Compartir para ganar

27 de Marzo 2017
No disponible
No disponible

La economía compartida, también conocida como “economía colaborativa” o “economía de pares”, es un nuevo modelo de negocio que facilita el intercambio directo de bienes y servicios entre particulares por medio de plataformas digitales y aplicaciones móviles. Dicho modelo ha revolucionado el mundo de los negocios, ha redefinido las industrias tradicionales y ha permitido el desarrollo de un mercado mucho más democratizado. Y es que la tecnología ha reducido notablemente los costos de las transacciones y ha permitido que compartir activos entre la población resulte mucho más fácil y barato que nunca.

A través de internet, las personas tienen la opción de ofrecer o alquilar casas, automóviles, actividades, entre otros activos de manera temporal, optimizando así sus recursos. The Economist lo resume de la siguiente manera: “Lo mío es tuyo, a cambio de una pequeña cuota”. Dentro de las empresas que manejan este modelo de negocio destacan dos, Airb&b y Uber, en las cuales cualquier usuario puede ofrecer su casa o coche, respectivamente, y generar ingresos a partir de ellos.

Al principio, a la gente le preocupaba utilizar estos nuevos canales, sobre todo por tener que compartir sus datos bancarios por internet. Sin embargo, tras realizar compras de manera exitosa y darse cuenta de lo práctico que resultaba empezaron a ganar mucha popularidad. De igual forma los usuarios, mediante Facebook y otras redes sociales, suelen comprobar mutuamente información personal, gracias a lo cual generan cierta confianza.

Un estudio realizado por la revista en línea Shareable encontró que las personas con mayor tendencia a adoptar modelos de economía compartida se encuentran entre los 18 y los 34 años. Así mismo, se estima que en la actualidad dos de cada cinco adultos en Estados Unidos han disfrutado los servicios de este tipo de empresas.

La economía compartida no es sólo un medio para tener servicios de calidad a menor costo, también es una forma en la que nuestra casa o automóvil nos puede generar un dinero extra con lo que tenemos sin hacer mucho esfuerzo. Sin lugar a dudas puede ser una nueva forma en la que generemos un ingreso complementario si consideramos cuánto tiempo y esfuerzo vamos a poner de nuestra parte. No es lo mismo tener ya el automóvil y mientras no lo ocupemos ganar dinero en Uber a endeudarnos con uno nuevo, ahí hay que hacer las cuentas. De igual forma que si nos sobra una habitación o nuestros hijos ya no viven con nosotros, ver si estamos dispuestos a destinar el tiempo y esfuerzo a cambio del potencial que podemos recibir. Como siempre, es cuestión de planear de acuerdo con nuestro estilo de vida y metas a futuro.

*Asesor financiero especializado en fintech 
y coaching financiero.

@networthmx

Más sobre


Recientes